Un mercado de vacas flacas en la Superliga: más préstamos y pases de jugadores libres que compras y ventasDeportes 

Un mercado de vacas flacas en la Superliga: más préstamos y pases de jugadores libres que compras y ventas

A una semana del comienzo de una nueva temporada, el mercado de pases en el fútbol argentino se mueve como cada año, pero con un volumen de dinero muy bajo. Se gasta poco, la mayoría de los jugadores van de un club a otro con el pase en su poder y hay muchos préstamos, pocas compras y escasas ventas.

En una economía con estanflación (recesión más inflación), la Superliga sueña en grande con una actividad económica famélica, con clubes que gastan poco para cumplir con el fair play financiero, y otros no tanto.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

De las 155 altas registradas hasta ahora en los 24 equipos, apenas 31 movieron dinero y generaron 50 millones de dólares. Se realizaron 28 compras y hay tres préstamos con cargos.

En tanto, de las 179 bajas, apenas 12 lograron traer dinero del exterior: unos 40 millones de dólares, producto de seis ventas, cuatro prestamos y una compensación. Además, Banfield vendió a Julián Carranza al Inter Miami, el equipo de David Beckham, pero seguirá en el club.

Jan Hurtado, el nuevo refuerzo de Boca. (Foto: Twitter)

Boca es el club que más movimiento de dinero está generando en la Superliga. Es el que gastó más en comprar: 11.800.000 dólares, principalmente por la mitad del pase de Eduardo Salvio (6.800.000) y el 100% de Jan Hurtado (5.000.000). Además, habrá un partido amistoso entre Boca y Gimnasia. De concretarse, Daniele De Rossi llegará con el pase en su poder y arreglará un contrato al menos por una temporada.

El club está a punto de vender a Darío Benedetto y a Nahitan Nandez por más de 35 millones de dólares, casi lo mismo que produjeron los 12 movimientos económicos, cuya mayor parte lo aportaron las transferencias de Matías Vargas -de Vélez al Espanyol en 10.500.000 euros- y de Lisandro Martínez, de Defensa y Justicia al Ajax de Holanda en 7.000.000 de euros. Cuando se sumen las dos inminentes de Boca, serán seis las ventas a Europa.

Mirá también

El mercado marca que la Superliga se alimenta justamente de la propia Superliga. De las 155 altas, hubo 98 cambios de equipo dentro del torneo argentino; es decir, el 63,2 por ciento. Otros 34 jugadores vienen del exterior (22%) y 23 llegan desde el Ascenso (14,8%). La figura más importante del mercado claramente es Salvio, el ex volante de Lanús.

Otra mirada sobre las incorporaciones es cómo se hacen. La mayoría son de futbolistas que tienen el pase en su poder, se van de un club y arreglan con otro por un año, dos o tres. Hasta ahora estos casos son 63 de las 155 altas; es decir, el 40,6 %. Hubo 45 préstamos (29%) en todas sus variantes (con o sin cargo, con o sin opción de compra), 28 compras (18,1%) y 19 jugadores retornaron a sus clubes luego de estar a préstamo en otro (12,3%).

Boca es el que más plata gastó, como se dijo, y lo siguieron Independiente (9.900.000 dólares) y San Lorenzo (5.200.000). En cuarto lugar aparece Vélez, con 4.300.000 y luego Racing con 3.500.000 y Godoy Cruz con 3.250.000.

Juan Brunetta pasó de Belgrano a Godoy Cruz.
Foto: Daniel Caceres

Las compras no son todas iguales. Hay directas, como la de Juan Brunetta, de Belgrano a Godoy Cruz en dos millones de dólares. Con un récord particular: es la compra más cara en la historia del club mendocino.

Otras compras involucran varios pases, como el de David Barbona de Atlético Tucumán a Racing. El pase total del jugador ascendió a 2.620.000 dólares. Pero la Academia le dio solo uno en efectivo al Decano, que se quedó con el 50 % de Agustín Lotti (1.100.000) y el 80 % de Yonathan Ca bral (520.000). Algo similar ocurrió con los pases de Rodrigo Aliendro y de Javier Toledo, entre Colón y Atlético Tucumán.

Vender un porcentaje del pase ya es una costumbre desde hace algunos años. Alexander Barboza era jugador de River. Estuvo casi tres temporadas, en dos etapas, a préstamo en Defensa y Justicia. Pero ahora pasó a Independiente, a pedido de Sebastián Beccacece. Pero el Rojo tuvo que comprar el 82,5 % del pase del jugador a River, que recibirá 3 millones de dólares limpios.

Otro cantar es la forma de pago, lo que anuncia los clubes sobre el valor total y lo que en realidad reciben. La diferencia son los impuestos, que rondan alrededor del 25 por ciento.

Atlético Tucumán publica en su sitio oficial los detalles de cada movimiento, como el préstamo de Favio Alvarez.

Atlético Tucumán es un ejemplo de transparencia. En el préstamo de Favio Enrique Alvarez a Los Angeles Galaxy están detallados los porcentajes de impuestos correspondientes a los 400 mil dólares del cargo: 0,5% para Agremiados, 7% por el decreto 12/12 (aportes personales y contribuciones patronales), 2% para la AFA y 15 % para el jugador. Así, el ingreso neto para el club tucumano es de 190 mil dólares.

Faltan 8 días para el comienzo de la Superliga y los movimientos seguirán. Porque el cierre del libro de pases será en la primera semana de agosto, con una más para las inscripciones cablegráficas y luego otra para los libres. Y las ventas al exterior estarán condicionadas, como siempre, por el cierre del mercado europeo.

Podría interesarte