copa-sudamericana:-independiente-esta-varado-en-brasil-por-cuestiones-sanitarias-y-podria-postergarse-el-partido-con-bahiaDeportes 

Copa Sudamericana: Independiente está varado en Brasil por cuestiones sanitarias y podría postergarse el partido con Bahía

Independiente pasa un mal momento en Brasil. El plantel quedó varado en el aeropuerto de Salvador de Bahía y, entrada la medianoche, aún no podía pasar de migraciones y entrar en el país vecino porque varios de los integrantes de la delegación que tuvieron coronavirus siguen dando resultados “detectable” en las pruebas. Así, las autoridades sanitarias brasileñas no autorizan la entrada. A esas alturas nadie descarta la suspensión del partido previsto para este martes, a las 19.15.

“Estamos en contacto permanente con la Conmebol. Nosotros cumplimos con todo lo que nos pidieron, pero nos dejan pasar. Ya también hablamos con el embajador Daniel Scioli. Es un problema entre Brasil y la Conmebol”, aseguró el secretario general de Independiente, Héctor Maldonado, en radio La Red. El impedimento se dio en aquellos jugadores que cursaron la enfermedad hace poco tiempo y, pese al alta médica y a que no contagian, todavía tienen una carga viral detectable.

En caso de suspenderse, habría dos alternativas. Una sería la postergación de 24 horas manteniendo la sede de Bahía. O el partido podría disputarse esta misma semana y Bahía perdería la condición de local. Una de las posibilidades era disputar el encuentro este jueves en Asunción. Hasta la madrugada la Conmebol no había emitido ningún comunicado.

El plantel llevaba varias horas en un lugar incómodo y sin demasiada atención. De hecho, por las redes sociales trascendieron imágenes de los futbolistas sentados en el suelo. Algunos de ellos, como el capitán Silvio Romero, se quejaba porque ni siquiera les habían dado “un vaso de agua”.

¿Qué pasó? La Conmebol había dado el visto bueno a Independiente, que había presentado los correspondientes estudios. Varios jugadores que fueron dados de alta hace algún tiempo siguen dando positivo, pero ya no contagian. Algo similar había ocurrido en la Copa Libertadores antes del partido entre Boca y Libertad, en Paraguay.

Al parecer, serían siete los futbolistas que tienen el acceso restringido, cuyos nombres no trascendieron. “Las autoridades brasileñas no dejan pasar a ningún integrante de la delegación. No solo a los muchachos que señalan como detectables”, profundizó Maldonado.

Además, el plantel viajó sin el entrenador Julio Falcioni, ya que se quedó en Buenos Aires por problemas de salud de su esposa. Uno de sus colaboradores, Pedro Monzón, quedó al frente del equipo.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Podría interesarte