viernes, 24 mayo, 2024
InicioEconomíaLa baja de los precios internacionales se sumó a la sequía para...

La baja de los precios internacionales se sumó a la sequía para golpear las exportaciones

En el primer semestre, se perdieron US$ 1.574 millones solo por la caída de los valores de los productos que Argentina envía al exterior.

No solo la sequía viene golpeando el comercio exterior. También impactan los menores precios internacionales de lo que el país vende afuera, que cayeron más que la baja de los precios de importación. El resultado fue un mayor déficit comercial de US$ 1.574 millones por “efecto precios”.

Los números del INDEC marcan que en el primer semestre de 2023, el saldo de la balanza comercial fue deficitario en US$  4.387 millones. Pero si hubiesen prevalecido los precios de igual período de 2022, el saldo comercial habría experimentado un déficit de 2.989 millones de dólares.

“Bajo este supuesto, y ante el mayor descenso del Índice de precios de las exportaciones (-8%), comparado con el Índice de precios de las importaciones (-3,8%), el país registró una pérdida en los términos del intercambio de 1.574 millones de dólares”, señala el Informe del INDEC.

Entre enero y junio, las exportaciones totalizaron US$ 33.509 millones, una baja de 24,5%, mientras que las importaciones sumaron US$ 37.897 millones, un descenso de 8,5%. El balance comercial arrojó un saldo negativo de US$ 4.387 millones.

Por el lado exportador, hubo una baja del 17,9% en las cantidades y de 8% en los precios internacionales.

El fuerte déficit del semestre se explica en gran parte porque las exportaciones de los principales productos relacionados con la soja y sus subproductos totalizaron US$ 7.533 millones, una baja de 35,8% interanual (-US$ 4.195 millones), como resultado de un descenso en las cantidades y en los precios, de 11,2% y 27,9%, respectivamente.

El Informe detalla que “respecto a las cantidades, disminuyeron las de biodiésel y sus mezclas (-85,2%); harina y pellets de la extracción del aceite de soja (-32,4%); y de aceite de soja en bruto (-15,4%), mientras que aumentaron las de porotos de soja, excluidos para siembra (51,2%).

En relación con los precios, decrecieron los de aceite de soja en bruto (-28,2%); porotos de soja, excluidos para siembra (-10,9%); biodiésel y sus mezclas (-10,7%); y de aceite de soja refinado (envases).

Por su parte, el sector automotor tuvo un “rojo” de US$ 1.978 millones, producto del déficit registrado en las autopartes (- US$ 4.144 millones), parcialmente compensado por el superávit que presentaron los grupos vehículos para transporte de mercancías (US$ 1.944 millones) y vehículos para transporte de personas (US$ 222 millones).

Con los países del Mercosur, el intercambio registró un déficit de US$ 4.881 millones y fue el de mayor magnitud, Con China el intercambio comercial registró un saldo negativo de US$ 3.929 millones. Con el bloque EE.UU–Mexico–Canadá el rojo comercial fue de US$ 2.035 millones.  Y con la Unión Europea, el saldo negativo fue de US$ 2.015 millones.

Con el resto del mundo, el saldo comercial fue positivo, en especial con India, Chile y Perú. 

NE

Más Noticias