domingo, 16 junio, 2024
InicioDeportesTenis: Alcaraz es el número 1 del mundo, pero Djokovic es el...

Tenis: Alcaraz es el número 1 del mundo, pero Djokovic es el mejor de todos

El español domina el ranking, aunque el serbio lo sigue de cerca.

24/08/2023 20:11

Clarín.com Deportes Actualizado al 24/08/2023 20:11

Aunque sean solamente un puñado de puntos (20, para ser exactos) los que separan a Carlos Alcaraz de Novak Djokovic en lo más alto del ranking mundial, está claro que el serbio podría ser hoy claramente el número 1 para la computadora. Ya lo ratificó en una final apoteótica en Cincinnati, cuando a los 36 años volvió a demostrar -por si hacía falta- que su juego es de un altísimo nivel y, sobre todo, su espíritu competitivo y su poder físico permanecen inoxidables.

En esa lucha fantástica por el N° 1 que sostienen Alcaraz y Djokovic casi desde el mismo momento en que el español llegó a lo más alto del listado hace casi un año y que, por ejemplo, hizo que nada menos que seis veces se prestaran ese lugar en 2023, se había visto otro enorme partido en la final de Wimbledon -la semifinal de Roland Garros quedó desdibujada por los nervios que maniataron al murciano- y una infinidad de mensajes tenísticos que se mandaron uno a otro a medida que fueron edificando sendas temporadas exitosísimas. A repasar: Alcaraz ganó seis títulos (incluido Wimbledon), llegó a otras dos finales, ganó 53 partidos y perdió sólo seis y su único traspié fuerte fue en Roma donde quedó eliminado en la tercera ronda; Djokovic obtuvo cuatro títulos (incluidos Australia y Roland Garros), jugó una definición más, sumó 38 victorias contra apenas cinco derrotas y el lunar de su año lo tuvo en Montecarlo donde se fue en octavos. Para los dos queda un adjetivo: sobresaliente.

Novak Djokovic ya está en Nueva York. (AFP)

Novak Djokovic ya está en Nueva York. (AFP)

En Flushing Meadows podrían definirse un par de aspectos de la temporada. Por ejemplo: Alcaraz deberá defender su título con éxito para igualar a Djokovic en cantidad de Grand Slams y Djokovic tendrá que ganar por cuarta vez en el cemento neoyorquino para estar a uno de igualar a Alcaraz en número de títulos. Lo positivo es que por lo visto hasta ahora lo que se viene no puede invitar a otra cosa que al disfrute con el mejor tenis y con los dos mejores jugadores del mundo en un altísimo nivel.

Pero de todos modos queda una sensación concreta flotando en el aire. Que se vio en Cincinnati el domingo: Alcaraz es el número 1 pero Djokovic es el mejor de todos. Lo que hizo el máximo ganador de Grand Slams de la historia sobre el cemento de Ohio fue monumental. Porque tuvo todo para perder el partido pero puso todo para ganarlo. Y porque se enfrentó con un campeón que es 16 años menor que él.

Alcaraz, en una exhibición en Nueva York. (AFP)

Alcaraz, en una exhibición en Nueva York. (AFP)

Podrán gustar mucho o no gustar nada ciertas actitudes de Djokovic en la cancha: sus discusiones con los umpires, sus enojos con algún espectador que se mueve en su asiento, su molestia por fuegos artificiales que interrumpen su concentración. Pero a uno de los más grandes deportistas de la historia hay que sentarlo siempre en la cabecera de la mesa. Y respetarlo. Sobre todo.

Más Noticias