Dirigentes progresistas esperan que el Gobierno los convoque a dialogar para enfrentar la crisisPolítica 

Dirigentes progresistas esperan que el Gobierno los convoque a dialogar para enfrentar la crisis

La cita había sido programada con anticipación. Por eso, los bruscos movimientos del mercado con la suba del dólar y la disparada del riesgo país, imbuidos por la incertidumbre electoral, se apoderaron de la cumbre progresista que armaron dirigentes del GEN, del socialismo y radicales rebeldes.

A tal punto, que los dirigentes de centroizquierda esgrimieron la necesidad de que “las máximas figuras” del oficialismo y la oposición salgan de la clave electoral y se sienten a dialogar para ver de qué manera salir de la crisis.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Margarita Stolbizer, Miguel Lifschitz, Ricardo Alfonsín y Federico Storani, analizaron el escenario electoral y económico en la sede porteña del partido GEN junto a otros dirigentes “socialdemócratas” -como les gusta llamarse- como Sergio Abrevaya, Juan Manuel Casella, Alicia Ciciliani y Ruben Grenada.

“Coincidimos en la necesidad de que los máximos dirigentes del país del oficialismo y oposición salgamos de la clave electoral porque si no salimos de la campaña y nos sentamos a hablar sobre cómo salir de la crisis, tranquilizar la economía y generar gobernabilidad, me parece que estamos en un escenario complejo”, aseguró a Clarín uno de los participantes del cónclave.

El tema surgió desde los radicales críticos de la gestión nacional, pero fue acompañado por el resto de los invitados.

Otros dirigentes hablaron de “maniobras” del sector financiero, tendientes a bajarle el pulgar al presidente Mauricio Macri y a promover una eventual postulación de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

Mirá también

Lo que sí dejaron en claro es que ese contexto de diálogo para salir de la crisis, debe ser convocado por la Casa Rosada.

En el plano electoral, todos los presentes promueven la candidatura de Roberto Lavagna. Todos partieron de la premisa de que hay una demanda social muy fuerte para salir del esquema Macri o Cristina, pero también que hay que corporizarlo rápidamente y dejaron en claro que “el mejor es Lavagna”.

En función de eso, elaboran un documento que preparó el ex ministro de Economía, como punto de partida en materia programática, y que estaría terminado la semana que viene. La idea, es difundirlo para ir instalando la candidatura presidencial -aún no confirmada- de Lavagna.

Socialistas, margaritos y radicales rebeldes coincidieron en que, por ahora, “la tercera vía” es una agradable enunciación que no tiene ningún correlato con la realidad, ya que ese espacio que intenta ser una alternativa a la polarización entre Macri y Cristina Kirchner, no se ha consolidado ni mucho menos.

Mirá también

“Es verdad, creo que hay una preocupación compartida de todos pero ansío en que finalmente vamos a poder encontrar un punto de equilibrio”, sostiene a Clarín otro de los asistentes al encuentro, al referirse a la disputa que aún prevalece en el sector peronista Alternativa Federal, sobre cómo se elegirá al candidato del espacio; si por consenso como plantea Lavagna o en las PASO, como lo impulsan Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey.

Por eso, pretenden que Lavagna desarrolle “más músculo” y logre empezar cuánto antes a trabajar para despegarse de los otros presidenciables peronistas.

En forma paralela, los dirigentes progresistas quieren convocar a otros dirigentes del radicalismo y referentes sociales que se sumen a la propuesta.

Del encuentro no participó el Movimiento Libres del Sur de Humberto Tumini, cercano al salteño Urtubey pero que también ve como un aporte a la conformación del espacio la postulación de Lavagna.

Mirá también

Consultados por la ausencia de Martín Lousteau, quien supo tener un fluido diálogo con Stolbizer, Alfonsín y Lifschitz, y que en algún momento hasta los invitó a ampliar Cambiemos, uno de los dirigentes que concurrió a la cumbre, respondió: “Lousteau no estuvo ni está en este espacio. Pero porque él así lo quiso”.

Podría interesarte