ataque-a-clarin-con-bombas-molotov:-un-detalle-fisico-de-uno-de-los-sospechosos,-la-pista-mas-firme-para-dar-con-la-bandaSociedad 

Ataque a Clarín con bombas molotov: un detalle físico de uno de los sospechosos, la pista más firme para dar con la banda

La investigación avanza y este jueves podría ser un día clave. Un detalle físico que los peritos encargados de la revisión de las imágenes detectaron en uno de los sospechosos es, a esta hora, la pista más firme que se tiene para dar con la banda.

Esto podría decantar en allanamientos y en otro tipo de medidas en las próximas horas, según le confirmaron a Clarín fuentes judiciales.

El grupo que atacó el edificio del Grupo Clarín con bombas incendiarias el lunes por la noche estaba integrado por nueve personas: seis hombres y tres mujeres. Los investigadores tienen los rostros individualizados de cada uno, sobre todo de una pareja, con aptitud para poder determinar quiénes son.

Además, por el recorrido que hicieron, creen que se trata de un grupo de anarquistas que suele moverse por la zona de Constitución y Barracas. Para ello, ya fueron relevadas más de 400 cámaras de seguridad.

La Unidad de Investigación Antiterrorista de la Policía Federal Argentina (PFA) amplió el “anillo de búsqueda”, ya sea en cuanto a las bases de datos para identificar a los sospechosos como así también respecto del registro de cámaras aportadas por el Cuerpo de Investigaciones Judiciales y que permitieron ver los movimientos previos y posteriores al hecho.

Encapuchados atacaron con bombas molotov el edificio del diario Clarín.

Otro aspecto en el que se avanzó mucho y que también permite achicar el abanico de la búsqueda es que los sospechosos están ubicados, al menos por los registros que se obtuvieron hasta el momento, sólo en el ámbito de la Ciudad. El foco de los investigadores está puesto en que los atacantes se movieron en al menos tres motos.

Determinar los datos de las patentes de esos vehículos es una de las tareas claves a esta hora, ya que las motos quedaron filmadas en varios tramos. Está registrado el recorrido previo que hicieron a partir de Brasil y Defensa, en San Telmo. Según se pudo establecer, se juntaron en el anfiteatro de Parque Lezama. Hasta allí llegaron a pie, en bici y en moto.

En los videos se puede observar que dos motos van por Brasil, Paseo Colón y Martín García. Al llegar a la esquina de esta última avenida y la calle Bolívar, en Barracas, caminan y se colocan las prendas oscuras, para dividirse.

La fuga se da casi por los mismos recorridos, aunque una vez que toman por calle Bolívar y llegan a Martín García, se dirigen hacia Montes de Oca. Otros escaparon rumbo a La Boca, por Brandsen.

Otro detalle que analizan en la PFA, con la colaboración de la Policía de la Ciudad que puso a disposición las cámaras de seguridad y el Anillo Digital, es si el grupo tuvo un auto de apoyo. Hay algunos indicios e incluso se tiene una primera información: sería un vehículo de color “blanco” o “gris perla”.

La identificación de los responsables es, desde ya, la tarea primordial por el ataque ocurrido el lunes a las 23, cuando nueve personas encapuchadas tiraron entre siete y ocho bombas molotov contra el acceso de Clarín sobre calle Piedras al 1700. La secuencia quedó filmada.

​Una huella dactilar en unas de las botellas con combustible que fue hallada en el lugar del ataque no pudo ser emparejada con resultado positivo en la base de datos del Registro Nacional de las Personas (Renaper) y de personas con antecedentes penales, pero eso no invalida que pueda estar asentada en otras bases de datos.

Según pudo saber Clarín, el juez federal N° 9, Luis Rodríguez, envió la huella para que la cotejen en Chile y en el FBI de los Estados Unidos.

Algunas provincias o distritos tienen bases de datos propias que podrían ampliar ese registro. Los rostros, las imágenes que se tienen de los atacantes, están siendo cotejados en un software de identificación de personas. Los nueve atacantes ya están individualizados, aunque los mayores indicios se enfocan en un hombre y una mujer cuyos rostros se pudieron ver a través de las cámaras.

En la tarde de este martes, policías de la Unidad Antiterrorismo de la PFA hicieron un relevamiento de cámaras en la calle Piedras al 1700 para ver si hay más imágenes de los atacantes. Además, se mantenía una custodia frente al edificio del Grupo Clarín.

Las explosiones dejaron sus marcas en la vereda y en el frente del edificio, sobre calle Piedras. Foto: Marcelo Carroll

Bajo la carátula de “intimidación pública”, el gravísimo hecho es investigado por el fiscal Gerardo Pollicita, titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 11, y por el juez Rodríguez.

Por el estilo del ataque, todo apunta a que se trata de un grupo anarquista, informaron a Clarín las fuentes consultadas. “Vamos a fondo, los vamos a encontrar“, remarcaron.

Por lo que pudieron reconstruir los investigadores, los agresores se quedaron por la zona de Constitución. Una moto tenía la patente tapada con un trapo rojo, pero otra tenía una patente nueva que está siendo analizada.

“En la noche de ayer (lunes) un grupo de personas atacó la sede del diario y del Grupo Clarín en la calle Piedras 1743 de la ciudad de Buenos Aires (…). Lamentamos y condenamos este grave hecho que a primera vista aparece como una expresión violenta de intolerancia contra un medio de comunicación. Y esperamos su urgente esclarecimiento y sanción”, informó la empresa en un comunicado.

La preocupante agresión fue repudiada por distintos sectores políticos, tanto del oficialismo como de la oposición. “Quiero expresar nuestro repudio al episodio ocurrido frente a la sede del diario Clarín. La violencia siempre altera la convivencia democrática”, enfatizó el presidente Alberto Fernández.

En una publicación en su cuenta de la red social Twitter, amplió: “Esperamos que los hechos se esclarezcan y los autores sean identificados a partir de la investigación que está en curso”.

El martes a la noche, la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich coincidió en que “es muy preocupante” la agresión a Clarín y remarcó que “hubo un aviso en Twitter“.

“Hubo un anuncio de una persona que dijo que iba a atentar con un mensaje que decía: “Hay que salir ya a quemar el multimedios“, precisó la ex funcionaria, que mostró una captura del posteo en su celular. Ya fue identificada y es de Rosario.

El jefe de Gabinete, Juan Manzur, calificó el ataque como “un acto de intolerancia e intimidación perpetrado contra las instalaciones del grupo periodístico”, mientras que el ministro a cargo de la Seguridad en la Nación, Aníbal Fernández, aseguró este miércoles: “Yo no dudaría que estamos hablando de un atentado, por el gesto que se presenta”.

“Por lo que se ve nomás. La actitud ha sido una vocación de hacer daño. Esas cosas no se pueden permitir. Nosotros tenemos que estar encima de ellos para dilucidar el conflicto y encontrar a los responsables”, manifestó.

GL – EMJ

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Podría interesarte