santoral-del-22-de-junio:-dia-de-los-santos-juan-fischer-y-tomas-moro,-obispos-asesinados-en-inglaterraSociedad 

Santoral del 22 de junio: día de los Santos Juan Fischer y Tomás Moro, obispos asesinados en Inglaterra

“Querer reemplazar al papa de Roma por el rey de Inglaterra, como jefe de nuestra religión es como gritarle “¡muera!” a la Iglesia Católica”. Con esta frase, el obispo de Rochester, Juan Fisher, manifestaba su oposición a que el rey Enrique VIII asumiera como jefe de la Iglesia en ese país. Una actitud similar adoptaría Tomás Moro, excanciller del Rey. Ambos pagarían con su vida lo que el monarca consideraba como un acto de “alta traición”. Y por eso los recuerda el Santoral de la Iglesia Católica los 22 de junio.

La controversia entre Enrique VIII y la Iglesia Católica comenzó en 1527 cuando el Rey solicitó al Papa Clemente VII que anulara su matrimonio con Catalina de Aragón. La repudiaba con la excusa de que no le había dado un hijo varón. La negativa del Papa fue el principio del cisma. Enrique VIII zanjó la cuestión siguiendo una idea de su ministro Thomas Cramwell: convertirse él mismo en el jefe de la Iglesia de Inglaterra. Mientras muchos obispos y funcionarios acataban la decisión real, Fisher y Moro se convirtieron en férreos defensores de la Iglesia Católica.

Fisher nació en 1469 en Beverly, hijo de un modesto comerciante. A los 14 años, ingresó en la Universidad de Cambridge, donde realizó una espectacular carrera académica. Paralelamente, a los 22 años, fue ordenado sacerdote. Para entonces, ya era doctor en teología y vicecanciller de la Universidad.

Santoral del 22 de junio: día de San Juan Fisher y San Tomás Moro, obispos mártires en Inglaterra./Facebook/ Iglesia Católica.

Fisher tenía 35 años cuando el rey Enrique VII lo nombró obispo de Rochester, cargo que sumó al de canciller de la Universidad. Asumió ambas funciones con suma responsabilidad. Dormía cuatro horas al día y hasta tenía tiempo para escribir libros y seguir estudiando. Aprendió griego a los 48 y hebreo, a los 52. Además de ser el primero en refutar las teorías de Lutero, fue uno de los consejeros de Catalina de Aragón. Con autoridad, demostró la validez del matrimonio y recordó que San Juan Bautista había sufrido el martirio por defender el vínculo matrimonial.

El obispo también defendió a la Iglesia Católica de las medidas anticlericales que aprobaba el Parlamento y, sobre todo, cuando este reconoció a Enrique VIII como cabeza de la Iglesia de Inglaterra. Al negarse a firmar el Acta de Supremacía, la suerte de Fisher quedó echada y fue encarcelado en la Torre de Londres.

Tenía 66 años cuando las cortes lo acusaron de “traición”. En 1535, el Papa Paulo III le envió el capelo cardenalicio, lo cual enfureció a Enrique VIII: “Que el Papa envíe el capelo, si quiere. Yo me encargaré de que Fisher lo lleve sobre los hombros, porque ya no tendrá cabeza”. En efecto, el 22 de junio de ese año fue decapitado frente a la cárcel.

Santoral del 22 de junio: día de San Juan Fisher y San Tomás Moro, obispos mártires en Inglaterra./ Ilustración Tesoros de la Fe. Iglesia Católica.

El 6 de julio igual suerte corrió su amigo Tomás Moro, quien había nacido en Londres en 1478, estudiado en Oxford y ejercido como abogado. Contrajo matrimonio con Juana Colt en 1505 y tuvo cuatro hijos. La temprana muerte de su esposa, en 1510, hizo que se casara, poco después, con Alicia Middleton. En 1516 publicó su obra más conocida sobre la defensa de la fe, Utopía, y en 1529 asumió como canciller del Reino, cargo que abandonó luego que Enrique VIII lograra todos sus propósitos: conseguir la anulación del matrimonio con Catalina, casarse con Ana Bolena y ser jefe de la Iglesia de Inglaterra.

Al igual que Fisher, Moro se negó a firmar el Acta de Supremacía y por eso fue encarcelado en la Torre de Londres. “Prefiero ser discípulo del Señor antes que del Rey”, les dijo a quienes trataron de convencerlo de que se retractara. Moro fue decapitado el 6 de julio de 1535, pocos días después de Fisher. Ambos fueron canonizados por el papa Pio XI en 1935.

Otros santos del 22 de junio

Santoral del 22 de junio: día del Beato Inocencio V, Papa de la Iglesia./ Fresco de 1350 de Tommaso de Modena. Iglesia de San Nicolás, en Treviso, Italia,

  • Beato Inocencio V, Papa de la Iglesia. (1225-1276). Nacido en la región francesa de Champagny con el nombre de Pierre de Tarentaise, fue miembro de la Orden de Predicadores que estudió en Lyon y fue ordenado sacerdote con grandes notas destacándose en París. Doctor en teología, fue muy cercano al Papa Gregorio X, quien lo nombró arzobispo de Lyon. Y a quién sucedió tras su muerte como el 185° Papa de la Iglesia tomando el nombre de Inocencio V. Primer dominico que ocupó el sillón de Pedro en Roma, vivió solo 5 meses tras ser nombrado. El Papa León XIII lo beatificó en 1898.

  • San Alban o Albano. (¿?-287). Según la tradición, en la actual Saint-Albans, Inglaterra, el pagano Alban, durante la persecución del Imperio romano, dio asilo a un predicador cristiano. Para salvar al sacerdote, huyó vestido con sus ropas. El gobernador romano logró su detención y ordenó su decapitación.

  • San Eusebio de Samósata. (¿?-379). Obispo de esta ciudad (hoy tierra de Turquía) ubicada junto al río Éufrates, hacia 361, solía visitar las iglesias cristianas de incógnito, pero igual fue desterrado a Tracia por el emperador Valente. Murió al ser herido en la cabeza por una mujer arriana.

  • San Flavio Clemente. (¿?-96). Mártir, condenado por su fe en Cristo por el emperador Domiciano. Era cónsul de Roma desde el año 95.

  • San Nicetas de Remesiana. (¿?-414). Paulino de Nola alaba a su amigo Nicetas, obispo de Remesiana (Bela Palenka, en la actual Serbia) por haber logrado la paz entre los bárbaros mediante la enseñanza del Evangelio.

  • San Paulino de Nola. (353-431). Poncio Meropio Paulino nació en Burdeos y ocupó varios cargos. Casado con la española Terasia, recibió el bautismo del obispo Delfino. En 393 el obispo de Barcelona, en atención a sus obras de caridad, lo ordenó sacerdote, aunque ni siquiera era diácono. Luego, vivió en Nola, cerca de Nápoles, donde ejerció como obispo desde 409.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Podría interesarte