la-academia:-jimena-baron-se-enojo-con-mario-guerci-y-se-vengo-a-la-hora-de-brindar-su-devolucionPolítica 

La Academia: Jimena Barón se enojó con Mario Guerci y se vengó a la hora de brindar su devolución

Mario Gerci y Soledad Bayona fueron los encargados de cerrar la ronda de shuffle, el tercer ritmo de “La Academia” y el que más dificultades despertó en los participantes. “Ella es muy enérgica y así me hace ensayar. No puedo más”, se quejó el modelo sobre la vigorosa actitud de su compañera, en la breve previa con Marcelo Tinelli.

Tras ver la propuesta de la pareja, que como el resto de los concursantes contaron con la participación de otros cuatro bailarines, el primero en dar su devolución fue Ángel De Brito (2). “Les tocó bailar últimos y eso tiene una contra: hay cosas que ya hemos visto, como el recurso de la soga; pero el principal problema es Mario, que es patadura. Espero un poco más de power por parte del él, que desentonó con lo que realizó el equipo. Hoy no me gustó.

Pampita Ardohain (7) no estuvo de acuerdo: “Sole es de mis favoritas y el equipo fue tremendo. Mario va aprendiendo ritmo a ritmo. Es una coreo muy buena, me gustó el planteo y la fuerza que tuvieron en la soga. El hecho de que tuvo todo puesto al final para sorprendernos, funcionó. Mis felicitaciones van para Marcelo, el coach. Mario debe darle duro, pero se nota el ensayo, lo veo comprometido”.

Luego llegó el turno de Jimena Barón, la dueña del voto secreto durante esta ronda. Y fue entonces cuando se dio uno de los momentos más tensos de la noche. “¿Vos dijiste que tengo demasiada personalidad?”, comenzó preguntándole al participante, en referencia a una opinión que el modelo vertió en medio de una entrevista. Y ante la respuesta afirmativa, arremetió: “Vos tenés muy poca”.

“Ese fue el problema hoy. No sé dónde estabas. Haces el paso, cumplís, pero la sangre, la pisada, el carácter, la personalidad no estuvieron. Me gustó la coreografía, y él está mejorando, pero de un ritmo a otro va perdiendo personalidad, no está presente”, agregó, ofuscada.

El cuarto jurado, Hernán Piquín (4), respaldó en su devolución los dichos de su compañera de estrado: “La propuesta me gustó, los bailarines, divinos, pero a él lo vi con cara de susto y a destiempo. No es solo ir a los ensayos, es entender la coreografía y tratar de sentirte bien con esa coreografía”.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Podría interesarte