lunes, 27 mayo, 2024
InicioSociedadMarcha y contramarcha con una de las obras más caras de San...

Marcha y contramarcha con una de las obras más caras de San Juan

El colosal edificio del Penal de Ullum quedó en medio de la transición. Entre tantas idas y vueltas que registra el proyecto, uno de los más caros en la historia de la infraestructura de San Juan, ahora se sumó un nuevo parate. Es que la gestión de Sergio Uñac había anunciado hace un par de meses que preveía avanzar con la construcción de este complejo carcelario, ubicado en el camino de Matagusanos, de manera de poder iniciarlo antes del 10 de diciembre. Ahora, el mismo ministro que dijo eso, el titular de Obras Públicas, Julio Ortíz Andino, pegó el volantazo y puso la decisión de esta inversión en manos del orreguismo.

«Estamos trabajando, viendo realmente cuál va a ser la salida y yo creo que a esta altura nosotros nos tenemos que sentar con el gobierno, con el área técnica del gobierno que va a entrar, y decidirlo con ella», afirmó el funcionario uñaquista este martes en rueda de prensa.

Recordó que a la obra del nuevo Servicio Penitenciario «la tenemos neutralizada desde hace rato, no tengo presente en qué porcentaje, pero la tenemos neutralizada». A la vez, mencionó que «se ha terminado un nuevo proyecto muy interesante, casi triplicamos la cantidad de presos que van a poder estar».

Ortíz justificó la contramarcha: «la inversión es muy importante hoy día. No hay forma de tener precios. Si nosotros hoy le pidiéramos a la empresa en cuánto estamos, no lo podemos tener, y por otro lado estamos a menos de dos meses de que lo encare un nuevo gobierno. Entonces hay que sentarse con ellos y tomar la decisión». Ratificó que a este ambicioso proyecto se lo van a dejar listo para que pueda decidir el gobierno de Juntos por el Cambio, con Marcelo Orrego a la cabeza. «Exactamente, esa es la idea», destacó.

A principios de agosto, Ortíz había declarado en una entrevista con AM 1020 que «el penal de Matagusanos está en un estado de neutralización la obra, readecuando el proyecto en función de nuevas solicitudes por parte de la Secretaría de Seguridad. Ya está concluido ese nuevo proyecto, se ha aumentado en una importante cantidad de celdas y ya hemos acordado también prácticamente los valores con la UTE que está trabajando». En esa oportunidad, anunció que «estimamos que vamos a dejar todo escrito y a partir de septiembre, octubre, más tardar se reinician las obras en el penal de Matagusanos».

Esta afirmación del funcionario uñaquista llamó la atención en ese momento, cuando dentro de la transición se habían dado gestos desde el Gobierno actual en pos de la mesura, de no comprometer gran cantidad de fondos en ningún sentido, incluyendo obras públicas nuevas. Por ejemplo, la terminal de ómnibus cuyo proyecto está muy avanzado, se dejó a criterio del orreguismo para más adelante, entre otras.

Ambicioso proyecto que no llega

Con el Penal de Ullum el Gobierno anunció que apunta a construir los cimientos de un nuevo paradigma penitenciario que convierta a los establecimientos carcelarios en lo que exige la Constitución Nacional y los estándares internacionales, considerando que no pueden ser lugares de castigo, sino de recuperación y resocialización de aquellos que por distintas circunstancias de la vida han sido condenados a una de las máximas penas que puede tener un ser humano, la privación de su libertad.

El Penal de Ullum conlleva una larga historia con vaivenes. Se llegó a licitar en 2018 y se presentaron cinco empresas para competir, siendo el presupuesto oficial en ese entonces de $ 1.658.250.750,00, IVA incluido. La gestión de Alberto Fernández se comprometió a poner el 50% del financiamiento.

Oficialmente se anunció que los trabajos se habían iniciado el 1 de septiembre de 2020. Pero no hubo mucho avance en el terreno, lo que obligó al Gobierno local a intimar a la UTE a cargo, lo que devino en una reasignación de tareas. Era tan notoria la demora que el propio Sergio Uñac se quejó en público. Así, con solo un 3,3% de avance, en agosto de 2021 tomó la obra una nueva UTE conformada por Mapal, Galvarini y Cicon. Esta última empresa fue la única que quedó en pie, ya que la UTE original estaba conformada por Cicon, Daz, Chiconi y Sat, y estas tres últimas salieron del juego.

Luego, en septiembre de 2022, Ortíz Andino informó que había complicaciones en la obra. Después, se confirmó que los trabajos entrarían «en neutralización» hasta nuevo aviso, para readecuar los espacios.

Más Noticias

Sospechas cruzadas, nombres sugeridos y mucha trenza peronista

Durante la semana pasada empezó a filtrarse una...

San Lorenzo pedirá los puntos por el partido contra Godoy Cruz

Había sido suspendido por violencia en la tribunaEl conflicto...

El blue baja a $ 1.205 y ya es más barato que los dólares financieros

En una rueda con pocas operaciones y acotada por...

El BCRA debió hoy vender reservas por quinta vez en la gestión Milei

El Banco Central (BCRA) abrió la última semana del...