mendoza,-en-crisis-por-la-sequia:-hay-lugares-donde-no-llueve-desde-hace-cuatro-mesesSociedad 

Mendoza, en crisis por la sequía: hay lugares donde no llueve desde hace cuatro meses

En la zona centro-este de Mendoza hace más de 120 días que no llueve, lo que ubica a la provincia cuyana hoy entre las zonas más secas de Sudamérica. El fenómeno de la sequía impacta en la región: las ciudades de Santiago de Chile, Lima y San Pablo están entre las principales zonas afectadas, según la Organización de las Naciones Unidas.

En el caso de Mendoza, el doctor en Ciencias de la Atmósfera Juan Rivera explicó al diario Los Andes que dos tercios de la superficie de la provincia (exactamente el 66,46%) se encuentran bajo condiciones de sequía. “La zona centro-este es la que se encuentra mayormente en sequía severa y extrema”, precisó el especialista.

De acuerdo a los registros meteorológicos, la zona de Alta Montaña de la localidad cordillerana de Uspallata no tiene precipitaciones desde hace más de 120 días. El último registro superior a 1 milímetro de acumulación de agua fue el 21 de febrero, cuando cayeron 3 milímetros.

En otros municipios mendocinos, como Capital y San Martín, hace más de tres meses que no llueve. Y, en Malargüe y San Rafael, sur de la provincia, la última lluvia ocurrió el 25 de mayo, pero apenas alcanzó a acumular 2 milímetros.

Las expectativas del Ministerio de Ambiente de la provincia se centran en las nevadas que puedan registrarse este invierno en alta montaña, ya que el agua es fundamental para el consumo humano y el riego de los cultivos.

Entre el 3 y 6 de junio, cayó la primera gran nevada del año que permitió habilitar este fin de semana largo el centro de esquí de Las Leñas, en Malargüe, y el parque de nieve Los Puquios, en la localidad de Puente del Inca.

El parque de nieve Los Puquios, donde nevó este fin de semana. Las nevadas son la esperanza frente a la sequía.

“Ha sido una nevada adelantada, y es muy probable que tengamos más nevadas que en años anteriores, porque esto significa que hay mucho aporte de vapor de agua desde el Pacífico”, precisó Raúl César Pérez, doctor en Física especializado en Atmósferas y Nubes y exdirector de Contingencias Climáticas de Mendoza.

Enfrentar la sequía

El problema de la sequía es un tema de agenda del gobernador Rodolfo Suarez y el superintendente de Irrigación Sergio Marinelli. Ambos funcionarios viajaron a fines de abril pasado, en una gira liderada por el ministro Wado de Pedro, a Israel para capacitarse sobre sistemas de riego.

Israel lleva 70 años en el desarrollo de la tecnología del agua, con desalinización, riego por goteo y medición inteligente, entre otros procedimientos, para hacer eficiente el recurso hídrico y aumentar la producción agrícola y ganadera.

“Ya estamos trabajando en la instalación de micro medidores. Hay que avanzar en la optimización del agua a través de la tecnología, midiendo y en los riesgos intra finca a través de la tecnificación por goteo. También estamos construyendo reservorios de agua”, adelantó el gobernador Suarez.

La sequía en Mendoza. Así está la Reserva Natural Laguna El Viborón, en Maipú. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Y afirmó: “Casi la totalidad de lo que producimos depende del agua. En otras palabras, cualquier mirada sobre el desarrollo futuro de nuestra región está directamente vinculada al sostenimiento del recurso hídrico y esto habla directamente de las oportunidades de progreso de las mendocinas y los mendocinos”.

El secretario de Ambiente de Mendoza, Humberto Mingorance, explicó que en coordinación con Irrigación se están realizando pequeños ensayos, intervenciones en las zonas de secano y productivas, como el reservorio en la zona de Chachingo en Maipú para un conjunto de más de 100 productores, para controlar de manera más regulada el recurso hídrico y que no sea solo por los canales, las acequias y los surcos.

Mingorance contó que se ha invertido en las bases níveo pluvio meteorológicas para obtener información en tiempo real de las precipitaciones y cómo la provincia está migrando a mayores precipitaciones de lluvia en vez de nieve.

También en la Pampa húmeda

La Pampa húmeda también está en emergencia por la sequía. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó la semana pasada que la falta de lluvias y el clima seco que predomina sobre toda el área agrícola dificulta el progreso de la siembra de trigo y cebada de la campaña 2022/2023.

“Sobre el sur y el este del área agrícola, la ventana de siembra se extiende hasta mediados y fines de agosto. Sin embargo, hacia el margen oeste del centro-norte del área agrícola, la misma está próxima a cerrarse y, de no revertirse el escenario de sequía en el corto plazo, podría resultar en un nuevo ajuste de nuestra proyección de área“, detalló el BCBA.

“La falta de humedad superficial sobre el centro del área agrícola demora la incorporación de lotes, siendo el Centro-Norte de Córdoba y Santa Fe, el Sur de Córdoba y el Núcleo Norte las regiones más afectadas. A la fecha, el 7,8 % de las 1,3 millones de hectáreas proyectadas, para la presente campaña fueron sembradas, informando una demora interanual de 11,5 puntos porcentuales”, destacó la entidad agrícola.

Mendoza. Corresponsal

AS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Podría interesarte