el-duelo-de-los-fernandez-que-puede-definir-la-final:-con-pol-y-equi,-boca-y-tigre-buscaran-dominar-el-mediocampoDeportes 

El duelo de los Fernández que puede definir la final: con Pol y Equi, Boca y Tigre buscarán dominar el mediocampo

En la jerga carcelaria se suele opinar que quien domina el patio, es el que tiene el control verdadero de la prisión. Esa acción, inmortalizada en una serie televisiva argentina y que suele graficarse porque ese lugar está en el centro de las unidades, se puede traspolar a un campo de fútbol, más precisamente al estadio Mario Alberto Kempes donde el próximo domingo Boca y Tigre definirán la Copa de la Liga Profesional. El patio sería el mediocampo y, sus responsables, los dos futbolistas de apellido Fernández: Ezequiel y Guillermo, Equi y Pol.

En las estadísticas, y también en la fluidez, ambos se fueron asentando como los termómetros de sus equipos. Es cierto que no son la única pieza que los hizo desembocar en la definición por el título, como en 2019, pero su trascendencia en la definición de tribuna de “jugar bien” los ubica como los protagonistas clave del próximo domingo a partir de las 16.00.

Tanto Equi como Pol comparten algunos detalles pintorescos. Ambos llegaron en el último mercado de pases a su actual destino y tuvieron que ir encontrando su mejor versión, pero apenas les costó un par de partidos. Otra particularidad es que, si se cumplen los trascendidos que recorren los pasillos de la Bombonera, serán compañeros en el Xeneize a partir del próximo semestre.

Guillermo Pol Fernández y su tercer ciclo en Boca.

Pero vayamos a los hechos. Guillermo Matías Fernández, categoría 1991, disfruta de su tercer paso por Boca, donde debutó en la Copa Argentina 2011/12, en un partido contra Central Córdoba de Rosario. Las dudas que arrastraba el equipo de Sebastián Battaglia se disiparon con su inclusión como volante central en el Superclásico de la séptima fecha. Tanto en la Liga Profesional como en la Libertadores, promovió una transición más clara a la ofensiva, más allá que el Xeneize aparenta promover más el ataque directo.

No fue un lugar desconocido para Pol, quien contó que tanto en Inferiores del Xeneize como en Cruz Azul de México ocupó ese rol. “Es una posición en la que no venía jugando, pero que conozco bien. La hice de chico. Y también en Cruz Azul, en partidos importantes”, explicó durante estos meses.

“Pol Fernández es un jugador muy inteligente. Puede jugar en cualquier lugar del medio. A la derecha, a la izquierda o de cinco. De a poco se va a ir acomodando ahí. Si ya no erra pases, cuanto más atrás juegue, menos va a errar. Le sobra tiempo…”, lo elogió, por su parte, Juan Román Riquelme, al mando del Consejo de Fútbol como vicepresidente.

Es verdad que Agustín Rossi en el arco -siete vallas invictas en 16 partidos, el máximo en la Copa 2022- y Sebastián Villa en la ofensiva representan dos faros importantes del andamiaje del Xeneize. Pero el mediocampo es el que manda.

En las estadísticas compartidas por la Liga Profesional, Pol Fernández tiene una efectividad de 85,8 por ciento sobre 583 pases entregados al final la fase de grupos de la Copa 2022. Cuestión del destino, o no, Equi Fernández tiene exactamente el mismo porcentaje, pero en 514 toques para Tigre.

Equi Fernández, con el dorsal 42, festeja la clasificación a la final luego que Tigre superó por penales a Argentinos. Foto Maxi Failla – CLARIN

Ignacio Ezequiel Agustín Fernández Carballo, categoría 2002, llegó en búsqueda de más y mejores minutos a Tigre, a préstamo desde Boca. Diego Martínez le dio el lugar y él no defraudó. Se reparte la mitad de cancha con Sebastián Prediger pero es el volante mixto que une la defensa con el ataque potente de los de Victoria.

“A veces hay que salir de los flashes de Boca para sumar experiencia”, comentó, con claridad sobre su futuro.

En el Matador, Equi también pecó por su juventud -se fue expulsado contra Huracán y bajó su rendimiento-, pero encontró el equilibrio justo para ser el responsable de que Tigre, en la estadística, domine a sus rivales desde la posesión en el último tercio del primer tiempo y el primero del complemento (Boca igualmente lo supera en ese ítem más allá de lo ocurrido ante Racing en semifinales).

Una final que se prevé muy pareja desde lo táctico, con posturas y concepciones diferentes es cierto, pero que tendrá en Los Fernández una de las claves para entender al ganador de la Copa de la Liga Profesional.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Podría interesarte