Nicole Neumann le respondió al gremio de empleadas domésticas: “Nunca quise tener trabajando a una persona en negro”Espectáculos 

Nicole Neumann le respondió al gremio de empleadas domésticas: “Nunca quise tener trabajando a una persona en negro”


“Parecería que la consigna es a pegarle a Nicole”, afirmó la modelo ante la polémica que se generó desde que se supo que Neumann y su empleada doméstica se contagiaron de coronavirus
8 de agosto de 2020  • 01:07

Nicole Neumann quedó en el ojo de la tormenta luego de que contó que,tanto ella como su empleada doméstica, contrajeron coronavirus y que le pidió que se recluya en un centro de aislamiento. En medio de una ola de críticas, la Unión de Trabajadores Domésticos repudió las palabras de la modelo. “Parecería que la consigna es a ‘pegarle a Nicole’ y ahora hasta un sindicato se ocupa de mí”, disparó.

La modelo -que ya había hecho un descargo en sus redes sociales explicando lo que sucedió- publicó una carta abierta en la que señaló que fue “atacada” y que eso “afectó su imagen y su condición de mujer”. Allí hizo énfasis en que transitó sola los primeros meses del aislamiento, y dijo: “Todos saben que a partir del momento que comenzó la cuarentena, Daniela, la señora que trabaja en mi casa, permaneció en su propia casa y que trabajé desde mi casa porque no podía dejar solas a mis hijas”.

“El ensañamiento y persecución me acompañaron en el trayecto, que ‘quién me peinaba’, que ‘me hacían las uñas’, que ‘me cobraban multas por violar la cuarentena en mi barrio'”, comenzó enumerando Neumann, y siguió: “Que mis hijas no tenían las vacunas correspondientes. Mentira. Que hago entrevistas porque pienso igual a mis entrevistados. Mentira. Si soy vegetariana. Sí, como mucha gente, entiendo que una vida sana, con el consumo de cosas naturales, ayuda a generar defensas, etc.”.

En ese momento señaló “parecería que la consigna es a ‘pegarle a Nicole’ y ahora hasta un sindicato se ocupa de mí”. Dijo esto en relación a las palabras de la Unión de Trabajadores Domésticos. El apoderado del gremio, Matías Isequilla, grabó un audio -que se difundió a través de Bendita TV- en el que cuestionaron “la irresponsable actitud” de Neumann, y denunciaron: “En violación a las leyes laborales y sanitarias vigentes, no solo puso en riesgo la salud de la trabajadora doméstica por ella contratada, sino que en una actitud claramente abusiva de su estado de necesidad, la habría obligado arbitrariamente a trabajar durante la cuarentena, y de modo lindante con el trabajo esclavo, habría limitado el contacto con su familia de manera quincenal”.

Ante estas fuertes acusaciones, la modelo explicó: “Daniela, la señora que volvió a trabajar a casa por pedido de ella, es paraguaya, antes de decretarse el aislamiento se encontraba en trámite su residencia en nuestro país y la obtención de su DNI, trámites paralizados y que impiden realizar su inscripción previsional”.

Neumann enfatizó en que, mientras Daniela “necesita trabajar y que no se le cierren puertas”, ella -por su parte- necesita que alguien cuide de sus hijas mientras trabaja. “Por eso acepté que volviera a casa, que viviera con nosotras, que pudiera ayudar a su familia con su sueldo, que compartiera nuestra mesa, nuestras costumbres, nuestro hogar”.

Para ella, así se “ayudaban mutuamente”. “Ella recibiendo su salario y yo teniendo la tranquilidad del cuidado de lo más valioso que tengo, mis niñas”, dijo. Y agregó: “Necesito trabajar, no solo porque siempre lo hice y porque quiero mantener, en lo posible, mi nivel de vida, sino para mantener el nivel de vida que siempre tuvieron mis hijas”.

En torno a esto, si bien dijo que el padre de ellas, Fabián Cubero,“colabora”, aclaró que es ella quien “las mantiene”. En mayúsculas, resaltó: “Soy yo la mamá, la mujer que sale a trabajar para que mis hijas vivan como vivieron siempre”.

Neumann sumó en el documento: “Nunca quise tener trabajando a una persona en negro”. Pero no quería que Daniela “se quedara sin trabajar”. Entonces, preguntó: “¿Por qué los sindicatos u otras dependencias similares no se ocupan de ayudar a personas como a Daniela en la obtención de la documentación necesaria, para que pueda acceder a lo que se conoce como trabajo ‘en blanco’?”.

“Desde el primer día que quiso trabajar en mi casa le pedí que realizara los trámites que mi contador necesitaba para inscribirla, por supuesto que, mientras tanto, trabajó y le aboné su salario”, contó, y pidió que el gremio haga “las averiguaciones correspondientes”, se retracte y le pida disculpas.

Neumann concluyo su carta pidiendo que se le permita “transitar la enfermedad en paz” y que “se respete su condición de mujer, trabajadora y madre”.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment