nba:-mala-noche-de-facundo-campazzo-y-un-estelar-nikola-jokic-en-el-sufrido-triunfo-de-denver-nuggetsDeportes 

NBA: mala noche de Facundo Campazzo y un estelar Nikola Jokic en el sufrido triunfo de Denver Nuggets

Facundo Campazzo volvió a estar alejado de sus mejores noches en la NBA. El cordobés estuvo poco preciso en sus lanzamientos, al igual que en el último juego con Denver, y tuvo escasa participación ante Los Ángeles Clippers. De todos modos, pese a su baja producción, el argentino pudo festejar la victoria de los Nuggets en tiempo suplementario, como local, por 130-128.  Nikola Jokic fue la gran figura.

El base ex Peñarol de Mar del Plata, Murcia y Real Madrid estuvo en cancha durante poco más de 9 minutos, aunque ninguno de ellos fue en la zona de definición del juego disputado en el Ball Center de Denver, en el marco de una nueva jornada de la temporada regular de la NBA.

Es que Campazzo se mostró errático en sus tiros de campo (completó el partido con 0-5 en total y 0-3 desde el perímetro) y apenas pudo llenar su planilla con 2 rebotes (uno en cada sector de la cancha) y una falta personal.

Su última intervención en el juego fue en el tercer cuarto, cuando Denver, que se había marchado al descanso en desventaja por 59-47, logró nivelar el partido y terminar el penúltimo período con un empate 81-81. De todas maneras, el aporte del jugador del seleccionado argentino para esa remontada fue prácticamente nulo.

El “Joker”, la carta ganadora

El jugador en el que se apoyaron los Nuggets para adueñarse de la victoria, una vez más, fue Nikola Jokic. El serbio finalizó el partido con un triple doble y una actuación para enmarcar, tras ponerse el traje de salvador del conjunto de Michael Malone, principalmente en los instantes decisivos del tiempo suplementario.

Fue allí cuando el basquetbolista europeo expuso todas y cada una de sus cualidades. Lo hizo, por ejemplo cuando corrigió sendos disparos de Monte Morris, el segundo tras interceptar un pase de Reggie Jackson y encabezar un contragolpe.

Fueron puntos fundamentales los que logró Jokic, porque le permitieron a Denver tomar las riendas del resultado y del encuentro. La cereza del postre fue una penetración implacable con poco más de 30 segundos de acción por delante y una asistencia, comprometida por la presencia de una doble marca, para que Aaron Gordon, desde la banda opuesta de la cancha, la izquierda, liquidara el partido con un triple demoledor.

De todos modos, la incertidumbre gobernó el Ball Arena hasta que sonó la chicharra, porque Jackson realizó un último y desesperado intento desde mitad de cancha, en la última acción del juego, que pegó en el tablero y merodeó el aro de Denver, pero no ingresó.

El serbio, que asoma como un gran candidato para el MVP, terminó el juego con 49 puntos, 14 rebotes y 10 asistencias. Además, su planilla reflejó 3 robos, 1 tapa, 5 pérdidas y 4 faltas personales.

Gordon, con 28 puntos, y Morris, con 19 unidades, completaron el trío goleador de Denver, que se recuperó de la derrota frente a Utah Jazz y se mantuvo en la sexta posición de la Conferencia Oeste, con 23 triunfos y 20 victorias.

En el elenco perdedor, el croata Ivica Zubac terminó como el máximo anotador, con 32 puntos, seguido por Jackson, con 28.

Los restantes dos partidos que Denver tiene programados para esta semana se disputarán en su estadio, el Ball Arena. Este viernes, el equipo de Campazzo recibirá a Memphis Grizzlies, a partir de las 23 (hora de Argentina). El domingo, en tanto, chocará desde las 22 con Detroit Pistons.

DB

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Podría interesarte