Un Messi demasiado solo gritó con un lujo el gol 700, pero el Barcelona sigue atrapado en su impotenciaDeportes 

Un Messi demasiado solo gritó con un lujo el gol 700, pero el Barcelona sigue atrapado en su impotencia

El gol número 700 de Lionel Messi no le alcanzó a Barcelona para ganarle a Atlético de Madrid, como tampoco le alcanza al elenco catalán con las apariciones de la Pulga para ganar partidos y pelear LaLiga. Está demasiado solo Messi, tan solo como nunca en tierras españolas. Por eso Barcelona empató 2-2 contra el equipo del Cholo Simeone y por eso casi con seguridad perderá el torneo a manos de Real Madrid. Necesita algo más que la magia de Messi para que eso suceda: necesita un milagro.

Barcelona es un equipo que no juega bien -tampoco puede aseverarse que juega mal- y entonces resulta lógico que deje puntos en el camino y que se vaya quedando sin fuerzas para pelear el torneo. El Barça quedó a un punto de Real Madrid que, si vence a Getafe el jueves, se alejará a 4 unidades cuando resten 15 en disputa. 

Todas las miradas apuntan ahora al entrenador Quique Setién y a su verborrágico ayudante, Eder Sarabia. Perder el torneo local con Barcelona es sinónimo de fracaso y la permanencia del técnico de 61 años en el club pende de un hilo. Y ese hilo cada vez es más delgado. En la semana los dirigentes catalanes se reunieron en la casa del DT para brindarle apoyo y confianza. Se sabe que ése es el paso previo al despido, en Barcelona, en Argentina y en el resto del mundo. ¿En Cataluña ya añoran al bueno de Ernesto Valverde, que ganó las dos ligas que disputó y que fue echado en enero? ¿Será posible el regreso de Pep Guardiola,​ como deslizan algunos medios de Inglaterra?

Mirá también

El divorcio entre el plantel y el cuerpo técnico se puede leer en los medios locales, pero también se puede vislumbrar adentro de la cancha: nadie se mata por el entrenador. Barcelona empata con Atlético de Madrid y los jugadores parecen estar más resignados que enojados. La decepción se impone rápido a la rebeldía y no aparecen las respuestas. 

Dos veces estuvo en ventaja Barcelona, aunque nunca fue más que el equipo del Cholo, que sigue sin vencer a Messi y compañía por el torneo local. El belga Yannick Carrasco volvió loca a toda la defensa local: a él le cometieron los dos penales que convirtió Saúl. La primera ventaja del Barça llegó por un gol en contra de Diego Costa tras córner de Messi cuando la visita estaba mejor plantada. Pero 7 minutos después empató el colchonero… 

Después Messi casi mete un golazo de esos que hizo ciento de veces en su carrera, aunque la pelota se fue besando el ángulo derecho de Oblak. También el arquero le ahogó el grito luego de un desvío en un tiro libre.

En el segundo tiempo, en el mano a mano del penal, Messi no falló: la pinchó y con un lujo festejó el 700 de su carrera. Sí, a seis días de haber cumplido 33 años, el fenómeno argentino llegó a los 700 goles como profesional, algo que solo otros cinco jugadores lograron en la historia: Pelé​, Romario, Müller, Cristiano Ronaldo y Puskas. En esa elite exclusiva, ahora hay lugar para el crack rosarino. Los 700 goles corresponden a los 630 que lleva en el Barcelona y 70 en la Selección Mayor. No se toman en cuenta amistosos con el equipo culé ni su participación en equipos juveniles.

Ni con la ventaja tras la genialidad de Messi se sintió ganador Barcelona y 12 minutos más tarde el Atlético lo volvió a empatar con un penal de Saúl. Barcelona mostró la peor cara después de la igualdad. Fueron 30 minutos de la nada misma. Setién no se animó con los cambios y recién mandó a la cancha al francés Antoine Griezmann a los 89 minutos…

Atlético de Madrid dejó pasar una buena oportunidad para vencer a Barcelona por LaLiga, lo que no logra hace 20 partidos, 17 de ellos con Simeone como entrenador. El Cholo tampoco pudo borrar un registro negativo: nunca se fue ganador del Camp Nou desde que está en España. En total dirigió 13 veces, empató 6 y perdió 7; consiguió apenas el 15 por ciento de los puntos en juego, algo que llama mucho la atención por la campaña brillante que mantiene Simeone en Atlético.

“Fue un partido entretenido con distintos momentos. Nosotros desde el arranque buscamos nuestra velocidad. En todo momento vi que el equipo estuvo cerrado y tuvo una transición rápida. El equipo trató de defenderse ordenadamente y en cada contragolpe había peligro”, dijo el Cholo luego del 2-2. Y decidió no opinar sobre el ingreso tardío de su ex dirigido Griezmann. “Sin palabras”, soltó. 

“No me siento discutido en absoluto. Estoy acostumbrado a llevar situaciones difíciles y esto será una anécdota pasado un tiempo”, explicó el entrenador Quique Setién en conferencia de prensa. Y agregó: “Me siento respaldado por el vestuario, evidentemente. No voy a desvelar cómo se desarrolló la reunión con los dirigentes ni lo que se dijo en ella. Estamos convencidos de que podemos continuar adelante. Seguimos fuertes, con muchas ganas de tratar de ganar los puntos que nos quedan, aunque sabemos que cada vez la tenemos más complicada. Dejar estos puntos supone que nos alejamos realmente de la posibilidad del título”. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment