Una nueva economía que ofrece al mundo el talento argentinoEconomía 

Una nueva economía que ofrece al mundo el talento argentino

Un estudio contable en Puerto Madero que liquida los sueldos de una petrolera inglesa alrededor del planeta; una productora de contenidos de animación que compite desde la Argentina con los grandes estudios del mundo; una pyme que utiliza la internet de las cosas para combinar sensores meteorológicos con inteligencia artificial (IA) y hacer pronósticos de alta precisión que vende a toda la región; un instituto de neurociencias que exporta sus investigaciones para predecir el desarrollo de enfermedades degenerativas.


Martín Migoya, uno de los socios fundadores de Globant

Estos ejemplos ocurren aquí y ahora y son parte de lo que se llama la “economía del conocimiento”, un área que no deja de crecer en la Argentina, donde genera empleos de alto valor agregado y ya represente el tercer sector exportador del país, solo detrás del campo y la industria automotriz. El año pasado, en un contexto de crisis y recesión, los Servicios Basados en el Conocimiento (SBC) exportaron por más de 6000 millones de dólares y se espera que en la próxima década continúe su crecimiento hasta representar el 15 por ciento de las exportaciones.

“El mundo está viviendo dos grandes revoluciones al mismo tiempo: la revolución digital y la cognitiva, que están cambiando la manera en que las organizaciones interactúan con los consumidores. Los servicios en general, pero especialmente los SBC, pueden ser uno de los principales motores de empleo del país”, le comentó Martín Migoya, uno de los socios fundadores de Globant, a la periodista Martina Rua, que presenta en esta edición de LA NACION
revista un completo panorama de uno de los sectores más dinámicos del país. Según las estadísticas, el empleo entre 2007-2017 creció para este sector un 65 por ciento más que en el resto de la economía. “Apuntamos a la creación, hacia 2030, de 215.000 nuevos trabajos, que significa duplicar la cifra actual y a 15.000 millones de dólares de exportaciones”, señaló Mariano Mayer, a cargo de la Secretaría de Emprendedores y Pymes, del Ministerio de Producción y Trabajo.

Además, el talento argentino atrae inversiones directas de grandes firmas multinacionales, como Accenture, que está muy cerca de alcanzar los 10.000 empleados en el país.

Por su fuerte perfil digital, este sector se vio beneficiado por la ley de Software, que vence este año. Por eso se espera que en junio el Senado sancione (ya lo hizo Diputados) la llamada ley del Conocimiento, que beneficiará a esta rama de la economía con reducciones en los costos laborales y en el pago de Ganancias y una estabilidad fiscal garantizada para que los derechos de exportación no superen los 4 pesos por dólar actuales.

Innovación, tecnología y conocimiento están cementando las bases de una nueva economía que hoy sale al mundo a ofrecer talento argentino.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Podría interesarte