Renault y Smata firmaron un acuerdo de estabilidad de empleo a cambio de una baja de salariosEconomía 

Renault y Smata firmaron un acuerdo de estabilidad de empleo a cambio de una baja de salarios


La planta de Santa Isabel es la encuadrada en el acuerdo. Fuente: LA NACION

CÓRDOBA.- Frente al complicado panorama que enfrentan las terminales automotrices, con caídas de ventas en el mercado local y un Brasil que no levanta, directivos de

Renault

y representantes del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) de la seccional

Córdoba

firmaron un acuerdo con el objetivo de “proteger la fuente laboral y minimizar las pérdidas económicas”. El acuerdo contempla una reducción de la jornada laboral y una baja de salarios, que quedarán al 70% del nivel actual.

El convenio se hizo ante el Ministerio de Trabajo provincial y el texto regirá hasta el 31 de marzo de 2020. Prevé una reducción de la jornada a seis horas y dos turnos de trabajo para los operarios comprendidos en el convenio colectivo de trabajo 15/89 “E”. El primer turno es de 6 a 12 y el otro, de 12 a 18 horas. Por el tiempo de reducción de jornada diaria, la terminal pagará el 70% del salario neto.

El convenio prevé, además, suspensiones temporales (se mantendrá el pago del 70% del sueldo neto) de las actividades productivas en la planta de vehículos particulares y pickups, la posibilidad de que el personal adelante vacaciones y la prórroga de 480 contratos a plazo fijo.

La terminal asume el compromiso de mantener los 1.500 puestos de trabajo vigentes, “no produciendo despidos por razones económicas o falta de trabajo”. Del acto de la firma participaron el ministro de Trabajo, Omar Sereno, y los asesores de esa cartera, Mario Flores Fernández y María Victoria Monte Mazalay. En representación de Renault, firmó el gerente de Relaciones Laborales, Lucas Pelassa, y por Smata, el secretario Administrativo, Antonio Quintana, junto a delegados del personal involucrado.

Sereno dijo a
LA NACION que lo “novedoso” del acuerdo es la “cláusula extensa en lo temporal de garantía de estabilidad laboral”, y admitió que “a diario” están cerrando acuerdos similares con empresas metalmecánicas también fuertemente impactadas por la caída de la actividad.

En el gremio, indicaron a este diario que el acuerdo puede convertirse en un “antecedente” válido para repetir con otras automotrices, ya que no esperan que haya un repunte de la producción en el corto plazo.

El acuerdo llega a días de que empezaran las negociaciones de
Renault con el grupo FCA para una alianza global (Córdoba es la única ciudad del mundo donde las dos compañías tienen terminales) y a un mes de que
Mercedes Benz oficializara que no fabricará en la Argentina su pickup Clase X; modelo que iba a ser producido en la planta de Santa Isabel de Córdoba en el marco de la alianza Nissan- Renault .

También está “frenado” el proyecto para la fabricación de la pickup Renault Alaskan; los voceros de la empresa sostienen que se está analizando “cuál es el mejor momento para el lanzamiento”. Para el polo de pickups la inversión fue de US$600 millones en la planta cordobesa, que tiene capacidad para producir 70.000 unidades anuales; la mitad iban a ser Mercedes Benz, seguidas de las Nissan, actualmente en producción, aunque en niveles muy inferiores a los previstos originalmente.

Para la concreción de la inversión Smata también
aceptó flexibilizar algunos aspectos del convenio laboral, un hecho que siempre fue destacado por el gobierno provincial y por los mismos empresarios.

Podría interesarte