miércoles, 29 mayo, 2024
InicioDeportesLlegó la hora de los pibes a la Selección

Llegó la hora de los pibes a la Selección

Opinión

Sin Messi ni Dybala, es el momento de algún juvenil talentoso para jugar de tres cuartos de cancha hacia adelante.

La Selección Argentina asumirá los próximos amistosos en Estados Unidos ante El Salvador y Costa Rica sin Lionel Messi y Paulo Dybala. Por lo que en principio, quedará descubierta una posición clave: la del delantero que juega por detrás de Lautaro Martínez o Julián Álvarez. Sin la máxima estrella del equipo y su reemplazante natural, es posible que el técnico Lionel Scaloni aproveche los dos partidos para ensayar variantes que tal vez tenga que aplicar con frecuencia en el ciclo que dará comienzo luego de Copa América de este año. Y más probablemente en el Mundial tripartito de 2026.

Thiago Almada podría haber sido convocado para llenar la vacante. Pero Scaloni prefirió no interferir el trabajo de Javier Mascherano al frente de la Selección Sub 23 que aprovechará esta fecha FIFA para jugar dos veces ante México: Almada fue citado para esos partidos. Pero tiene avales como ir al Seleccionado mayor: fue la figura del Preolímpico de Venezuela y formó parte del plantel campeón del mundo en Qatar. Por detrás de Messi y Dybala, a sus 22 años asoma como un relevo natural. 

En ausencia de Messi, Dybala y Almada, tal vez haya llegado el momento de darles minutos en ese lugar a Facundo Buonanotte y Valentín Carboni, dos juveniles que el cuerpo técnico viene siguiendo desde hace tiempo. Después de un comienzo en el que no era prioritario, Buonanotte entró en la rotación del Brighton de Inglaterra, arrancó muchas veces de titular, anotó cuatro goles en lo que va de la temporada y a sus 19 años, da pelea para afirmarse en la Selección. Carboni tambien tiene 19 años y, el Inter se lo prestó al Monza, donde jugó 13 partidos y anotó dos goles.

El bajo nivel de los adversarios elegidos para mover a la Selección acaso sirva para hacer estas pruebas que serían mas riesgosas ante rivales de mayor volumen futbolístico. Y para anticipar un futuro posible a corto y a largo plazo: Messi jugará la Copa América. Pero nadie asegura que llegue al Mundial (se dice que su postura por ahora está mas cerca del no que del si). Y habrá que ver como estarán en junio Dybala y sus frágiles músculos, que le han deparado su quinta lesión en lo que va de la temporada 2023/24. Scaloni ya debe estar pensando con quien o con quienes encarará la sucesión del supercrack rosarino y de su reemplazante natural. Si es que finalmente le toca a él ir al Mundial sin Messi en el plantel.

Y es en este contexto en el que aparecen Buonanotte y Carboni. Que fueron llamados para foguearse y para acumular prácticas y convivencia al lado de los campeones del mundo. Y que por las lesiones de Messi y Dybala tal vez asuman ahora un protagonismo que no figuraba en la previa. Con Valentín Barco (20 años) y Alejandro Garnacho (19) representan la sangre joven, el recambio inevitable. Ahora tienen dos partidos para demostrar si a la Selección le llegó la hora de los pibes. O si a tres meses de la Copa América y dos años del Mundial, Scaloni todavía tiene que seguir probando.     

Más Noticias