un-fin-de-ano-al-rojo-vivoDeportes 

Un fin de año al rojo vivo

Las agrupaciones políticas en Independiente están acomodando sus fichas. Esta semana fue clave: el oficialismo confirmó la candidatura de Hugo Moyano, una de las alianzas opositoras se lanzó oficialmente y la otra avanzó en la elección de sus candidatos. El escenario que quedó para las elecciones del 19 de diciembre, entonces, propone por un lado la reelección de Moyano y, por otro, dos alianzas: una con el empresario Daniel Grinbank como candidato y la otra liderada por el diputado Cristian Ritondo, con el apoyo de Gastón Gaudio.

La ambición de Moyano por acceder a un tercer mandato choca con su propia gestión. El líder del gremio de los camioneros ganó la elección en 2014 con el 70 por ciento de los votos. Tres años después, con la Copa Sudamericana todavía tibia, arrasó con el 89 por ciento. Pero en su última gestión, desbarrancó. Generó un pasivo impagable, los jugadores se fueron con intimaciones y todo el tiempo llegan al club embargos por deudas y pedidos de inhibiciones. Lo único que le da cierto aire es la aceptable campaña del equipo con Julio Falcioni, que hace lo que puede con lo que tiene.

De todos modos, Moyano apuesta por la re-re. “Está muy entusiasmado en seguir y dar vuelta la situación del club”, se sinceró Yoyo Maldonado, secretario general del club. Aclaró que Pablo, hijo de Hugo y actual vicepresidente, esta vez no será de la partida. Y anticipó que, en caso de ganar la elección, la idea es que Falcioni siga al frente del equipo.

Juntos. La oposición en Independiente hasta ahora está dividida. Por un lado está la llamada Unidad Independiente, integrada, entre otros, por Ritondo, el economista Martín Redrado, el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, los ex dirigentes del club Daniel Seoane y Fabio Fernández, y que cuenta con el apoyo de Gastón Gaudio.

Daniel Seoane, uno de los candidatos a integrar el trinomio, reconoce que la oposición dividida beneficia a la actual dirigencia: “Si armamos un solo frente, va a ser una elección tranquila, pero con el voto opositor dividido va a estar más peleada”.

Seoane explica que tiene reuniones constantes con el resto de las agrupaciones para intentar la unidad. “A Independiente no lo va a salvar una sola persona, quedó en evidencia que las gestiones personalistas no sirven”, propone. Y sale al cruce de los cuestionamientos que tanto él como Ritondo y Fabio Fernández reciben por haber sido parte de la gestión Moyano: “Durante la primera gestión, Hugo era el que definía, pero escuchaba lo que nosotros le recomendábamos. Era un trabajo en conjunto. Así fue como el club se acomodó y ganamos la Copa Sudamericana. Después, con Pablo en la vicepresidencia, nos marginaron y nos terminamos yendo del club”.

La cercanía de Gaudio con esta alianza es clave. Si bien el ex tenista no puede formar parte del trinomio porque no tiene los diez años de antigüedad que exige el estatuto, en el mundo Independiente es una figura respetada, convocante y, algo fundamental, sin prontuario. “Se podría sumar a la comisión directiva en el cargo que quiera –finaliza Seoane–. Yo lo veo como secretario deportivo, porque fue deportista y por sus vínculos  empresariales”.

Todos. En la otra alianza opositora, bautizada Primero Independiente, todo se centra en la figura de Daniel Grinbank. Es, según las encuestas que maneja su agrupación, el candidato con mejor intención de voto. Si bien el trinomio electoral todavía no está definido, lo más probable es que el empresario del espectáculo vaya como vicepresidente y Fernando Montenegro en primer lugar de la lista. 

“El sector que está liderado por Ritondo es un desprendimiento del oficialismo, estuvieron siete años con Moyano y ahora se quieren mostrar como una alternativa opositora”, define Montenegro. Y agrega: “Son responsables de esta catástrofe económica en la que está metido el club”.

Las encuestas le dan a Grinbank una ventaja notable: el último muestreo lo ubica en primer lugar en intención de voto con más del 50 por ciento, el doble que Ritondo y Moyano. Por eso, confía Montenegro, no necesitan de otra alianza para ganar la elección: “Los acuerdos que hicimos hasta ahora no tienen fines electorales, son para fortalecer el armado y el desarrollo de un proyecto”.

Este fin de año será decisivo en Independiente. Se viene una elección atravesada por la grieta, con candidatos que vienen de la política nacional y figuras que se repiten. Todo se definirá el 19 de diciembre, el día que se cumplan veinte años del “que se vayan todos”.

Podría interesarte