El Gobierno seguirá apostando a la polarización y a restarle apoyo peronista al kirchnerismoPolítica 

El Gobierno seguirá apostando a la polarización y a restarle apoyo peronista al kirchnerismo

Luego de la sorpresa y la incertidumbre sobre el nuevo escenario político, un alivio y un alerta para Mauricio Macri. El Gobierno esperará unos días la decantación de los efectos del movimiento de Cristina Kirchner y los resultados de las encuestas para redefinir en todo caso la estrategia electoral. Aun así en la Casa Rosada evaluaron de manera positiva la centralidad de la ex presidenta, apostarán a sostener la polarización con ella más allá de la candidatura de Alberto Fernández y se mantendrán atentos al rol de Juan Schiaretti como soporte a la llamada tercera vía con un sector del peronismo.

En términos de votos en Balcarce 50 no está claro el balance de beneficios y perjuicios para Cambiemos de la permanencia de Alternativa Federal como oferta electoral, aunque en principio implicaría un freno al encolumnamiento de la mayor parte del PJ detrás de Alberto F. y Cristina. “No podemos saberlo, parecería que (Roberto) Lavagna nos comería más votos que (Sergio) Massa. Lo que vemos es que Schiaretti puede ser un dique de contención de un sector del peronismo en ese espacio”, dijo a Clarín un funcionario involucrado en el armado electoral. En el Gobierno no descartan que la fórmula Fernández-Fernández no sea la definitiva, desde que Cristina termine encabezando hasta que desista de competir, lo que deja todavía más abierto el tablero de negociaciones en el peronismo.

Rogelio Frigerio -ministro del Interior- se comunicó con gobernadores peronistas para tantear de primera mano las reacciones iniciales. En la Casa Rosada llamó la atención la respuesta positiva de Domingo Peppo al anuncio de Cristina y relativizaron que Gustavo Bordet tomara distancia de Alternativa Federal. 

Mirá también

A su vez entre las cuestiones que no cambiaron -en línea con el mensaje de Marcos Peña el mismo sábado- se mantiene la aparente contradicción entre la presunta conveniencia electoral de la “polarización o muerte” o la perspectiva a mediano plazo de “ayudar a construir una oposición repúblicana”, con margen para acordar en el Congreso. En cuanto al primer punto el Gobierno apostará a la confrontación con Cristina más que con su designado candidato a presidente. “Si ella está en la fórmula, es el centro de la escena. Y lo natural es hablarle a ella”, adelantó un integrante del Gabinete aun cuando la estrategia terminará de definirse en los próximos días: “Hay que esperar las mediciones”.

Mirá también

Lo que la Casa Rosada ya descuenta como positivo para Macri es el regreso a escena de Cristina, con protagonismo desde la presentación de su libro, el anuncio del sábado, las idas y vueltas de la Corte Suprema y su presencia en el inicio del juicio este martes. “Eso no es gratis. Va a tener un impacto y también hay que medirlo”, decía un integrante de la mesa política este mediodía, mientras señalaba en su despacho las imágenes de Comodoro Py: “Estábamos solos, con ella guardada y en el peor escenario. Ahora estamos saliendo de eso, peleando con alguien de carne y hueso, y con un pasado que no quiere mostrar”.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

¿La jugada de la ex presidenta, el impacto de su anuncio de que no irá por un tercer mandato, podría empujar a Macri a tomar también alguna decisión fuera de lo previsto? Insistir con una fórmula cerrada sería un error, pero esa idea es anterior”, evaluó un funcionario sobre la candidatura a la vicepresidencia, ya en debate desde hace un tiempo.

El panorama para el macrismo asoma más previsible con el radicalismo, pese al ruido de los pedidos de Alfredo Cornejo -esta semana se sumó Julio Cobos- por revisar el intento de reelección de Macri. De cara a la Convención de este lunes, en Parque Norte, en el Gobierno se mostraron confiados en que la UCR ratificará su pertenencia a Cambiemos con un mandato para discutir la estrategia electoral y una posible ampliación de la coalición, algo difícil de concretar en la práctica.

Podría interesarte