sábado, 20 julio, 2024
InicioSociedadACV en perros: la patología humana que las mascotas también sufren y...

ACV en perros: la patología humana que las mascotas también sufren y pocos conocen

El ex representante de modelos Ricardo Piñeiro (67) sufrió un accidente cerebrovascular (ACV) y murió el miércoles en el Sanatorio Otamendi. En ese contexto, también se supo que mientras estaba internado, Elena, una de sus cuatro perritas salchichas de apenas 3 años, también sufrió un ACV y se encuentra en estado delicado.

El diagnóstico «humano» sorprendió a propios y extraños: ¿Los perros, así como les sucede a las personas, padecen accidentes cerebrovasculares? Clarín recurrió a la persona con más experiencia en el tema del país, el veterinario neurólogo Fernando Pellegrino, presidente de la Asociación Argentina de Neurología Veterinaria, que de entrada afirmó: «Es común, no es la más frecuente de las patologías que sufren los perros, pero sí se observa. No es una rareza«.

Con más de treinta años dedicado a la neurología veterinaria, Pellegrino, recibido en la UBA, señaló que «existe un abuso en el diagnóstico de ACV por parte de los veterinarios. Hay muchas patologías que no tienen nada que ver con un accidente cerebrovascular y el veterinario clínico diagnostica ACV y no tiene nada que ver. Partamos de la base que el diagnóstico tiene que estar en manos, mínimamente, de algún veterinario allegado a la neurología, que conozca del tema».

El especialista se refiere a un trastorno muy frecuente que afecta a los perros viejos «que es un síndrome vestibular idiopático, muy parecido al síndrome de Ménière de los humanos y que tiene que ver con la pérdida del equilibrio por un problema del oído interno, como le sucede también a los perros. Pero cuando le ese trastorno lo sufren los perros, el 95 por ciento es diagnosticado con ACV, sin embargo el problema está en el oído, no en el cerebro. O sea que no tiene nada que ver con un ACV».

¿Los ACV son una patología frecuente en los perros?

Las más frecuentes que afectan a los perros son la epilepsia, los tumores cerebrales y la hidrocefalia (en cachorros). «Ni por las tapas el ACV es frecuente, pero tampoco es infrecuente, se suele ver. La prevalencia es del 2 al 5 por ciento de los perros de cualquier raza. Si bien puede aparecer a cualquier edad, es más probable en perros viejos», explica el especialista.

A diferencia de los problemas vasculares que en los humanos suelen tener otras consecuencias, o desenlace, «en el caso de los perros empiezan en forma aguda y en pocos días tienden a estabilizarse o mejorar. Es cierto que lo sobrellevan con más éxito que los humanos porque suelen compensarlo con esta circulación colateral: es decir que cuando se obstruye una arteria, hay otras varias que surgen y que salen en su auxilio», explica Pellegrino.

Elena, la primera de la izquierda, es la perrita salchicha de Ricardo Piñeiro que sufrió un ACV.Elena, la primera de la izquierda, es la perrita salchicha de Ricardo Piñeiro que sufrió un ACV.Y cuenta que en la carrera veterinaria o colegas de otras épocas se decía que los perros no sufrían ACV porque contaban con una circulación colateral que se los impedía. «Bueno, eso es mentira. Hoy aprendimos que no es así y que con la llegada de los métodos de diagnóstico por imagen (tomografías y resonancias), se empiezan a documentar los accidentes cerebrovasculares en los perros», sostiene.

¿Qué causa que un perro pueda sufrir un ACV?

«Las causas son similares a las de las personas: diabetes, hipotiroidismo, aumento de colesterol y triglicéridos y problemas diabéticos, especialmente», detalla.

Si bien no hay precisiones, Ricardo Piñeiro estuvo internado en el Otamendi, y la perrita Elena habría sufrido el ACV en ese período. ¿Cuánto le afecta a un perro el factor emocional? «No hay una patología que un perro pueda contraer por un tema emocional. Más allá de la lealtad del perro con su amo, una mascota no se enferma por el aspecto emocional. A pesar de que están cada vez más humanizados, de suceder, sería raro. Es simple: los perros se enferman porque tienen patologías que los predisponen a determinadas enfermedades».

De 61 años y con casi cuarenta de experiencia, Pellegrino dice que «con los gatos sucede también, pero es menos frecuente comparado con los perros». Por otra parte, el veterinario remarca que «en el 50 por ciento de los casos de perros (o gatos) que padecen un ACV se desconocen los motivos. Hay un alto porcentaje cuyas causas pueden ser microscópico o molecular, muy difícil de diagnosticar. Y se desconocen no sólo en la Argentina sino en los países del primer mundo, donde cuentan con todos los métodos de diagnóstico complementarios».

Clarin se comunicó con Dolores Moreno, amiga de Piñeiro, quien por iniciativa personal llevó a la perrita Elena a una veterinaria, donde se encuentra internada y, según le dijeron los especialistas, su estado es muy delicado. Por otra parte, Andrea Bolatti, ex modelo de Piñeiro, le confirmó a Clarín que adoptará a Olimpia y Amelie, madre e hija, y a María Jesús, las otras tres salchichas que tenía el ex representante.

«Estamos muy movilizadas por todo lo que pasó con nuestro querido Ricardo. Esto es lo menos que podemos hacer por él», hizo saber Bolatti. «El jueves yo le había dejado tres mensajes de audio y me llamó la atención que no respondiera. Con unas amigas habíamos quedado en juntarnos con Ricardo, pero fue tarde… El domingo lo encontraron en esta situación y una estima que fueron demasiados días sin atención».

MG

Más Noticias