Macrismo, cristinismo y en el medio poco y nadaPolítica 

Macrismo, cristinismo y en el medio poco y nada

Análisis de Sergio Suppo

17:45

Video

31 de mayo de 2019  • 22:26

A continuación, sus principales conceptos:

  • Se precipitaron los acontecimientos esta semana porque se están agotando los tiempos. Quedan menos de dos semanas para anotar las alianzas y tres semanas para confirmar las listas de los candidatos.
  • Desde que

    Cristina

    movió su pieza decidiendo no ir por la candidatura presidencial, una crisis se precipitó en el interior del peronismo. La última movida fue el jueves, cuando

    Sergio Massa

    finalmente blanqueó que ya no integrará el espacio del Peronismo Alternativo, que sus límites ya no son Macri o Cristina, sino sólo Macri.
  • Massa ya venía ya venía endureciendo el discurso contra

    Macri

    y había abierto la hipótesis de un acuerdo con toda la oposición. Esto quedó blanqueado en el congreso del Frente Renovador.
  • Que Massa diga que va a formar parte de un frente opositor para terminar con la era macrista, y afirmar que tiene un acuerdo con el cristinismo, es lo mismo. Lo que no se sabe todavía son los términos en los que trazará ese pacto.

    Alberto Fernández

    dijo hoy que “no tiene problema en darle una PASO a Massa”.
  • Si uno toma linealmente las declaraciones de Massa de ayer, que dice que es candidato presidencial, y esta declaración de Alberto Fernández, encontraría que habrá una competencia en las PASO entre Alberto Fernández y Sergio Massa. Pero no hay que tomar las palabras de los dirigentes en forma lineal. Hay varios temas pendientes.
  • ¿Cómo sería esa PASO? ¿Con listas completamente separadas, obligando a Massa a armar lista en cada uno de los distritos, o integrándose a las listas únicas de los candidatos a intendentes? ¿

    Unidad Ciudadana

    aceptaría eso?
  • Hay dos elementos para tener en cuenta respecto de Massa. Especuló hasta el anuncio de Cristina con que Cristina no se presentaba. Y asi esperaba heredar el capital político del kirchnerismo. Eso no ocurrió. Al mismo tiempo que él expresaba esa creencia, sus dirigentes en el conurbano se iban yendo con el kirchnerismo. O sea, o Massa se corría hacia el kirchnerismo, o sus dirigentes se iban por su cuenta.
  • Por si hiciese falta, la decisión de Massa deja en claro la idea de que habrá una confrontación bipolar en estas elecciones: entre el gobierno macrista y la fracción que surja del kirchnerismo. ¿Puede haber una tercera vía? La implosión de Alternativa Federal ha empobrecido esa posibilidad.
  • Una definición que falta del lado de Cambiemos es quién acompañará en la fórmula a Mauricio Macri. Originalmente, hace aproximadamente cinco meses, iba a ser muy probablemente alguien del riñón del Pro, alguien parecido a Gabriela Michetti. Se habló de repetir esa fórmula, y también de

    Carolina Stanley

    y de

    Patricia Bullrich

    . Esa hipótesis quedó un poco desdibujada por planteos del radicalismo, y por la necesidad de ampliar Cambiemos. Algo difícil, pero no habría que descartar que una parte de lo que era

    Alternativa Federal

    termine jugando con el Gobierno.
  • Esta semana también estuvo la Convención del radicalismo en Parque Norte. Lo más importante que surgió de ahí es que se quedan con Cambiemos. Lo segundo a destacar es que se vio a un partido en estado de catarsis, con críticas que pocas veces se le habían hecho al Gobierno. Con su presidente,

    Alfredo Cornejo

    , que hizo propias esas críticas. Pero, luego de las críticas, a la hora de votar, el radicalismo eligió quedarse con Macri por abrumadora mayoría.
  • El radicalismo necesita a Macri porque no tienen otro espacio político en el cual coexistir, y no tienen un candidato presidencial como para valerse por sí mismos. Pero tienen chances de instalar un vicepresidente. Nombres hay varios, de

    Martín Lousteau

    a

    Mario Negri

    . Son hipótesis todavía en danza. El Pro es el que va a tomar la última decisión, particularmente el núcleo duro, de la mano de Durán Barba.
  • Y precisamente

    Durán Barba

    no cree en los acuerdos estructurales. Lo concreto es que Macri necesita mejorar su oferta en términos de fórmula presidencial, y, fundamentalmente, necesita mejorar la economía. Sin neutralizar la crisis económica no tendrá chance alguna de reelección.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Podría interesarte