jueves, 30 mayo, 2024
InicioSociedadVíctimas y victimarios de la transición

Víctimas y victimarios de la transición

Por primera vez en 15 años Rawson no tendrá su Fiesta de la Cultura Popular y el Libro. No hay presupuesto. No será seguramente una noticia de alto impacto, frente a los problemas mayúsculos que atraviesa el vecino, que van desde la basura apilada en las calles hasta el galope inflacionario. Tampoco debería pasar inadvertido el renunciamiento a una de las mayores expresiones culturales del departamento.

Es altamente simbólico. Voltear la Fiesta de la Cultura Popular el Libro se convierte en el sello definitivo de una gestión que se apagó hace meses. La transición eterna que empezó el 14 de mayo y terminará el 10 de diciembre hundió a Rawson en un limbo. 

Rubén García está a cargo, pero vacío de poder. Carlos Munisaga fue electo ¡hace cinco meses! Pero todavía le faltan otros dos para asumir el mando.

Lo que está pasando en Rawson sucede también en otros municipios donde está previsto el cambio de intendente. Tal vez allá, en Villa Krause, la crisis política agravó el cuadro de situación. Pero la regla general de esta transición tan prolongada ha sido dejar todo en piloto automático.

Está sucediendo también -en otra escala- en el ámbito provincial. Así como la Fiesta del Libro fue directamente cancelada, la Fiesta Nacional del Sol sigue en un cono de silencio. De eso no se habla. La ministra de Turismo y Cultura, Claudia Grynszpan, tiene otras preocupaciones ciertamente. Está en retirada. La realización o no de ese evento monumental ya no figura entre sus objetivos.

No está claro tampoco qué lugar ocupará la Fiesta del Sol en la agenda del nuevo gobierno. Marcelo Orrego ha sido tajante: anunciará su equipo de colaboradores cuando lo estime conveniente. Por supuesto eso no sucederá antes del 22 de octubre.

Hasta que no haya caras visibles, definiciones como esta seguirán en espera. Es de prever que los recién llegados, cuando tomen posesión del cargo, harán un arqueo de caja y una rápida auditoría de cuentas. Hasta entonces los expedientes estarán en reposo.

Mientras tanto, la Vuelta a San Juan sí está en marcha. A cargo del Pedal Club Olimpia, haya o no haya apoyo del Estado, los preparativos comenzaron hace algunas semanas. No estará en el calendario UCI. No vendrán los grandes equipos internacionales. Pero habrá espectáculo para las decenas de miles de personas que palpitan esa cita histórica de cada enero.

La transición nunca se llevará puesta la Vuelta a San Juan. Hay otros ejemplos similares. Uno está en Jáchal. La Fiesta de la Tradición jamás estuvo atada al humor del intendente de turno. Pudo haber más o menos apoyo, pero la celebración se sostuvo con el empeño del pueblo.

Otro ejemplo está mucho más cerca y ya cumplió 26 años. Cuando a los chimberos de Villa Paula se les ocurrió, a fines de 1996, montar un carnaval al estilo correntino, con pasistas, plumas y mucho brillo, el entonces intendente les dio la espalda. 

Les dijo que no había presupuesto. ¿Qué hizo la gente? Consiguió el apoyo en la municipalidad de Santa Lucía y la de Rawson. Y la fiesta se hizo en febrero de 1997 por primera vez. La sostuvieron año tras año. Se convirtió en un clásico.

El contraste es explícito. Deja en evidencia la real dimensión de perder la Fiesta de la Cultura Popular y el Libro. En entrevista con ‘100 por Hora’, la directora de Cultura y Deportes de Rawson, Susana Fernández, ventiló la cadena de frustraciones.

No solo el municipio no tiene plata para el evento, sino que tampoco hay apoyo de Provincia ni de Nación. Los fondos nacionales para fiestas populares se cortaron el año pasado, según dijo la funcionaria. Cualquiera pensaría que el ajuste pegó ahí antes que en otros rubros.

Entonces, sin recursos y en medio de una transición interminable, sobran los motivos para dedicarse a otra cosa. Valga la reiteración de lo dicho al comienzo de esta columna: seguramente los vecinos agradecerán que se retire la basura, antes que facilitar el encuentro popular con la literatura.

La transición también detuvo algunas acciones de alto presupuesto en Capital. Pero no frenó el concurso para cubrir 240 vacantes con becarios y contratados. El intendente Emilio Baistrocchi activó el llamado a inscripción a partir del 18 de octubre, para que la intendenta Susana Laciar firme las designaciones allá por marzo de 2024.

‘No es razonable que una persona que lleva 10 años no tenga aportes jubilatorios y la cobertura social’, justificó el coordinador de gabinete Sergio Mordacci ante la consulta de Canal 13. Cuentan con una ordenanza sancionada por unanimidad para llevar adelante este procedimiento, aún cuando suceda en pleno cambio de gobierno.

Mordacci buscó desdramatizar la cuestión. Dijo que habrá que acostumbrarse a ‘transicionar’ (sic) los temas en el marco del recambio democrático de autoridades. Que la gestión no se puede paralizar. Tal vez ese sea el modelo. Gobernar hasta el último día.

La alternancia de partidos políticos en el poder no debiera provocar estupor. No debiera convertirse en una tragedia. Mucho menos paralizar las políticas públicas. Caso contrario, el último que apague la luz.

JAQUE MATE

Más Noticias