jueves, 18 abril, 2024
InicioEconomíaEl dólar contado con liqui cayó más de 4% y el blue...

El dólar contado con liqui cayó más de 4% y el blue volvió a $1.105: cuatro razones detrás de las bajas

En el arranque de la semana laboral, después del fin de semana XXL de Carnaval, el dólar paralelo sorprendió con una fuerte baja en todas sus cotizaciones. En la calle, el dólar blue retrocedió casi 3,5% para volver a los $1.105 . En el mercado financiero, tanto el dólar MEP como el contado con liquidación, la vía que usan las empresas para dolarizarse, tocan mínimos en más de un mes.

El CCL terminó con una baja de 4,4% para acomodarse apenas por encima de los $1.175. En tanto, el dólar bolsa perdió otro 4,2% para terminar en $1.124,14. En el mercado oficial, el Banco Central hizo la compra de dólares más grande de los últimos treinta días y se quedó con US$ 255 millones por sus intervenciones.

El movimiento confirma una tendencia que se había visto en las últimas tres ruedas, pero llama la atención por su fuerza. Clarín consultó a varios expertos de la City que encontraron en factores políticos y económicos las razones de esta caída.

Revés para la ley Omnibus y acuerdos con el PRO

La semana pasada, la noticia que sacudió a los mercados fue la caída de la Ley Omnibus de la discusión parlamentaria. La debilidad política de Javier Milei para lograr los acuerdos necesarios para conseguir la aprobación legislativa de las medidas con las que planea desregular y estabilizar la economía, afectó las cotizaciones de los bonos y las acciones.

En ese contexto, el peso mostró una inesperada solidez: en lo que va del mes tanto el dólar MEP como el CCL acumulan bajas de 4,5% y 4,3% respectivamente.

En GMA Capital afirmaron: «El mercado de tipo de cambio financiero hizo caso omiso al terremoto legislativo. Sin asignarle una probabilidad significativa a un escenario de crisis política, los inversores prestaron más atención a los fundamentos que Caputo se encargó de enfatizar: el compromiso fiscal, la recomposición de reservas, la reducción del desequilibrio monetario, las expectativas de desaceleración del IPC y el efecto contractivo sobre la demanda derivado de la recesión».

Ahora, la noticia de un posible acuerdo de Gobierno con el PRO podría acturar como una de las razones para la baja del dólar, según la opinión de un operador del mercado.

Apertura del MULC a pequeñas y medianas empresas

Desde este miércoles, 10.000 pymes importadoras pueden volver al mercado de cambios oficial para comprar dólares y saldar las deudas que se hayan generado en la gestión anterior. Este movimiento implica una mayor demanda de pesos, que luego serán cambiados por dólares al tipo de cambio oficial, por lo que muchas empresas pueden estar volcandose a vender sus tenencias en dólares en el mercado financiero.

La inflación no se espiraliza ( tanto) y la demanda de pesos se sostiene

En la previa del dato de inflación de enero, muchos inversores ven con buenos ojos la idea de que los precios no se hayan continuado disparándose después de la medición de diciembre. Finalmente el IPC del primer mes del año arrojó una suba de precios del 20% mensual.

«El gobierno viene anunciando que se ubicaría en torno al 20% mensual , lo que implicaría una desaceleración respecto al 25,5% mensual que había marcado en diciembre», explicaron esta mañana en Cohen. «Si bien la estabilidad del tipo de cambio oficial y de los paralelos, sumado a la fuerte caída que estaría marcando el nivel de actividad, le quitan presión a los precios de los bienes, la presión vendría por el lado de los servicios –pese a que las tarifas aún no ajustaron».

Aún así, la inflación anualizada se ubica en el 254%.En este contexto de inflación todavía alta, muchos inversores buscaron volcarse a bonos indexados, lo que le quita presión a la brecha cambiaria.

Demanda del Bopreal

Este miércoles y jueves el Banco Central licita la segunda serie del Bopreal, el bono para importadores. A diferencia de la primera, esta serie resulta atractiva para pequeñas empresas del sector y también para los inverores minoristas, por lo que el excedente de pesos podría estar migrando a este bono en vez de al mercado cambiario. En la primera colocación del mes, el Central adjudicó US$ 270 millones, por lo que queda un remanente de US$ 1.730 millones para colocar en estas nuevas licitaciones.

Más Noticias