boca-presento-a-nicolas-orsini,-el-9-que-se-pinto-el-mechon-de-rubio-por-palermo-cuando-era-chico-y-que-no-paso-una-prueba-en-la-ribera-cuando-tenia-15-anosEconomía 

Boca presentó a Nicolás Orsini, el 9 que se pintó el mechón de rubio por Palermo cuando era chico y que no pasó una prueba en la Ribera cuando tenía 15 años

Las vueltas de la vida suelen ofrecer segundas oportunidades. Nicolás Orsini, delantero de 26 años, fue presentado este viernes como refuerzo de Boca. El club xeneize adquirió en 1.750.000 dólares la mitad del pase del delantero de Lanús. Orsini mide 1,87 metros y es un atacante potente que puede jugar como N° 9 o como segunda punta, como hizo sobre todo en su último club como socio de José Sand, la principal referencia ofensiva del equipo de Luis Zubeldía. En la reciente Copa de la Liga Profesional, conquistada por Colón, apenas anotó un tanto en 12 encuentros, pero puede transformarse en goleador. Orsini inició su carrera en Tiro Federal de Morteros, Córdoba (2012), luego pasó por Atlético de Rafaela y Sportivo Luqueño, de Paraguay. Pero también, antes de llegar a Sarmiento de Junín y posteriormente a Lanús, tuvo experiencias en el exterior: se puso las camisetas de Tokushima Vortis y Fagiano Okayama (dos clubes de Japón), Anyang (Corea del Sur) y SV Horn (Austria).

Tras los detalles de la revisión médica y ser presentado como jugador xeneize, Orsini se mostró feliz y les agradeció a todas las partes por esta oportunidad que el fútbol le presenta: al presidente Jorge Amor Ameal, al Consejo de Fútbol liderado por Juan Román Riquelme y a Boca, pero también a Lanús y al cuerpo técnico que le puso los ojos para incorporarlo. “Con Miguel (Russo) hablé esta mañana, luego de la revisión, me brindó tranquilidad. No pudimos hablar mucho de fútbol pero estoy ansioso de empezar a entrenar y conocer al cuerpo técnico y el plantel. Hoy estoy muy feliz de ser jugador de Boca”, fueron las primeras palabras de Orsini en Brandsen 805.

Cuando le preguntaron qué tipo de centrodelantero era, cómo podía definirse como jugador, sostuvo: “Este deporte es un juego en equipo, no se puede ganar cosas solo. Yo vengo a aportar. Soy un delantero muy potente, que apuesta a lo físico. Le puedo aportar cosas al equipo y si existe la posibilidad de ganarme un lugar entre los 11, buenísimo. Después está en el DT encontrar la mejor posición”, y agregó: “En Lanús estaba con Sand al lado en el ataque, pero me puedo adaptar. Igual, quiero remarcar que la prioridad es cómo se sienta el equipo, no yo. Yo sintiéndome al máximo no voy a ganar solo un partido”.

El ex delantero de Sarmiento de Junín acumula 33 goles en 169 encuentros en toda su carrera, incluidos clubes del exterior, pero este viernes se supo que de chiquito era hincha de Boca y hasta se pintó el flequillo de amarillo, imitando a uno de sus ídolos, Martín Palermo (look del 9 xeneize en 1998). “La anécdota es real, me pinté el mechón por Palermo, pero estoy lejos de entrar en comparaciones con los grandes jugadores que tuvo esta institución. Como dije, vengo a formar mi propio camino. Admiro y respeto a cada ídolo que tiene esta institución, pero no me quiero comparar con nadie. Ojalá el club me pueda potenciar a mí y yo también aportarle cosas”.

Cómo juega Nicolás Orsini

Orsini sabe que las presiones en Boca son distintas a las de Lanús: “Sé como es, pero si no estaría listo no habría firmado contrato. Me puede ir bien o mal, pero yo me siento preparado para este desafío. La diferencia entre Lanús y Boca, en ese sentido, puede ser distinta, pero me siento preparado. Ojalá le pueda sacar todo el fruto a esta oportunidad”, y agregó: “Apenas surgió la posibilidad de venir a Boca no sabía si quedarme acá… Tenía unos días libres y decidí volver a mi pueblo en Córdoba. Pero la verdad es que terminé estando más pendiente de lo que pasaba acá… Estoy muy feliz, ansioso, uno como jugador prefiere estar adentro de la cancha y no en una conferencia de prensa hablando, esa es la verdad, así que estoy ansioso para empezar a entrenar y jugar”.

El delantero sabe que los primeros objetivos de Boca estarán en la Copa Libertadores (Octavos de final ante Atlético Mineiro) y River, por la Copa Argentina: “Todavía no es la prioridad, no voy tan lejos; por ahora me fijo en el día a día. En arrancar el lunes a entrenar y encontrar mi mejor versión. Este club siempre te exige al máximo y exige sobre todo resultados, pero también debemos estar tranquilos y sentirnos respaldados. Estamos en un club grandísimo y sabemos que todos nos respetan muchísimo también”.

Nicolas Orsini, el segundo refuerzo de Boca después del arribo de Marcelo WeigandtTwitter @BocaJrsOficial

A los 15 años se probó en Boca, pero no quedó. Sin embargo, tuvo desquite. “Si, a los 15 años me probé en Boca, en mi ciudad se jugaba un torneo llamado “Argentinito” y pude jugar tres años ese torneo. Boca se interesó en mí, pero sentía que no era el momento. Les prometí que a los 15 años me iba a venir a probar. Vine y no quedé, pero bueno, el destino me dio revancha y hoy estoy acá. A los 15 años no era mi momento, pero ese sacrificio me trajo de vuelta”.

Nicolás Orsini estuvo una semana entrenándose en Casa Amarilla. Recuerda con nostalgia esa época y también que se sacó una foto con Javier García: “Fue como prueba normal los chicos del Interior veníamos una semana y me tocó parar en Casa Amarilla. Tuve la oportunidad de conocer jugadores y me saqué una foto con Javier García. Y en ese momento no me sentía preparado de la cabeza, mi prioridad fue otra. Pero hoy estoy orgulloso del camino recorrido y de estar acá ahora”, repitió.

Nicolas Orsini se hizo este viernes la revisión médica y luego firmó su contrato con Boca

El atacante que se hizo de abajo sabe que ahora su personalidad empezará a tomar otra popularidad: “Hoy pasamos a ser personas muy reconocidas seguro mi vida cambie a partir de ahora”, reconoció y afirmó que se siente bien teniendo en el Consejo de Fútbol a protagonistas como Juan Román Riquelme, Marcelo Delgado, Raúl Cascini y Jorge Bermúdez: “Genera tranquilidad, soy una persona que le gusta aprender de gente que ha vivenciado en este club, hay que aprovecharlo. Román me dijo que estaba muy feliz de que esté acá”.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Podría interesarte