sábado, 20 abril, 2024
InicioPolíticaInternaron a Elisa Carrió en Santa Fe por una descompensación

Internaron a Elisa Carrió en Santa Fe por una descompensación

La dirigente de la Coalición Cívica Elisa Carrió sufrió una descompensación, en la localidad santafesina de Esperanza, y tuvo que ser internada para chequear su estado de salud.

Carrió estaba en la provincia haciendo campaña junto al precandidato a gobernador de su espacio, Eduardo Maradona, cuando sufrió el problema de salud que derivó en su internación. 

Desde el entorno de la dirigente dijeron a Clarín que no se trata de un cuadro grave, pero quedará en observación durante algunas horas.

La dirigente comenzó a sentir mareos y algunos dolores musculares durante un recorrido y fue en ese momento que las personas que se encontraban con ella decidieron llevarla a un centro de salud en Esperanza.

«Se encuentra bien y va a esperar a que los médicos le indiquen los pasos a seguir», precisaron a Clarín e indicaron que permanecerá en observación algunas horas antes de que le den el alta.

Lucila Lehmann, precandidata a diputada provincial por el espacio que lidera Carrió, habló con TN y contó lo que sucedió: «Cuando fuimos a almorzar se sintió mareada y llamamos al 107».

«Tuvo una descompensación, sufrió un mareo y llamamos. Decidieron internarla en un sanatorio para hacerle estudios complementarios. Está lúcida. Lo cierto es que como tiene antecedentes de haber tenido infartos y diabetes, la trasladaron para hacerle los estudios correspondientes», remarcó.

Este mismo miércoles, Carrió hizo declaraciones desde Santa Fe y denunció una «campaña obscena» de Juntos por el Cambio en la provincia, donde este domingo habrá elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias a gobernador.

«Esta campaña es obscena. ¿De dónde sale tanto dinero? ¿Quién paga está campaña? ¿A quién le deben estos favores? Puede ser del narcotráfico y la justicia electoral lo tiene que investigar”, afirmó.

Junto a Carrió y Maradona hicieron el recorrido por tierras santafesinas Lucila Lehmann; la precandidata a concejal por la ciudad de Santa Fe, Inés Masino, y los candidatos a senadores provinciales.

«Nunca he visto una campaña, en treinta años de vida política, con este escándalo obsceno de dinero. El otro día me descompuse en Rosario, porque cada cartel grande sale 1.800.000 pesos y había cinco por cuadra, los séxtuples cuestan 400.000 y tenés veinte por cuadra, mientras la gente se muere de hambre o por el delito. Sentí asco”, agregó la exdiputada nacional.

Días atrás, Carolina Losada denunció a Maximiliano Pullaro relacionó al exministro de Seguridad santafesino y su competidor en la interna de JxC de tener vínculos con el narcotráfico, y de financiar publicaciones en redes sociales con el fin de «difamarla».

Pullaro negó en reiteradas oportunidades las sugerencias de Losada. «Los narcos me desprestigian porque los metí presos y Carolina Losada se sube a esa campaña en contra mía», le dijo a Clarín a fines de junio.

En Santa Fe, Carrió y los dirigentes que la acompañan firmaron un documento ante escribano público, donde se comprometieron a renunciar a todo tipo de privilegio económico y utilización de fondos manejados discrecionalmente y sin transparencia, si fueran elegidos tras las elecciones del 16 de julio.

«Esto es lo último que hago porque ya a partir de ahora, si ustedes se confunden, si los confunden tantos afiches se van a equivocar y mal. Veo a la gente perdida, la veo confundida”, concluyó Carrió.

Un antecedente de descompensación de Carrió

La de este miércoles no es la primera vez que Elisa Carrió debe ser internada tras sufrir una descompensación. En octubre de 2021, mientras se encontraba en Mar del Plata, tuvo que ser hospitalizada.

El episodio lo sufrió el mismo día en el que había llegado a la ciudad balnearia, mientras se encontraba alojada en la casa de una amiga. Tras sentirse mal, la exdiputada fue trasladada al Sanatorio Belgrano, ubicado en la calle Belgrano al 4300, donde quedó internada con el propósito de realizarse estudios de rutina.

Según explicaron por entonces allegados de Carrió a Clarín, la exdiputada «se sintió mal» porque debido a su vida sedentaria «a veces le falta el aire». Al parecer, la dirigente fue al sanatorio para hacerse «un chequeo» y los médicos la internaron por precaución.

Es habitual que durante los recorridos de campaña la dirigente se detenga para recuperar aire. Pero además, Carrió padece de diabetes y presión alta. «Lilita se agita en general, porque lleva una vida muy sedentaria y fuma», explicaron sus colaboradores.

Había viajado a Mar del Plata para apoyar a Guillermo Montenegro, intendente de General Pueyrredón, quien se encontraba de campaña.

«Gracias a los médicos y personal del Sanatorio Belgrano por el cariño y la atención y especialmente al Dr Alejandro Dellacasa. Estoy bien y descansando», contó luego la exdiputada en su cuenta de Twitter tras haber dejado el centro médico en el que pasó una noche.

Más Noticias