facundo-campazzo:-la-virtud-inesperada-del-”enano”-y-el-halago-de-un-companero-que-lo-”destrato”Deportes 

Facundo Campazzo: la virtud inesperada del ”enano” y el halago de un compañero que lo ”destrató”

Primeros partidos de Facundo Campazzo en la NBA. Tiempos de ser suplente, de pocos minutos y bajo protagonismo. De jugar de tirador y no de lo que es naturalmente, armador. Una noche, una acción puntual mostró su papel de por entonces en Denver Nuggets. Recién terminado un ataque del equipo rival, Michael Porter Jr. tenía el balón en su campo. Desde algunos centímetros más abajo, Campazzo le pidió la pelota para conducir la jugada que se iniciaba. Porter, un alero ágil, encestador, alto, pero no generador de juego, rechazó la solicitud del cordobés. Simpatizantes argentinos que seguían el partido estallaron en Twitter: su compatriota había sido desautorizado. Venía de ser el mejor base de Europa. Tal vez de todo el básquetbol de FIBA.

Pasaron unos cuatro meses. “¿Qué puedo decir? No puedo ser más hincha de Facu que lo que ya soy… Un jugador de su estatura no puede tomar 9 rebotes… Para eso se necesita un corazón de león como el suyo. Es un competidor nato”, comentó el propio Porter luego del penúltimo encuentro de Denver, la victoria del miércoles sobre New York Knicks. Así cambió la consideración del jugador de la camiseta 1 respecto al de la 7. De hecho, le festeja eufórico algunos aciertos, a los pechazos, y es el compañero que más se los celebra. Y en la cancha se entienden muy bien: Campazzo pasa la pelota, Porter lanza y puntos para Nuggets.

Compacto de la actuación de Campazzo frente a Utah

Pero parece empezar a haber una nueva faceta en el juego de Campazzo: la de rebotero. La que destacó Porter hace un par de días, y la que alimentó el argentino este viernes: recobró 8 balones en la derrota como visitante frente al líder de la NBA, Utah Jazz, por 127 a 120. La suma da 17 rebotes en dos encuentros sucesivos, por parte de un basquetbolista que mide 178 centímetros y está entre los cuatro más bajos de la liga más exigente del mundo. Insólito.

Rebote y doble de costa a costa

De cosas como ésa es capaz Facundo Campazzo, que siempre guarda algún as bajo la manga (manga que no tiene, por cierto, porque los basquetbolistas usan musculosas), que siempre sorprende con alguna faceta, alguna acción llamativa. Incluso a su entrenador: “Facundo me divierte mucho”, apuntó Mike Malone, que en los primeros tiempos del argentino en Estados Unidos había advertido que el ex generador de juego de Real Madrid no iba a actuar 40 minutos por partido ni a tener la bola todo el tiempo en sus manos.

Asistencia sorpresiva a JaMychal Green

Pues hoy por hoy, bajas de otros perimetrales mediante –es cierto–, el director técnico pone a Campazzo en la cancha unos 32 minutos por noche. Y le entrega el bastón de mando del juego. Contra Utah el cordobés registró 9 asistencias, otro rubro en el que viene creciendo. Claro que es algo más esperable, en ese caso. Sí está fallando bastante en los lanzamientos. Mucho este viernes: 5 tantos, con 1 de 3 en dobles y un bajísimo 1 de 7 en triples. Luca Vildoza, de inminente incorporación a New Knicks, charla bastante con su compatriota y contó que Facundo le dijo que en la NBA el aro está más lejos para los triples…

Fue un llamado de atención para Denver la caída en Salt Lake City. Nuggets ganaba por 73-69 al cabo de la primera mitad, y se secó en la segunda: 47-58. Lo hizo ante un adversario pesado, de los que va a encontrarse pronto en los playoffs. Campazzo completó su planilla con 1 robo y 2 pérdidas, en una producción despareja de 33 minutos.

Era importante el partido, por la calidad de examinador que implicaba Utah y porque ahora Denver (44 ganados, 23 perdidos, 65,7%) cedió el tercer lugar de la Conferencia del Oeste a manos de Los Angeles Clippers (45-22, 67,2%). Eso le cambia el primer oponente en los playoffs, que ahora es Dallas Mavericks (quinto, con 39-28, 58,2%). Pero mucho puede cambiar en estos últimos diez días de etapa regular de la temporada. Y pueden aparecer sorpresas, como las que Campazzo parece dispuesto a dar cada noche.

Conocé The Trust Project

Podría interesarte