WeWork. Por qué la oficina tradicional estaría “muerta”Economía 

WeWork. Por qué la oficina tradicional estaría “muerta”


“La oficina tradicional está muerta”, dijo Marcelo Claure, CEO de SoftBank Group y chairman ejecutivo de WeWork.
24 de septiembre de 2020  • 11:12

“La oficina tradicional está muerta y es posible que el trabajo de 9 a 18 los cinco días de la semana se pierda en la historia”. Así describió Marcelo Claure, CEO de SoftBank Group International y chairman ejecutivo de WeWork, el impacto de la pandemia de Covid-19 sobre los hábitos de trabajo.

El ejecutivo, que lidera en la región a la compañía de espacios de trabajo compartidos, advirtió que aún no se sabe “cuándo terminará la amenaza del coronavirus” y que “no hay forma de saber” cómo será el futuro. Sin embargo, el ejecutivo, dueño del Club Bolívar de La Paz y accionista de Inter Miami, de la MLS estadounidense, sentenció que “el futuro del trabajo nunca va a ser lo mismo”.

En el encuentro LATAM Summit, organizado por WeWork, Claure pronosticó que, en el futuro cercano, “el espacio de trabajo flexible será más relevante que nunca”. “Todos necesitamos espacio para concentrarnos, para crear, innovar y colaborar con otros colegas”, sostuvo el titular de la empresa, que esta semana anunció un recorte de sus ubicaciones y sus planes de negocio en la Argentina.

Según relató, los meses de cuarentena le resultaron un problema: contó que al vivir en su casa con sus seis hijos, le resultó “imposible encontrar espacios de tranquilidad y silencio, y encontrar un espacio para pensar e innovar”, entre reuniones digitales, clases online y videollamadas de cada uno de los miembros de su familia.

En ese contexto, citó una encuesta global realizada por la empresa, que dice que nueve de cada diez trabajadores espera, luego de la pandemia, volver al menos un día por la semana a su espacio de trabajo, mientras que el 20% anhela trabajar en su oficina (fuera de su casa) los cinco días hábiles.

“¿Por qué pasa esto? Las respuestas son siempre las mismas. Colaboración, conexión y trabajo en equipo. En general los datos muestran que trabajar desde la casa tuvieron un efecto negativo”, planteó el ejecutivo boliviano. “Aprendimos que tener reuniones virtuales no equivale en calidad al tiempo que pasamos juntos y reunidos, sobre todo para nosotros, los latinos”, agregó.

Dado el escenario, comentó cómo empresas grandes y pequeñas firmas están “pensando cómo se adaptan”, y pronosticó que habrá “soluciones híbridas”. “Algunos trabajarán libremente desde su casa o la oficina, otros están más ansiosos para regresar a una sede tradicional y a otros les preocupa viajar en transporte público y buscan cercanía para trabajar”, estimó, y describió cómo WeWork adaptó sus planes para ofrecer “contratos flexibles” que permiten hacer frente a la incertidumbre global.

El efecto de la pandemia afectó el diseño de espacios laborales en todos los países. “En China, se definieron distintos estándares de densidad en las oficinas y algunas empresas separan a empleados en dos equipos. En Colombia, dadas las regulaciones y nuevos estándares, las compañías se inclinan por las oficinas satélite y el trabajo remoto más flexible”, dijo.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment