Los contactos de D’Alessio con la AFI K y sus negocios con el titular de Hinchadas Unidas Argentinas

Los contactos del falso abogado Marcelo D’Alessio con la AFI comenzaron a principios del 2015 cuando el organismo de inteligencia estaba dirigido por el actual senador K Oscar Parrilli y desde antes tenía relaciones comerciales con el presidente de la agrupación K Hinchadas Unidas Argentinas, Marcelo Mallo, según surge de las causas judiciales en que se lo investiga.

En su indagatoria ante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, D’Alessio dijo que el intento de extorsión al “productor agropecuario jubilado” Pedro Etchebest del 2019 era “una prueba” para supuestamente ser nombrado director de Investigaciones Complejas de la AFI de Mauricio Macri. O al menos, eso le habría dicho un ex agente de la AFI, el comisario Ricardo Bogoliuk. La AFI afirmó en todas las causas abiertas que D’Alessio no fue agente orgánico, ni inorgánico pero hasta ahora no se sabía de sus vínculos anteriores con la AFI.

El guardaespaldas de D’Alessio y ex agente de la AFI Rolando Barreiro dio pistas al juez Ramos Padilla que datan esos contactos más atrás y el juez no investigó. Aseguró que el agente de ese organismo “Claudio Alvarez tenía relación con D’Alessio y que los había visto junto dos veces”. Barreiro entró a la AFI durante la presidencia de Eduardo Duhalde y renunció a principios del 2016. Cuando Barreiro le preguntó a D’Alessio sobre Álvarez le dijo que “lo conocía de Quilmes”.

Mirá también

En cambio, el juez  federal porteño Luis Rodríguez, quien investiga el intento de extorsión de D’Alessio al despachante de aduana Gabriel Traficante, citó a indagatoria al agente Claudio Alvarez quien “ingresó orgánicamente a la Secretaría de Inteligencia en el 2002, donde trabajó de agente operativo en Contrainteligencia”. Su tarea “estaba relacionada con la investigación de delitos de narcotráfico, secuestros y trata de personas”, agregó. Especificó que D’Alessio se lo presentó “en el año 2015 otro agente llamado Gastón Ariel Parra”, quien trabajó poco en la agencia.

Alvarez dijo que pidió “autorización a la agencia para obtener información de D’Alessio quien le “daría una información sobre un narcotraficante” y se presentaba como con buenos vínculos con la DEA. Precisó que se reunió con D’Alessio en una oficina que tenía el falso abogado en Canning. Luego afirmó que a D’Alessio no lo vio más hasta que Barreiro lo volvió a llamar y le dijo que D’Alessio “necesitaba alguien que se pare en la puerta del estudio y le pagaría por ello”. Entonces, que fue a la oficina de D’Alessio “junto con otro agente y se quedaron en una antesala que tenía en el estudio ubicado en Canning en las Toscas” mientras se hizo el transporte de dinero.

Después, el juez Rodríguez llamó a declaración testimonial a Gastón Ariel Parra, quien ingresó a la AFI en febrero del año 2015 y renunció con el cambio de gobierno. Es decir, entró un mes después del crimen del fiscal de la AMIA, Alberto Nisman, que obligó a Cristina Kirchner a echar al ex director de Contrainteligencia, Antonio Stiuso, y a su equipo. Así Parrilli, su segundo, Juan Martín Mena, y el entonces subdirector Operacional de Inteligencia y actual diputado nacional Rodolfo Tahilade hicieron ingresar decenas de jóvenes de La Cámpora y otros sectores peronistas a la AFI (ex SIDE). Actualmente, existe un dirigente K en Tres de Febrero con el mismo apellido, pero no se sabe si se trata de la misma persona.

Los nombres de Claudio Alvarez, Gastón Parra y otros aparecen junto a los del abogado Franco Bindi en un informe que la AFI de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani entregaron al juez federal Rodolfo Canicoba Corral, quien investiga una tercera causa sobre supuesto espionaje ilegal del macrismo. Según distintas fuentes, Bindi fue uno de los “cerebros” del Operativo Puf para intentar anular la causa de los cuadernos de las coimas. 

Mirá también

En su testimonial, Parra dijo que a D’Alessio “lo conoció a mediados del año 2015 en una oportunidad que se reunió a desayunar con Marcelo Mallo en un café ubicado en centro comercial de las Toscas de Canning”. Y que a Mallo lo había conocido unos meses antes “por cuestiones de militancia política y se reunirían para hablar sobre temas de campaña”.

Mallo es el ex presidente de la agrupación K “Hinchadas Unidas Argentinas” que militó en el sector interno del ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y llevó hinchas al mundial de Sudáfrica de 2010. Además, Mallo es socio de D’Alessio en una empresa que cría truchas en Neuquén y se llama Natural Trout S.A. y está procesado en una causa por irregularidades con el uso de declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI). D’Alessio fue vocero del gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, luego entre el 2010 y 2012 fue director de ENARSA y seguidamente corrió el TC Mouras, bajo el seudónimo “Patán”, y con un auto esponsoreado por el programa de TV ultra K “6-7-8” y Aerolíneas Argentinas.

Luego, D’Alessio se acercó a desayunar con ellos y charlaron sobre política ya que “era un año de elecciones y se estaban definiendo las fórmulas para gobernador de la provincia de Buenos Aires”. En la interna del peronismo compitieron Aníbal Fernández y Julián Domínguez. Ganó Aníbal apoyado por Cristina.

Mirá también

Parra subrayó que “en distintas oportunidades había hablado con Álvarez de cuestiones políticas y éste le habría dicho que también era peronista y que quería dar una mano y militar en su zona”. Como Mallo militaba en el peronismo de la zona sur, “decidió presentárselo a Álvarez en un desayuno que tendría lugar aproximadamente 20 días después del anterior encuentro mencionado”. Se reunieron en un café de las Toscas, en Canning y ese día “Mallo se encontró nuevamente con D’Alessio” .Parra aseguró que “allí fue donde Álvarez conoció a D’Alessio y que volvieron a hablar sobre cuál sería el mejor candidato y qué pasaría con el país. Dijo que dichas reuniones D’Alessio “no le había dado una mala impresión, le parecía alguien muy simpático y profesional”. Relató a partir de ese encuentro, Álvarez “dio una mano en la campaña en la zona de San Vicente”, aunque no tiene más detalles si aquel siguió contactado con Mallo”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Podría interesarte