miércoles, 28 febrero, 2024
InicioEconomíaEconomía del conocimiento: la locomotora se frenó por la brecha cambiaria y...

Economía del conocimiento: la locomotora se frenó por la brecha cambiaria y hay fuga de talentos

Una de las locomotoras de la economía argentina, la industria del conocimiento se está frenando. ¿La culpa? Aunque la demanda global es casi infinita y se embarcan servicios por US$ 8.000 millones, el sector que ya es el tercero en importancia como generador de divisas, está estancado. En parte porque el 40% de la actividad prefiere salir del circuito que implica trabajar a dólar oficial y facturar desde cuentas en el exterior, lo que perjudica la actividad de empresas asentadas en el país.

El 60,2% de las divisas ingresan por servicios profesionales y el 31,8% por servicios informáticos. Pero hay un ritmo decreciente de las exportaciones: 14,2% interanual en el tercer trimestre de 2022, 12,1% en el cuarto trimestre de ese año, 8,4% en el primero de 2023 y 1,6% en el segundo. “Esa dinámica tiene una correlación directa con el incremento de la brecha cambiaria, que potencia la fuga de talentos”, dice Luis Galeazzi, el CEO de Argencon que congrega a esta industria.

Es notoria la pérdida de participación en el comercio mundial de servicios de la Argentina en la última década: pasó de ser el jugador 36 a nivel mundial en 2011 al 41 el año pasado.

Eso sí, la creación de empleo  se mantuvo pujante. En el primer trimestre de este año totalizaron 486.000 puestos, un máximo histórico. Es el 7,4% del total del empleo privado en blanco. El crecimiento interanual del empleo fue de 5,9%, casi 3 veces la tasa de crecimiento nacional.

Sebastián Mocorrea, el presidente de la entidad, abundó: A muchos trabajadores de esta industria les resulta más rentable prestar servicios al exterior como freelancers, cobrarlos en dólares y no ingresarlos al circuito formal. Para las empresas locales, la competencia por los sueldos genera un incremento en los costos que termina volviéndose menos competitivos respecto a sus competidores en el exterior a la hora de vender su servicio al mundo”. Argencon estimó que dejan de ingresar unos US$2.500 millones al año.

Este fue el marco para la presentación del “Plan Federal” de desarrollo para implementar durante los tres próximos períodos de Gobierno. Lo primero que busca es la estabilidad macroeconómica. Y también incentivos como los que tiene los países vecinos como Uruguay en el espíritu de la ley de 2019 que fue el marco de la actividad. La propuesta fue presentada a los equipos de los candidatos que competirán en el balotaje del 19 de noviembre, Sergio Massa y Javier Milei, además de los gobernadores dado los nuevos polos tecnológicos en la Argentina, desde Tucumán, Tandil, Córdoba, por citar algunos.

Hablaron de  gobernanza, competitividad, generación de recursos y programas de desarrollo.

Las empresas nucleadas en Argencon solicitaron la recuperación de la Ley original de Economía del Conocimiento del 2019. “La actual normativa, producto de la reforma de 2020, tiene un marcado sesgo anti exportador, gran complejidad burocrática, importantes indefiniciones y conceptos interpretables que abren áreas expuestas a la discrecionalidad de la autoridad de aplicación”, enumeraron.

Se hizo foco en la formación de talentos, conectividad y equipamiento. Entre los ítems más importantes se encuentran la formación en idioma inglés, vinculación de carreras cortas con el mundo laboral, potenciar la educación no formal, normalizar la importación de insumos necesarios y mejorar la infraestructura para la conectividad.

Más Noticias