Cuadernos de las coimas: rechazan un pedido de Cristina y confirman a BonadioPolítica 

Cuadernos de las coimas: rechazan un pedido de Cristina y confirman a Bonadio

La Cámara de Casación Penal rechazó el pedido de la expresidenta

Cristina Kirchner

para apartar al juez federal

Claudio Bonadio

de la causa de los

cuadernos de las coimas

que la tiene procesada con prisión preventiva firme y a punto de ser elevada a juicio oral y público.

La decisión fue firmada por la mayoría de los jueces de la Sala I del tribunal integrada por Diego Barroetaveña y Daniel Petrone con la disidencia de Ana María Figueroa.

La expresidenta cuestionó a Bonadio porque dijo que perdió imparcialidad a raíz de las denuncias anteriores a este caso que la exmandataria había promovido en contra del juez.

Además, cuestionó que hubiera intervenido en el caso cuando no le correspondía hacerlo y dijo que prejuzgó cuando en un informe de la web de noticias de la Corte, el Centro de Información Judicial (CIJ), adelantó una decisión que tomó luego en el caso.

Pero los jueces Barroetaveña y Petrone dijeron que las denuncias contra Bonadio fueron sobreseídas o desestimadas al igual que las causas en el Consejo de la Magistratura y que la sola presentación de esas denuncias basta para apartar al juez del caso. Máxime cuando esas denuncias fueron desestimadas, pues bastaría con que los acusados denuncien a los jueces que no quieren que intervengan en sus casos para lograr su apartamiento.

Los jueces dijeron que debe haber causales serias de recusación y que aquí no las hay, pro lo que no la defensa no demostró que exista un temor de parcialidad fundado que justifique el apartamiento del juez Bonadio.

En lo que hace al CIJ, los jueces dijeron que lo publicado por Bonadio no refleja un adelanto del procesamiento sino que es la copia casi textual de las razones por las que llamó a indagatoria a los acusados.

En disidencia,. la jueza Figueroa dijo que como las denuncias eran de 2016, anteriores a esta causa, son pertinentes para justificar su apartamiento, pues hay una previsión del código procesal que impide al juez seguir interviniendo si ya fue denunciado antes por los acusados.

Dijo la jueza que el temor de parcialidad quedó configurado y citó numerosa jurisprudencia de tribunales internacionales de derechos humanos sobre el derecho a ser juzgado por un tercero imparcial. Criticó que el juez haya incorporado esta causa al expediente de Gas Licuando que ya tramitaba en su juzgado.

Dijo la jueza que la facultad de apartar a un juez es una garantía del acusado y no un derecho del juez a no ser apartado, que no va en desmedro de la idoneidad del juez, sino que es una herramienta legal frente a la subjetividad.

Por dos votos contra uno la causa quedó en el juzgado de Bonadio. Cristina Kirchner tiene una última chance: puede recurrir mediante un recurso extraordinario y si le es rechazado con una queja a la Corte para seguir bregando por apartar a Bonadio del caso de los cuadernos.

Podría interesarte