protesta-frente-al-ministerio-de-salud:-medicos-graduados-denuncian-que-no-pudieron-rendir-el-examen-de-residenciaSociedad 

Protesta frente al Ministerio de Salud: médicos graduados denuncian que no pudieron rendir el examen de residencia

“Es la prueba más importante de mi carrera, con esto se define mi futuro”. Esto decía una de las graduadas de la carrera de Medicina que protestó frente al Ministerio de Salud de la Nación, sobre Avenida 9 de Julio y Moreno. Fue luego de que se cayera el sistema, mientras rendía el examen de residencia.

Las residencias son un sistema de capacitación a tiempo completo, para formar al personal sanitario en distintas especialidades, en el ámbito intra y extrahospitalario.

Al igual que el año pasado, por la pandemia, esta instancia -de la que participan miles de profesionales de todo el país- se realizó de manera virtual, con la modalidad de múltiple choice.

Según plantearon los manifestantes, debido a problemas informáticos, muchos quedaron sin completar la evaluación. También protestan por irregularidades referidas a la seguridad y la privacidad

En el canal Todo Noticias afirmaron que, desde la cartera de Salud, declararon que la mesa de ayuda, los escudos contra los ciberataques y la protección de la información “funcionaron correctamente”.

Fuentes oficiales informaron que el horario para rendir se extendía hasta el mediodía, con el fin de garantizar las mejoras técnicas y la inclusión de todos los inscriptos.

Sin embargo, varias personas alegaron que no accedieron a ese aviso ya que estaba prohibido el uso de celulares. Otros afectados, que llevaban meses preparándose, directamente tuvieron que salir a trabajar antes de que se restableciera la conexión.

Estuvieron un año para mejorar la organización. Hasta hubo un partido en el Estadio Monumental, con más de veinte mil personas, pero a nosotros no nos dan respuesta”, lamentó un joven, vestido con su ambo.

Una colega acotó que, en 2020, se produjo la misma situación y que, desde el Ministerio se pretendió mostrar normalidad.

Los reclamos

Aspirantes a residentes hicieron circular una serie de denuncias, que incluían la presencia de muchos más anotados de los que toleraba el sistema, la ausencia de un “sistema antifraude efectivo” y la “filtración de datos personales de los candidatos”: de hecho, hace tres semanas, se había constatado una falla que expuso las contraseñas y datos personales de los anotados.

Asimismo, acusan la falta de controles -como una verificación de la cámara y el audio- para evitar trampas y que haya más de una persona tomando el examen.

Los graduados perjudicados exigen transparencia y muchos demandan la presencialidad como su mejor resguardo. La falta de contestación por parte de las autoridades representa una de las quejas más fuertes.

Las redes sociales se hicieron eco de los inconvenientes técnicos y la desesperación.

En Twitter pudo leerse desde la catarsis de aquellos que solo pudieron responder una pregunta, hasta las interpelaciones directas al Ministerio.

El examen

La evaluación para residentes de todo el país estaba estipulada para este martes, entre las 8 y las 10.30 a. m.

El lunes, desde la Dirección de Información Pública y Comunicación del Ministerio de Salud de la Nación, contaron que se esperaban más de 10.870 postulantes: graduados de las carreras de Medicina, Enfermería, Bioquímica, Kinesiología, Psicología y otras profesiones.

Ese día se había implementado un simulacro para “hacer los ajustes correspondientes”, confirmando el funcionamiento de los dispositivos, el acceso y la conectividad.

También se apuntaba a que los participantes se familiarizaran con la plataforma, desarrollada en conjunto entre la cartera sanitaria y la Universidad Tecnológica Nacional.

“Es el mejor sistema y la manera más apropiada para favorecer la mayor accesibilidad, ya que con un dispositivo acorde cualquier aspirante a una residencia puede completarlo desde su casa”, explicó en el comunicado oficial Pedro Silberman, director de Talento Humano y Conocimiento del Ministerio de Salud de la Nación.

El funcionario aclaró que “las preguntas no guardaron relación con las del examen propiamente dicho y fueron aleatorias”. Y subrayó que el examen disponía del “mayor nivel de ciberseguridad“, ya que está alojado en los servidores de ARSAT, lo cual evitaría “problemas de sobrecarga”.

Silberman destacó, además, que se habrían resuelto las solicitudes de revisión del padrón, incorporando a aquellos que no habían logrado completar la documentación.

Por último, defendió la digitalidad, argumentando que resultaría “imposible reunir a más de 10.000 personas en un espacio cerrado”.

RB

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Podría interesarte