A pesar de los rumores, el Gobierno ratifica la candidatura del PresidentePolítica 

A pesar de los rumores, el Gobierno ratifica la candidatura del Presidente

Ni el Riesgo País por encima de los 1.000 puntos, ni un dólar trepando por arriba de los 47 pesos. Mucho menos, empresarios pidiendo a puro aplauso y de pie a María Eugenia Vidal. En la Casa Rosada no pasan inadvertidas las señales que, entienden, dieron los mercados en los últimos días. Pese a la contundencia con la que llegó ese mensaje, para que se active el “Plan V” y la candidata sea la gobernadora, en el Gobierno dicen que la decisión del Presidente de ir en busca de la reelección se mantiene intacta y no cambiará -al menos así lo sostienen hoy- pase lo que pase en materia económica.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

La ratificación pública de esta firmeza que transmiten en el Gobierno la dio el propio Presidente: en medio de una de las jornadas más tensas de este año, concedió una entrevista -que había pospuesto a la mañana, en plena ebullición en la City- y reafirmó que va “a ser candidato”. “Ya lo he dicho varias veces. Ahora lo que digo es que hay que confirmar a los otros candidatos para ver quiénes son”, dijo en una clara alusión a Cristina Kirchner, que juega con el misterio.

La chicana esconde uno de los argumentos a los que recurren en el Gobierno para replicar el “miedo” que vibran, tanto en el mundo como en el Círculo Rojo local. En la cúpula macrista creen que los buenos números de la ex Presidenta en las encuestas se amparan en, justamente, en que todavía no se definió como candidata y, especialmente, que “todavía no empezó a hablar”. El registro de aquella Cristina perdiendo el poder en 2015 por el hartazgo de un sector de la sociedad por sus políticas y modos, se reactivará una vez que gane centralidad mediática. “Ya le pasó en 2017: venía muy arriba y cuando empezó a hablar terminó perdiendo con Esteban (Bullrich). Ni siquiera con Vidal: ¡con Esteban!”, recuerda, con malicia, uno de los estrategas de aquella campaña.

Mirá también

La estrategia electoral es otro punto que derriba la intentona de tantos ejecutivos que quieren que Macri le ceda la posta a Vidal. El análisis que realizan puertas adentro del Gobierno apunta a que si la gobernadora es candidata a Presidenta, el hueco clave que dejaría en la provincia sería imposible de suplir y que a menos de cuatro meses de la elección ya no habría margen para construir otra candidata. Un razonamiento que colisiona con el mismo mensaje que ofrecen en el Gobierno, respecto a que todavía “falta mucho” para las PASO y que a esta altura, en 2015, era impensado pronosticar a Vidal como gobernadora.

Todo esto, sumado a los dichos de la propia Vidal, que en cada ocasión que tiene perjura que su lugar es el territorio bonaerense, hace que en el Gobierno se rechace el plan V. En un juego de pronósticos sobre la economía, las principales voces del macrismo aseguran que no hay golpe de mercado que pueda hacer cambiar de idea al Presidente. “Va a ser el candidato, pase lo que pase”, refuerzan.

En ese sentido, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, trajo alivio en el almuerzo que compartió el Gabinete este jueves, al exponer que “no hay un golpe de mercado”.

Curiosidad aparte, un rato después, Macri no dudó en atribuirle la inestabilidad económica a las “dudas” del mercado de que Argentina “quiera volver para atrás”, luego de la difusión de sondeos que muestran a Cristina Kirchner ganándole en un eventual balotaje. “Para el mercado es el cambio que hemos empezado nosotros o volver a la conducción del peronismo”, planteó en Radiofónica de Rosario. En la reunión con los ministros, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, le puso fecha al fin de tantas especulaciones que hacen los mercados: “Hay que aguantar hasta el 22 de junio (cierre de listas)”, pidió.

Mirá también

La encuesta que, a modo de ver del Gobierno, hizo temblar la economía fue realizada por la consultora Isonomía, una de las más respetadas por la cúpula PRO. El temor a que eso haya desatado un espiral negativo impactó fuerte. Tanto que el asesor estrella de Macri, el ecuatoriano Jaime Durán Barba, pasó por Casa Rosada y, en el encuentro con Peña y el resto del Gabinete, cuestionó fuertemente su difusión y apuntó que se trata de “una irresponsabilidad”. “Es una locura trazar un escenario de balotaje 7 meses antes de que se pueda dar y cuando todavía no se sabe quiénes van a ser los candidatos”, criticó, según reconstruyó Clarín. En rigor, el sondeo fue hecho a pedido de un cliente internacional, lo que lleva al Gobierno a confirmar que el clamor por el “Plan V” también “llegó desde afuera”, según consideró un ministro.

Con la misma convicción que sostienen la candidatura del Presidente, en Casa Rosada descartan cambios en el Gabinete, a los que sí recurrió Macri en otro momento para oxigenar la gestión. Indican que en aquel fin de semana de septiembre, cuando fueron eyectados los vicejefes de Gabinete Mario Quintana y Gustavo Lopetegui luego de que el dólar llegara a 38 pesos, había “otro contexto” macroeconómico. “Hoy eso está ordenado”, remarcan. El Círculo Rojo, que supo reclamar la salida de Peña y de Dujovne, tendrá que esperar. No obstante, el buen vínculo que trazó el jefe de Estado con Martín Lousteau podría redundar en algún momento en un ofrecimiento formal para que regrese al equipo.

Lo que sí habrá, en caso de que Macri sea reelecto, son gestos de apertura política, coinciden varias voces de primera línea consultadas. Sucede que en esos primeros 100 días de mandato, el Gobierno deberá avanzar con reformas estructurales que sólo podrá hacer con acuerdos con la oposición.

Mirá también

PDL

Podría interesarte