El Ejecutivo reglamentó los fondos comunes cerrados destinados a financiar a la construcciónEconomía 

El Ejecutivo reglamentó los fondos comunes cerrados destinados a financiar a la construcción

El Gobierno reglamentó hoy dos artículos de la Ley de Financiamiento Productivo, que habilitan el desarrollo de inversiones de largo plazo en el mercado de capitales con fines productivos o de desarrollo inmobiliario a través de fondos comunes de inversión cerrados o fideicomisos financieros, que no pagarán Ganancias.

El Decreto N° 382/2019 publicado en el Boletín Oficial, reglamentó los artículos 205 y 206 de la Ley de Financiamiento Productivo cuyo objetivo “es canalizar el ahorro hacia inversiones de largo plazo a través del mercado de capitales, con herramientas eficientes como los fondos comunes de inversión cerrados y los fideicomisos financieros”, informó la Secretaría de Finanzas a través de un comunicado.

Por su parte, el director de Política Habitacional, Marcelo Busellini, explicó que la reglamentación del artículo 206 “incentiva el financiamiento para la construcción de viviendas de hasta 220.000 UVAS, (el equivalente al día de hoy de unos US$ 170.000) por los cuales se pagará solo el 15% del Impuesto a las Ganancias, para quienes lo financien a 5 años, y quedarán exentos de ese tributo si las colocaciones son a mas de diez años”.

Esta medida “forma parte de una serie de iniciativas, como la reducción del IVA para viviendas de hasta 140.000 UVAS, destinadas a reducir la carga impositiva en el sector de la construcción para su incentivación”, dijo Busellini en declaraciones a Télam.

El funcionario destacó que en el Gobierno “creemos que estos fondos son excelentes vehículos de inversión, siempre a través de oferta pública. Además, la Superintendencia de Seguros de la Nación estableció que las aseguradoras puedan invertir hasta un 40% de sus carteras”, en estas iniciativas.

La actividad de la construcción acumuló una baja del 11,3% en el primer trimestre del año, y además registró siete meses de caídas interanuales consecutivas.

El marco legal y la reglamentación habilitan incentivos a estos instrumentos para canalizar fondos hacia la economía real a través del mercado de capitales y además, promueve el desarrollo de vivienda social al establecer beneficios impositivos particulares para los inversores.

Esto implica que ambos tipos de instrumentos serán fiscalmente transparentes, es decir que no tributarán Impuesto a las Ganancias por las rentas obtenidas en Argentina. 

El pago del impuesto quedará a cargo del inversor, quien deberá tributar solo en la medida que se distribuyan las ganancias de su inversión, creando un fuerte incentivo a la inversión de largo plazo. 

La Comisión Nacional de Valores, organismo de control del mercado de capitales bursátil local, tiene a la fecha aprobados y colocados -desde 2015- unos 10 fondos cerrados por u$s460 millones. 

Siete de ellos correspondieron a fondos estructurados para el blanqueo de capitales que sumaron u$s290 millones y los tres fueron post blanqueo por u$s170 millones. Desde el organismo de control precisaron que seis de ellos son inmobiliarios por u$s270 millones. 

“Tenemos ademas en proceso de análisis para ser aprobados mas de 15 fondos cerrados. Es un gran canalizar de ahorro hacia la economía real y permite a la gente ahorrar en ladrillos a través de este instrumento”, agregaron a Télam fuentes de la CNV. 

A modo de ejemplo concluyeron que por ejemplo en países que tienen bien desarrollado este tipo de estructura de inversión como Chile, Brasil y México, los proyectos alcanzan entre el 3% y el 5% del PBI.

Podría interesarte