miércoles, 17 julio, 2024
InicioDeportesAgustín Loser, el ‘muro’ de la Selección de voley que se la...

Agustín Loser, el ‘muro’ de la Selección de voley que se la juega en la Liga de las Naciones: «Siento que doy todo lo que tengo»

Agustín Loser tiene 25 años y es un referente del seleccionado argentino masculino de vóleibol. Debutó en el equipo mayor en 2018 y se ganó muy rápido su lugar por mérito propio. Tanto que tras viajar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 como recambio para el puesto de central, al final fue el mejor bloqueador del certamen y anotó el punto que selló la victoria ante Brasil y aseguró la medalla de bronce. Esa enorme actuación no fue casualidad y hoy el mendocino brilla en la Liga de Naciones, donde también es el mejor bloqueador y este miércoles buscará una histórica clasificación a semifinales. 

Con un balance muy positivo en la primera fase, los dirigidos por Marcelo Méndez se metieron por primera vez al Final 8 del torneo que nació en 2018 y reemplazó a la vieja Liga Mundial. Y mucho tuvo que ver «el muro» de la Selección.

Loser lidera con 51 bloqueos y un promedio de 4,25 por partido. La distancia con su escolta es abrumadora: el iraní Mohammad Mousavi, quien ya no competirá, suma 35 y 2,91).

El nacido en General Alvear tiene además 96 tantos de ataque y 11 de saque, para totalizar 158 y posicionarse como el segundo goleador argentino detrás de Luciano Palonsky (178). Y aunque está disfrutando de este gran momento, para él lo más importante no pasa por esos logros personales.

«Estoy feliz por mi presente, pero más que nada porque siento que le doy todo lo que tengo al equipo», le cuenta a Clarín desde Gdansk, Polonia, a horas del choque ante Italia por los cuartos de final (este miércoles, a las 15 de la Argentina, con televisación de ESPN y Star+), que marcará el debut albiceleste en la fase final.

Agustín Loser lidera la Liga de Naciones con 51 bloqueos. Foto Volleyball Nations League

Agustín Loser lidera la Liga de Naciones con 51 bloqueos. Foto Volleyball Nations League

«Me siento muy cómodo con mis compañeros. En la Selección, el ambiente es de familia. Desde que llegué, cuando estaba con los más grandes, hasta hoy, que ya no soy el más chico, el ambiente increíble es el mismo. Eso ayuda mucho a tener un buen desempeño», asegura, como buscando una explicación a su rendimiento en cada partido. 

Aunque enseguida vuelve a llevar la atención hacia el grupo. «Si todos damos lo mejor, se pueden conseguir cosas muy lindas. En esta Liga de Naciones se ha visto que muchos jugadores tuvieron picos en distintos momentos y así se consiguieron victorias importantes. Ojalá que ante Italia todos esos picos estén juntos para poder ganar», se esperanza.

A pesar de su juventud, Loser -subcampeón mundial Sub 19 en 2015 y campeón mundial Sub 23 en 2017- habla como un veterano y no duda a la hora de reflexionar sobre lo que significa estar por primera vez en esta instancia.

«Es el fruto de muchísimos años de trabajo y de muchas generaciones. No solo de este grupo, sino también de otros jugadores que estuvieron antes. Es el crecimiento del vóleibol argentino. De a poco nos estamos acercando unos escaloncitos a las potencias. La medalla de Tokio ayudó bastante. El año pasado estuvimos cerca de las semis del Mundial y terminamos en el top 8 después de mucho tiempo. Todo demuestra que el vóleibol argentino está experimentando un crecimiento importante», analiza.

A corto plazo, Loser tiene también bien en claro cuál es el valor de este Final 8: «No es ‘el torneo’ del año para nosotros, pero es muy importante porque nos ayuda a acercarnos más a la clasificación a los Juegos Olímpicos de París 2024, que es el objetivo mayor».

Y argumenta por qué dice lo que dice: «Como cada partido suma puntos para el ranking, éste ante Italia va a ser importante para clasificar a semifinales, pero también para sumar y estar mejor ubicados en el ranking, pensando en ese clasificatorio a París». El mendocino tienen en la mira al Preolímpico que se jugará del 30 de septiembre al 8 de octubre en China.

«Estar en esta fase final es posible también por el crecimiento y la adaptación que tuvieron los más jóvenes», agrega quien juega desde el año pasado en el Allianz Milano de la Liga de Italia, la más poderosa del vóleibol mundial.

«El partido con Italia es importante porque nos puede ayudar a acercarnos a París 2024», comentó Loser. Foto Volleyball Nations League

Desde aquel inolvidable podio olímpico en la capital japonesa, se sumaron al plantel nombres nuevos y muy talentosos, que hicieron que el recambio pasara casi inadvertido. Y hoy son tan protagonistas Luciano De Cecco (36 años), Pablo Koukartsev (30) y Martín Ramos (31) como Loser, Palonsky (24), Luciano Vicentin (23) y hasta Manuel Armoa (20), el más «chiquito».

«Se formó un equipo muy lindo, con una mezcla de juventud y experiencia de jugadores como Luciano, que hace 17 años está en el seleccionado, es un jugador increíble y nos transmite muchas cosas», reconoce Loser. 

Esa comunión de generaciones se convirtió en una de las cartas ganadoras del equipo. ¿Las otras? La garra y la disciplina.

«Este es un seleccionado de mucho huevo, pero también disciplinado y responsable», afirmó Loser. Foto VNL

«Este es un seleccionado con mucho huevo, pero también disciplinado y responsable. Lo primero es algo que nos identifica a los argentinos, que vivimos el deporte de una manera muy pasional y emocional. Nosotros no somos la excepción y eso nos ayuda a conseguir cosas importantes», comenta.

Y agrega: «Porque tal vez muchas veces no somos los jugadores con más talento, más grandotes o con mejores condiciones físicas del mundo, pero tenemos un plus importante, que es esa garra de vivir cada punto como si fuera el último y dejar la vida en cada pelota. Y además tenemos mucha disciplina y responsabilidad en el trabajo. Todos estamos acá para apoyar al compañero y respetarlo. Este mix es el perfil del equipo. Ojalá que ante Italia todo eso pese en la cancha».

«Ante Italia, tenemos que ser agresivos»

Loser es además el segundo goleador argentino del torneo, detrás de Palonsky. Foto Volleyball Nations League

Loser es además el segundo goleador argentino del torneo, detrás de Palonsky. Foto Volleyball Nations League

Argentina tendrá este miércoles un compromiso difícil ante Italia, vigente campeón europeo y mundial, en los cuartos de final de la Liga de Naciones. 

«El equipo está bien. Tuvimos unos días difíciles la semana pasada, porque tras llegar a Polonia cinco o seis nos agarramos un virus intestinal y no la pasamos bien. Pero son cosas que pueden pasar, con tantos viajes, cambios de horario, tipos de comida… Ya estamos preparados y ansiosos por estos cuartos de final. Será un hermoso desafío», cuenta el central.

¿Cómo espera Loser que se dé el partido? «Italia es un equipo muy completo, que juega muy bien, con poco error y es muy inteligente en las pelotas altas. La clave pasará en cómo juguemos nosotros. Tenemos que enfocarnos en lo que podemos hacer», avisa.

Y completa: «Hay que tratar de frenar sus ataques con nuestro bloqueo, que es un arma muy importante para nosotros. Y salir a dar el cien por ciento. Al ser Italia un equipo muy completo, tenés que jugar también en forma completa. No nos va a alcanzar solo con sacar bien o con bloquear bien. Vamos a tener que ser agresivos en todos los aspectos del juego. Lo hicimos en el pasado y creo que lo podemos hacer en este partido».

«Ante Italia va a ser un gran partido para jugar, un hermoso desafío para nosotros», anticipó Loser. Foto Volleyball Nations League

Si bien el equipo europeo, segundo del ranking mundial, aparece en los papeles como el favorito, Argentina (7°) demostró que sabe como doblegarlo en cancha. Lo hizo en el duelo más reciente que jugaron, en el primer fin de semana de esta Liga de Naciones, el 6 de junio, en Ottawa, cuando se impuso por 3-0. Y también en el choque por cuartos de final del torneo olímpico de Tokio 2020, que se llevó por 3-2.

Para Loser, igual, esos antecedentes aún frescos en la memoria no pesarán en el duelo que jugarán en el Ergo Arena de Gdansk.

«Es un partido totalmente distinto. Lo de Tokio fue hace dos años. Son otras realidades y hay nombres nuevos en ambos equipos. Lo mismo digo de la victoria de este año en este torneo. Ellos jugaron con un equipo alternativo, porque varios titulares no habían ido a Canadá. Creo que tomar esos partidos para ganar confianza o para sentirse mejor sería un error», analiza el mendocino.

Y reconoce que no pueden evitar ilusionarse con las semis: «Podemos meternos en semifinales. Hay que disfrutar lo que estamos viviendo, pero siempre es lindo soñar».

HS

Más Noticias