Facebook pone la lupa en la campaña: sale a la caza de noticias falsas y señalará cuánto pagarán los candidatos por sus anunciosPolítica 

Facebook pone la lupa en la campaña: sale a la caza de noticias falsas y señalará cuánto pagarán los candidatos por sus anuncios

Facebook presentó este jueves su plan de seguridad para revisar noticias y cuentas falsas que interfieran en la campaña presidencial. Varias de las medidas se replicarán en Instagram y WhatsApp, dos de las redes sociales más utilizadas por los usuarios y los políticos y parte del coloso cibernético. Ahora será más fácil saber qué contenidos son promocionados y cuánto y quién pagó por los anuncios patrocinados.

En sus modernas oficinas en el centro porteño, los ejecutivos de la red social creada por Mark Zuckerberg expusieron ante periodistas el alcance de las medidas. “Las elecciones argentinas son una prioridad para Facebook”, afirma Marcos Tourinho, gerente de Políticas Públicas y Elecciones de la red social. Señalar la gravitación de la red social en el proceso electoral nacional es sencillo: en 2017 hubo 33 millones de electores habilitados en el padrón, casi la misma cantidad de usuarios argentinos registrados en Facebook.

La red social se concentrará en tres ejes de control. El primero consiste en limitar las cuentas y noticias falsas. A través de sistemas automatizados con inteligencia artificial -machine learning- y expertos en ciberseguridad y ciencias políticas revisan cuentas sospechosas y noticias falsas. Desde su centro de operaciones en Irlanda, Brasil y México expertos en ciberseguridad y cientistas políticos vigilan los intentos de interferencia externa y las informaciones falsas. Por estas horas se concentran en las complejas elecciones de India, que ostenta un padrón de 950 millones de electores, y de la Unión Europea, en la que confluyen 28 países con sus correspondientes lenguas.

Cristina y Macri, durante un encuentro en 2014 en las oficinas de Facebook. Foto: Archivo

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

La detección de las noticias falsas surge de los reportes de los usuarios, pero también de los comentarios que dudan sobre la veracidad de los noticias publicadas.

Las informaciones sospechosas y denunciadas serán analizadas antes de ser dadas de baja. Para eso, Facebook acaba de firmar un convenio con Reverso, un proyecto colaborativo que en la Argentina impulsa Chequeado y AFP y reúne a más de 85 medios argentinos, entre ellos Clarín, dispuestos a luchar contra la desinformación.

Esos medios elaborarán noticias brindando contexto sobre las informaciones. El proyecto finalizará el 11 de diciembre luego de la asunción del nuevo gobierno.

Reverso el proyecto para luchar contra la desinformación del que forma parte Clarín.

Si se comprueba que una información es falsa, se marcará como tal, pero no se eliminará necesariamente. La red social reducirá la distribución en su plataforma de noticias y los usuarios que deseen compartirlas serán advertidos antes de hacerlo.

Además, Facebook avanzará contra los sitios con reiteradas denuncias de noticias falsas y bloqueará su posibilidad de monetizarse. En su mayoría lanzan anzuelos hacia sitios de noticias falsas con clicks fáciles.

“Es una carrera armamentista”, sentencia Tourinho a propósito del desafío de la red social para frenar la campaña sucia. La mayoría de las veces, advierte, hay máquinas y personas físicas detrás de los ataques. No juzgarán si un actor político miente. “No podemos limitar la libertad de expresión”, advierte.

El segundo eje pretende transparentar los anuncios políticos. Se subrayará el carácter patrocinado de las publicaciones pagas en Facebook, Instagram y Messanger. En una biblioteca de anuncios podrá verse quiénes y cuánto pagaron por sus respectivos anuncios los candidatos y partidos políticos. Desde Mauricio Macri a Alberto Fernández. Todos los actores que paguen pauta publicitaria deben estar radicados en la Argentina.

Los usuarios también podrán constatar cuántas personas vieron esas publicaciones, dónde lo hicieron y hasta su sexo y edad, entre otros datos demográficos de la audiencia que estarán disponibles. Todos esos datos permanecerán online durante los próximos 7 años. La herramienta ya se utilizó en las recientes elecciones de España y Brasil.

Mirá también

“En 2015 detectamos que en la Argentina algunas fuerzas políticas hicieron un uso efectivo de nuestra plataforma”, reconoció Esteban Israel, director de Comunicaciones y Políticas Públicas para Facebook en América Latina.

El tercer y último eje de transparencia descansa en el acuerdo que abril pasado suscribió el gigante cibernético con la Cámara Nacional Electoral (CNE). Habrá desde recordatorios de votación hasta foros de participación. “Facebook es una empresa privada. Podemos dar cuentas de baja, pero si hay algún delito debe informarlo la Cámara”, insistió Tourinho.

Mirá también

WhatsApp -la red social de mensajería instantánea adquirida por Facebook en 2014- se convertirá en la vedette de estas elecciones para compartir contenidos, como ya ocurrió en otros países.

El oficialismo y la oposición crean materiales para que sean compartidos por los usuarios en sus grupos y proliferan las noticias falsas. Para bajar la influencia de estas últimas, la red de mensajería permitirá a los usuarios remitir la información a los verificadores de datos, según confirmó Julieta Shama, gerente de Alianzas Estratégicas con Medios de Facebook.

En las últimos meses y para detectar y reducir el envío de spams, WhatsApp incluyó la leyenda de mensajes reenviados y limitó la viralización de mensajes. El resultado fue contundente: bajó el 25 por ciento de los mensajes enviados en la red.

Para las fechas de los comicios, cuando el peligro de la campaña sucia en redes se potencia, Facebook pondrá en marcha su War Room (sala de guerra o de situación), donde confluyen docenas de expertos -entre ingenieros, analistas de datos, equipos de inteligencia cibernética, y abogados- tal como hicieron en Brasil y en las últimas elecciones en Estados Unidos.

El “War Room” de Facebook que se utilizó en Brasil.

El “War Room” de Facebook que se utilizó en Brasil.

El trauma de la elección que consagró a Donald Trump en 2016 en los Estados Unidos y la presunta intervención rusa en esos comicios caló hondo en la red social. “Fue un error, cambiamos la forma de hacer las cosas. Queremos reducir los malos contenidos”, afirma Israel.

Podría interesarte