La NBA hace todo bien y es el ejemplo a seguir por otras ligas sin rumbo en plena crisisDeportes 

La NBA hace todo bien y es el ejemplo a seguir por otras ligas sin rumbo en plena crisis

Algunas esperan ser como ella. Otras la miran de reojo. La NBA marca la térmica para el resto de las grandes ligas de Estados Unidos y, por qué no, para cualquier campeonato deportivo del mundo que pretenda reconstruirse en plena pandemia y busque hacerlo con éxito. La liga de básquetbol ​más importante transita sus primeras horas de actividad oficial y la satisfacción es casi total con lo hecho hasta ahora.

Mientras otras ligas responden a intereses históricamente republicanos y se debaten fuertemente entre los “castigos” a aquellos que protestan, la NBA se hace fuerte a partir de abrazar la agenda colectiva.

Se puso a favor de los reclamos por la igualdad racial y la justicia social como ninguna otra de sus compañeras. Con la mismísima organización involucrándose, incluyendo el grito de que las vidas negras importan en los parquets que ven millones de personas durante 48 minutos de juego.

Mirá también

Con el propio comisionado, Adam Silver, aclarando que por la singularidad del reclamo y el momento que vive la sociedad no tomará acciones disciplinarias contra los jugadores que se arrodillen durante el Himno, apoyando la protesta de los basquetbolistas.

Desde la programación de partidos, la NBA da en la tecla. El día del retorno hubo un primer juego con la más prometedora joven estrella (Zion Williamson) ante el equipo del primer contagiado, el paciente cero que obligó a la NBA a suspender la temporada: el francés Rudy Gobert. Y Utah Jazz derrotó 106-104 a New Orleans Pelicans.

Los jugadores de Portland, rodilla al suelo para protestar pacíficamente contra la injusticia racial en Estados Unidos. (Foto: AP)

El segundo choque tuvo a los dos grandes candidatos de la Conferencia Oeste: los Lakers de LeBron James y Anthony Davis derrotaron 103-101 a los Clippers de Kawhi Leonard y Paul George.

¿Cómo no atrapar a la audiencia con ese doblete de partidos? Encima, el destino juega a favor de la liga. Ambos juegos se definen por dos puntos y en los últimos segundos.

La liga continuó este viernes con los triunfos de Orlando sobre Brooklyn por 128-118, Phoenix a Washington por 125-112, Portland a Memphis por 140-135 y Milwaukee a Boston por 119-112.

Mirá también

Protocolos estrictos de seguridad sanitaria permitieron que no se reporten contagios de coronavirus desde el 13 de julio en la “burbuja” de Disney en Orlando, donde se alojan 22 equipos de la NBA. Recién este viernes Sacramento Kings puso un jugador en cuarentena mientras esperan resultados de sus análisis, pero la situación es mucho mejor que cuando comenzaron los exámenes.

Además, la liga hizo un guiño a la sociedad luego de muchas críticas sobre el uso de testeos masivos que, según los denunciantes, podrían haberse usado para el ciudadano de a pie: entregarán miles de tests PCR tanto en Orlando como en las ciudades de los equipos involucrados en el campeonato.

LeBron James y Kawhi Leonard, imanes para la primera jornada de acción en la NBA. (Foto: AP)

En contrapartida, la MLB de béisbol, por ejemplo, no se reanudó en un marco de contención y sufre con ocho equipos que reportaron contagios en los primeros nueve días de competencia. En las últimas horas, el comisionado de las Ligas Mayores se comunicó con la Asociación de Jugadores para reconocer que si el control de los casos no mejora con celeridad, la temporada podría cancelarse.

El fútbol americano​, por su parte, espera reanudarse el 10 de septiembre, pero hoy padece por la gran cantidad de jugadores que están optando por mantenerse al margen de volver a competir debido a la pandemia de Covid-19. Y la NHL de hóckey sobre hielo, que este sábado comenzará la actividad con los playoffs, reza por mantenerse en el sendero correcto.

Mirá también

Dentro de la cancha, aunque se juega a puertas cerradas, se abrió el juego al público que ve los partidos desde su casa pero puede participar apareciendo en vivo en pantallas puestas en los tres estadios que acogen actividad. Sí, es cierto que es visualmente mejorable: por ejemplo, si un fan se acerca demasiado a su pantalla, en el panel de hinchas aparecerá una cabeza excesivamente grande, pero el intento está.

Al mismo tiempo, aunque a los efectos de la transmisión televisiva tal vez sería más atractivo escuchar lo que ocurre dentro de la cancha, los diálogos y las expresiones, se utiliza un sonido ambiente que, al menos a los protagonistas, les gustó y los hizo sentir más acordes a lo que viven a diario a estadio lleno.

El público en las pantallas, siguiendo Washington-Phoenix. (Foto: AP)

Incluso el timming del regreso de la NBA parece haber sido el ideal. Con los mejores torneos de fútbol del mundo finalizados y la Champions League por volver recién la semana próxima, con el tenis a punto de dar sus primeros pasos (este sábado vuelve la WTA en Palermo, Italia) la oferta que hay es esporádica: Fórmula 1, golf, MMA

Sea por la falta de oferta, por la necesidad de los fanáticos o por la curiosidad de ajenos, las cifras de visualización para la liga han sido un éxito total. Contando sólo la audiencia estadounidense, Lakers-Clippers tuvo picos de 4,1 millones de personas y un promedio de 3,4 millones en la transmisión de la cadena TNT. Es más del doble de las cifras habituales de la fase regular.

El contenido de las redes sociales @NBA, @NBAonTNT y @NBATV generó más de 75 millones de vistas en sus videos, un 36% más de participación comparado con la noche inaugural de la temporada, allá por octubre de 2019.

En esos números, claro, no se incluyen los televidentes internacionales, las vistas a través de aplicaciones ni las cuentas oficiales que la liga tiene alrededor del mundo separadas por regiones, como @NBASpain o @NBALatam, por ejemplo.

La NBA, en definitiva, marca el camino y justifica a los no pocos que la consideran la mejor liga deportiva del mundo.

HS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment