los-candidatos-del-frente-de-todos-firman-la-lista-en-la-casa-rosada,-antes-del-acto-de-escobarTecnología 

Los candidatos del Frente de Todos firman la lista en la Casa Rosada, antes del acto de Escobar

Los principales candidatos legislativos del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires desfilaban esta tarde por la Casa Rosada para firmar su adhesión a la boleta oficialista, antes de que los caciques máximos de la coalición gubernamental vuelvan a mostrarse juntos en un acto en Escobar para presentar en sociedad a los postulantes con los que disputarán la principal batalla de las elecciones de medio término.

Según pudo constatar LA NACION, Victoria Tolosa Paz ya firmó el primer lugar en la lista bonaerense, en el Salón de los Escudos, donde la recibieron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. También se encontraban allí el segundo de la nómina, el ministro de Salud provincial, Daniel Gollán, quien llegó acompañado por el gobernador Axel Kicillof.

En el número tres de la lista estará la funcionaria Marcela Passo, que responde a Sergio Massa; en el cuatro, el gremialista bancario Sergio Palazzo y en el quinto, la senadora bonaerense Agustina Propato, esposa de Sergio Berni. También estará en la nómina el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, pero según informaron fuentes oficiales a LA NACION su lugar será el 10°.

Fuentes partidarias confirmaron también la inclusión en la misma lista de Julio Pereyra, uno de los históricos “barones” del Conurbano. En la sede gubernamental también se los vio al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y al ministro de la Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque.

El cierre de listas del Frente de Todos en territorio bonaerense no estaba exento de fricciones internas. En Hurlingham, el municipio donde gobierna el intendente Juan Zabaleta, la agrupación La Cámpora confirmó que irá a las PASO con el dirigente Martín Rodríguez a la cabeza y el jefe comunal lo enfrentará en como primer candidato a concejal, en un intento por plebiscitar su gestión, indicaron fuentes locales.

Todas estas maniobras tenían lugar esta tarde antes de la presentación de la nómina que se realizará en una fábrica de cloro (Queruclor) de Escobar y hasta allí llegarán, además de Fernández, Cristina y Massa, el gobernador Kicillof y el jefe del bloque oficialista en la Cámara baja, Máximo Kirchner.

El acto fue acordado por Fernández, Cristina y Massa a última hora de anoche, como una forma de darle el puntapié inicial a la campaña del oficialismo. Con esa imagen de unidad, buscarán dejar atrás las fricciones de los últimos días por el cierre de las listas. Demostrarán, además, que serán los accionistas de la coalición de Gobierno los que pondrán el cuerpo la campaña electoral, más allá de los postulantes que esta noche firmarán la boleta en la Casa Rosada.

La última vez que los líderes del Frente de Todos se cruzaron en un evento público fue durante la apertura del año legislativo, en marzo pasadoPresidencia

Según pudo reconstruir LA NACION, esta mañana los principales armadores del Frente de Todos terminaban de zurcir las nómina nacional y provincial del principal distrito del país. Ayer, Fernández centró su comando de operaciones en Olivos con su círculo más cercano. Allí desfilaron algunos referentes con interés en garantizarse un casillero en la lista. Cristina, Máximo y Massa se establecieron en el Congreso, con la visita del ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro. Y entrada la tarde, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, mantuvo reuniones de coordinación con De Pedro y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis en Casa Rosada.

Las puntadas finales se daban de forma remota, vía teléfono, WhatsApp y Telegram, si bien Fernández y y Cristina tuvieron más de un intercambio mano a mano en la semana.

En esas charlas entre el Presidente y la vicepresidenta, la titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, quedó bendecida como cabeza de lista de la provincia de Buenos Aires. Ya erigida como principal candidata del oficialismo, caminó ayer los principales escenarios del “albertismo”: estuvo en Olivos a primera hora de la tarde y de allí se mudó a la Casa Rosada para ajustar detalles de su lanzamiento con Cafiero. Hoy la candidata cerrará la noche en C5N.

Para acompañarla, se consolidó la postulación del ministro de salud bonaerense, Daniel Gollán, en el segundo puesto. Fue una decisión de Cristina y Máximo Kirchner. La candidatura trascendió mediáticamente -lo contó el periodista Roberto Navarro- antes de que la definición madurara en La Plata: Axel Kicillof no quería desprenderse de sus ministros, aunque sí esperaba voces en la lista que defendieran la gestión bonaerense. En los días previos se había instalado el nombre del viceministro de salud, Nicolás Kreplak, que abreva en La Cámpora. La Cámpora quiso preservarle a Kreplak un rol ejecutivo para estar al frente de la gestión sanitaria en lo que quede de la pandemia. “A Gollán se lo anotan a Axel, aunque él se enteró con el hecho consumado”, dijo un importante armador del oficialismo.

La Cámpora se reservó al menos dos puestos en lugares con chances de acceder a la Cámara baja. Y Massa tallaba con dos o tres lugares expectantes pero debajo del tercer puesto. Como novedad, el líder del Frente Renovador propuso a Marcela Passo, actual secretaria de Articulación Interjurisdiccional en el Ministerio de Transporte, la dependencia del gabinete reservada para el Frente Renovador.

Además, se reservaron lugares para dos hombres fuertes del gremialismo: el hombre fuerte de la CTA, Hugo Yasky (que debe renovar mandato) y el titular de la Bancaria, Sergio Palazzo, un aliado importante de Cristina y Fernández. También podrá renovar su banca Leopoldo Moreau, hombre leal a la vicepresidenta en el Congreso.

No se descarta una sorpresa de última hora entre las candidatas. Agustina Propato, la esposa del ministro de Seguridad, Sergio Berni, tendría lugar en la nómina. De confirmarse, se trataría de una imposición del kirchnerismo para contener a un funcionario y “soldado” fiel de la vicepresidenta, a pesar de que buscó su posicionamiento personal con duras críticas hacia Fernández.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, también sonó como candidato para volver al Congreso, pero hoy no estaba confirmado su puesto en la nómina. La vacante que dejaría en el gabinete abriría un capítulo aparte y una puja entre distintos sectores que quieren el control de la caja de las políticas sociales.

Eduardo “Bali” Bucca, que accedió a su banca en la lista de Florencio Randazzo en 2017, confirmó ayer su aterrizaje en el Frente de Todos. Su mandato vence este año, y, según pudo reconstruir LA NACION, si no logra un casillero para renovar su banca, podría tener un lugar como candidato a senador bonaerense por la séptima sección electoral. “Y si no tiene lugar en la lista se sumará más adelante al Gobierno”, dijeron cerca del armado del oficialismo.

Conocé The Trust Project

Podría interesarte