La Cámara Federal de Mar del Plata separó al juez Ramos Padilla de un expediente conexo a la causa D’AlessioPolítica 

La Cámara Federal de Mar del Plata separó al juez Ramos Padilla de un expediente conexo a la causa D’Alessio

La Cámara Federal de Mar del Plata aceptó una recusación del ministro de Justicia, Germán Garavano, contra el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, en un expediente conexo de la causa en que se investiga al falso abogado Marcelo D’Alessio por liderar una supuesta organización dedicada al espionaje ilegal y las extorsiones.

La decisión es exclusiva para el expediente en que se investiga una denuncia del ex miembro de la Cámara Federal de La Plata Carlos Rozanski contra Garavano por una supuesta maniobra para hacerlo renunciar a su cargo. Pero crea un precedente para la causa D’Alessio donde tanto la Cámara Federal de Mar del Plata como la Cámara Nacional de Casación Penal le dieron la competencia “provisoria” a Ramos Padilla. El único hecho para que la causa madre se investigue en Dolores es que D’Alessio se reunió en enero con el fiscal Carlos Stornelli en Pinamar.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

El tribunal de apelaciones integrado por los camaristas Alejandro Tazza y Eduardo Jiménez junto al subrogante juez federal de Necochea Bernardo Bibel decidieron aceptar la recusación de Garavano y separar a Ramos Padilla de la instrucción de la causa 13.211. El argumento principal es que Garavano había denunciado a Ramos Padilla ante el Consejo de la Magistratura y pedido su destitución lo que es una causal objetivo para separar a un juez del caso.

Cuando Garavano presentó su escrito ante el fiscal Juan Pablo Curi, Ramos Padilla rechazó la recusación y luego rápidamente dividió la denuncia de Rozanski de la causa madre. La recusación rechazaba la denuncia de Rozansky y criticaba duramente a la ex abogada del financista Leonardo Fariña, Gisele Robles.

En su resolución, la Cámara Federal de Mar del Plata señaló que “es que si bien el Dr. Ramos Padilla proyecta en su decisorio que no encuentra motivos que ameriten su corrimiento del sumario, lo cierto es que como bien señala el Dr. Garavano nos encontramos ante la configuración de una causal objetiva que impone la necesidad de apartar del legajo al a quo con miras a salvaguardar la garantía del Juez imparcial”.

“Nótese que el propio juez de grado decidió separar los hechos que conforman la plataforma fáctica objeto de imputación en los autos Nº 88/2019, respecto de aquellos eventos históricos que han sido denunciados por el Dr. Germán Garavano ante la Fiscalía Federal de Dolores en fecha 20 de Mayo del corriente y que a la fecha tramitan bajo el Nº 13211/2019”, agregó.

De esas inferencias “se construye un escenario del cual se dimana que asiste razón al peticionante, por cuanto de los elementos adunados al legajo se vislumbra que el pedido de juicio político articulado por el Dr. Garavano contra el Dr. Ramos Padilla, resultó previo al momento en que el recusante formulare la denuncia que motiva la formación de la presente incidencia”, agregó el tribunal marplatense.

Por otra parte, a principios de semana el fiscal general ante la Cámara de Casación Penal, Raúl Pleé formuló una presentación judicial con el objetivo de que la Corte Suprema de Justicia declare la incompetencia de Ramos Padilla en la causa D’Alessio.

El fiscal presentó un recurso extraordinario ante la Cámara de Casación que semanas atrás había confirmado la competencia provisoria del juez de Dolores, y afirmó que la causa debería pasar al “ejido capitalino”, es decir a los tribunales federales de Comodoro Py.

El caso se inició por la denuncia del “productor agropecuario jubilado” Pedro Etchebest en el juzgado federal de Dolores, donde sostuvo que estaba siendo extorsionado por el ahora detenido falso abogado Marcelo D’Alessio, quien le reclamaba dinero para evitarle quedar involucrado en la causa de los cuadernos en la que intervienen el fiscal Carlos Stornelli y el juez Claudio Bonadio.

Etchebest radicó su denuncia el 28 de enero en Dolores porque, según contó, D’Alessio lo llevó hasta Pinamar para que se estrechara la mano con Stornelli y comprobara que los pedidos de dinero que le había realizado tenían sustento y no eran producto de un engaño, solicitudes de parte del fiscal que resultaron totalmente falsas.

A partir del primer allanamiento realizado en la casa de D’Alessio el 6 de febrero, el juez Ramos Padilla detectó que el falso abogado estaba involucrado en una treintena de supuestas operaciones de “inteligencia ilegal nacionales e internacionales”, tras lo cual el fiscal del caso, Juan Pablo Curi, sostuvo que el caso debía pasar a la Capital Federal.

El planteo de Curi fue rechazado por la Cámara Federal de Mar del Plata y luego por la Cámara de Casación, motivo por el cual el fiscal Pleé presentó ahora un recurso extraordinario para que la Corte revoque el fallo de la Casación, y declare la incompetencia del juzgado de Dolores.

“Habiendo transcurrido casi medio año del inicio de la pesquisa, los elementos reunidos no solo no han develado maniobra ilícita alguna consumada en la jurisdicción de Dolores que justifique que el juez que previno mantenga el conocimiento de la causa, sino que resultan más que suficientes para afirmar su incompetencia”, sostuvo Pleé en su escrito de 45 páginas.

“En la instancia anterior (Casación) se afirmó la conveniencia de que sea el magistrado preventor el que continúe provisoriamente- a cargo de la investigación, hasta tanto se precise adecuadamente el objeto procesal integral de las presentes actuaciones”, remarcó, y luego aseguró que el objeto ya había sido precisado por el fiscal Curi y su equipo.

Los fiscales “en sus sucesivas impugnaciones han demostrado, mediante un concreto análisis de las circunstancias de modo, tiempo y “sobre todo- lugar de los hechos investigados, no solo que la delimitación reclamada a los fines de definir la cuestión de competencia ya se encontraba harto cumplida”, aseguró.

“El suceso por el que inicialmente se formuló requerimiento de instrucción “la extorsión de la que habría sido víctima Pedro Etchebest-, es el único que tuvo parte de su ejecución dentro de la jurisdicción de Dolores -en Pinamar- pero aún en este caso se encuentra probado, como explica el Fiscal General, que su consumación tuvo lugar fuera de la misma, en concreto, en oportunidad en que aquél realizara los pagos ilegítimos y ello ocurrió en Capital Federal”, remarcó.

“Por lo demás, también las nuevas hipótesis delictivas que surgieron con el desarrollo de la investigación, corroboraron que el ámbito de actuación primordial de la asociación ilícita investigada fue en el ejido capitalino“, destacó Pleé

Podría interesarte