cual-fue-la-escena-por-la-que-james-gandolfini-se-enojo-en-los-sopranoEspectáculos 

Cuál fue la escena por la que James Gandolfini se enojó en Los Soprano

La relación entre el actor James Gandolfini (Tony Soprano) con el equipo creativo de la serie Los Soprano pasó por su peor momento cuando el guion le pidió a Tony que se masturbara en el baño de una estación de servicio, escena que despertó la ira del actor y una prolongada rabieta, quizás la más larga de todas las que tuvo durante la filmación de la serie.

Lo paradójico fue que la escena terminó siendo eliminada del capítulo.

El enojo y posterior censura está detallado en el curioso libro Tinderbox: Ruthless Porsuit of New Frontiers, de HBO, publicado por Vulture.

James Gandolfini se hizo famoso por su rol del mafioso Tony Soprano.

Cómo era la famosa escena

La escena en cuestión era parte de la historia en la que Tony Soprano tenía una aventura con la agente inmobiliaria Juliana Skiff (Juliana Margulies), durante la sexta temporada de la serie, y que debía entrar en un baño de una estación de servicio y masturbarse pensando en la agente de bienes raíces.

Según el autor de este trabajo, James Andrew Miller, James Gandolfini al leer esta parte, montó en cólera y a pesar de todas sus protestas lograron convencerlo de que hiciese la escena tal como estaba descrita en el guion.

La secuencia de la masturbación fue filmada de manera adecuada, pero sin embargo a la hora de editarla e incluirla en el capítulo terminó siendo desechada por alguna razón que desconocía el autor de la nota. Por lo cual, los espectadores de la serie sobre la familia mafiosa jamás se enteraron del entuerto.

La reacción de Gandolfini

De todos modos, el actor, más recuperado ya de su enojo, jamás le habría reprochado a David Chase (creador de la serie) la falta de esa secuencia. “A favor de Gandolfini quedó que esa escena tan difícil quedase descartada”, añadió Miller. Concretamente, Tony Soprano lo vivió como un alivio que se haya desechado la complicada escena que requería el guion.

Durante la grabación de la serie, la tensa relación de Gandolfini con el equipo creativo fue muy comentada. Chase reveló que apenas cambiaba palabra con el actor cuando terminó el programa y puso como ejemplo, la penosa situación que vivió con Gandolfini durante la entrega de los premios Emmy, el último encuentro en el que vio a todo el elenco y el equipo de producción juntos.

James Gandolfini, con uno de los Emmy ganados por Los Soprano.

“Estábamos sentados en una mesa con mi esposa y pasó James Gandolfini con su plato servido buscando un lugar en alguna mesa y mi pareja le dijo: ¡Oye, Jim, ven a sentarte aquí! Y simplemente la ignoró y se sentó en otro lugar”, recordó Chase.

Eso lo tuvo enfurecido toda la noche, ya que le pareció innecesario ese desplante y que de pronto reconoció: “Realmente odio a este hijo de puta, odio a este tipo, a eso había llegado”.

Los Soprano está considerada como una de las series más exitosas económicamente de la televisión norteamericana y para algunos críticos, una de las mejores en la historia de la televisión.

Creada y producida por David Chase para HBO comenzó el 10 de enero de 1999 y finalizó el 10 de junio de 2007. La serie ganó durante esos ocho años, 21 premios Emmy y 5 Globos de Oro. The Hollywood Reporter la eligió como la mejor serie de los años 2000.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Podría interesarte