Victoria’s Secret detiene sus planes de desembarco en la Argentina por el Covid


La empresa anunció que llegaría al país de la mano de la licenciataria Grupo David a inicios de 2019; el primer local ya debería estar abierto, pero ahora la estrategia está en pausa por el coronavirus Fuente: Archivo
29 de mayo de 2020  • 18:08

Desde que Victoria’s Secret anunció que vendría a la Argentina hasta este momento

casi 18 meses, un cambio de Gobierno en el país y un cambio de dueño de la marca, un cepo y ahora,

una pandemia.

La intención de la

licenciataria de la marca para varios países de América Latina, Grupo David,

era abrir su

primer local en un shopping

a fines del año pasado. Eso todavía no pudo suceder y, por ahora, fuentes de la compañía confirmaron a

LA NACION

que

los planes de desembarco están “en pausa” por la pandemia del coronavirus.

A fines de febrero de 2019,

Grupo David confirmó que traería la marca a la Argentina “hacia fines de 2019 o principios de 2020”.

Por ese entonces, la compañía ya estaba viendo locaciones en Buenos Aires y pidiendo los permisos necesarios para importar sus líneas de belleza, cuidado personal y cosmética.

El objetivo era contar con 12 tiendas en la Argentina hacia 2025.

Esta sería la primera operación de Grupo David en el país, que también anunció que traería la firma de belleza y cuidado personal Bath & Body Works.

Voceros de la empresa explicaron que la marca llegaría primero con locales de

Beauty & Accesories

(belleza y accesorios),

con espacios de 80 a 200 metros cuadrados y venta de productos de belleza, perfumes, maquillaje y un surtido limitado de ropa interior.

La intención, luego, era pasar a superficies mayores, a partir de los 600 metros cuadrados, para incorporar todos los productos, inclusive la lencería, el corazón de su negocio.

“Vemos que en la Argentina hay una especie de apertura para marcas internacionales. Algunas están retomando y otras están poniendo el pie en el país. Y es el momento, ya que los que entran primero dominan el mercado”, comentaban ese momento desde Grupo David.

No obstante, sumaban que, como el desembarco llevaría casi un año,

eso le daría al grupo la posibilidad de “testear el mercado”.

Ese mismo año, la historia se torció para la inversiones extranjeras cuando el Gobierno de Mauricio Macri instaló el cepo cambiario. Inmediatamente después de la medida, y consultada por

LA NACION,

la compañía insistió en que su prioridad seguía siendo entrar al mercado y que ya estaba en proceso de obtener los permisos sanitarios para traer cremas y fragancias.


Voceros de Grupo David, la licenciataria de la marca, informaron que el desembarco está en pausa

En enero de este año, ante una nueva consulta de este diario, fuentes de la licenciataria confirmaron que los planes de llegada finalmente estaban dilatados mientras la firma observaba cómo afectarían las nuevas regulaciones, como el

reforzado cepo cambiario,

al negocio de Victoria’s Secret.

Hasta el momento, Grupo David llevó la marca a mercados como Panamá, Costa Rica y Venezuela.

Victoria’s Secret es una marca de lencería y productos de belleza fundada en la década del 60 del siglo pasado. Desde los 80 que perteneció a

The Limited Inc -luego L Brands-.

Este año, L Brands vendió el 55% de la empresa a la firma privada de inversiones Sycamore Brands.

La operación ayudaría a la marca a salir de la difícil situación financiera que atraviesa por la caída de sus ventas y las críticas a su director ejecutivo

Leslie Wexner,

que luego de 57 años deja su cargo, cuestionado por sus vínculos con el financiero estadounidense Jeffrey Epstein, que murió recientemente en la cárcel acusado de tráfico sexual.

La firma con sede en

Columbus, Ohio,

sufrió una caída de 12% en ventas en su última temporada de 2019. Sin embargo la crisis no comenzó allí: la empresa lleva más de dos años en dificultades financieras. El año anterior había perdido casi el 50% de su valor.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Podría interesarte