san-lorenzo,-mientras-se-arma,-le-gano-con-lo-justo-a-un-cuco:-central-cordobaTecnología 

San Lorenzo, mientras se arma, le ganó con lo justo a un cuco: Central Córdoba

Las dos visitas anteriores de Central Córdoba al Nuevo Gasómetro habían sido duros cachetazos para San Lorenzo: 4-0 y 4-1. Son derrotas que no quedan en el olvido, por su magnitud y por la sorpresiva superioridad de un rival del que se supone un potencial inferior. Si esos antecedentes invitaban a la cautela de San Lorenzo, no menos incógnitas despierta un equipo cuya fisonomía y estilo todavía no están definidos. En ese contexto, dentro de un partido muy parejo y un resultado supeditado a algún detalle o acierto aislado, San Lorenzo tomó envión con un 1-0 trabajado hasta el último minuto. El gol lo hizo el juvenil Alexis Sabella a los 19 minutos del primer tiempo, en su partido N° 15 en primera, en los que marcó dos tantos (el anterior fue a Platense).

El eco de algunos apellidos de San Lorenzo que están quedando fuera de este comienzo de campeonato todavía resuenan más que los de aquellos que entran para cubrir huecos. Los mellizos Ángel y Oscar Romero se incorporaron esta semana a los entrenamientos, pero Paolo Montero no los concentró, los quiere poner a punto para enfrentar el martes a Boca. Franco Di Santo y Alejandro Donatti siguen lesionados, Juan Ramírez está marginado por declararse en rebeldía al no concretarse su pase a Boca, Gabriel Rojas cumple una fecha de suspensión y los recién llegados del exterior, el arquero Augusto Batalla y el zaguero colombiano Cristian Zapata, completan la semana de aislamiento.

Néstor Ortigoza, otra vez en San LorenzoPrensa San Lorenzo

Para enfrentar a los santiagueños, la formación de San Lorenzo respondió a un patrón bastante habitual en el fútbol argentino: varios juveniles de las inferiores y un par de veteranos (Torrico y Ortigoza). La mixtura no se acomodó rápido. Central Córdoba comenzó mejor, con el Kily Vega -pretendido en el mercado de pases por Independiente y Gimnasia- haciéndose dueño del eje central. Cortaba y distribuía en un equipo más rápido y ordenado que el Ciclón.

,

El gol de San Lorenzo

Un remate de MIlton Giménez en un poste era un indicio de la superioridad visitante. En San Lorenzo, Ortigoza pedía la pelota para organizar a un equipo con dificultades para llegar al área rival. Cuando no había podido rematar al arco, San Lorenzo se puso en ventaja a los 19 minutos. Julián Palacios cruzó un centro desde la derecha, la pelota fue desviada de cabeza por Alexander Díaz y le quedó a Alexis Sabella, que dentro del área definió con un derechazo seco. Un gol construido y ejecutado por tres futbolistas promovidos desde la cantera.

El Ciclón encontraba antes el gol que un buen rendimiento. El tanto tuvo su efecto en el partido, sobre todo en Central Córdoba, que sintió el impacto, disminuyó su nivel. Un respiro para el local, que pudo posicionarse mejor en campo adversario, aun cuando no inquietaba al arquero Mehring. Dentro de un desarrollo más parejo, Central Córdoba exigió a Torrico con una entrada profunda de Sequeira.

El segundo tiempo fue más de ida y vuelta, levantó la intensidad. Central Córdoba mantuvo su idea de avanzar en bloque, con sentido colectivo.

Conocé The Trust Project

Podría interesarte