Nicolás Domingo: “Dar vuelta esta serie puede ser el punto de partida para recuperar la identidad de 2017”Deportes 

Nicolás Domingo: “Dar vuelta esta serie puede ser el punto de partida para recuperar la identidad de 2017”

“¡Domiiiiingo, domiiiiingo!”. La ovación que recibe cada vez que la voz del Libertadores de América lo nombra antes de los partidos de Independiente le entra por los oídos y le recorre todo el cuerpo como una descarga eléctrica que desemboca en el corazón para llenárselo de energía. Nicolás Domingo, a sus 34 años, está viviendo su mejor momento. Es el más aplaudido por la gente del Rojo, se ganó de nuevo el puesto después de un arranque de año que lo encontró inexplicablemente en el banco y hace días renovó su contrato hasta 2021. En ese amor con el Diablo, casi impensado para él a esta altura de su carrera, hace pie esta charla a horas de jugarse todo en la revancha ante Argentinos por la Copa de la Superliga.

-¿Qué te genera cuando los hinchas te aplauden más que a ninguno?

-Es reconfortante. Es lo que soñé toda la vida. Vine de mi pueblo a los 14 años con un bolsito lleno de ilusión de triunfar en Primera. Cuando eso pasa, después viene algo más difícil que es mantenerse. A lo largo de mi carrera me ha tocado lesionarme la rodilla, salir a préstamo, quedar libre en River, jugar una final de Libertadores con Peñarol… Y hoy vivir este momento en Independiente, con la magnitud que tiene este club y habiendo ganado la Sudamericana en 2017 es haber encontrado mi lugar. Disfruto mucho, no sólo de entrar a la cancha, sino del día a día, de ponerme esta camiseta. Trabajé mucho para llegar a este momento.

“Toda mi vida soñé con que me ovacione todo un estadio”, dice el volante de 34 años.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

-¿Cuándo te diste cuenta que la relación con el hincha de Independiente se volvió algo fuerte?

-Hubo un quiebre. Fue después de haber perdido la Recopa con Gremio por penales. Haber jugado hasta los 120 minutos con uno menos, haber convertido el penal que me tocó patear en lo personal… Lo que viví a partir de ahí fue increíble. Los que me cruzaban me decían que se habían sentido identificados por la entrega y por el compromiso. El fin de semana siguiente jugamos con Banfield, a mí me tocó entrar en el segundo tiempo y esa fue la primera vez que me ovacionaron. Nunca más me voy a olvidar de ese momento.

-¿Independiente es el club en el que más cómodo te sentiste?

-Siempre habrá un pedacito de mi corazón en River porque me acobijó en mi adolescencia. Me vine de Totoras para acá, me dio un techo y comida. En Banfield pasé dos años y medio y logramos el ascenso y sentí una identificación muy grande también. Pero que me suceda esto en Independiente, con su historia, es el momento más importante de mi carrera. Lo que estoy viviendo acá no lo viví en ningún otro club.

-¿Nunca dudaste en extender el contrato o el haber empezado el año como suplente te hizo pensar?

-Nunca dudé. Con la dirigencia empezamos a hablar en noviembre del año pasado. Tuve tres o cuatro llamados de otros lados, pero yo estaba enfocado en seguir acá. Encontrar un lugar así casi en el final de mi carrera hace que no me quiera mover. Teníamos mucha competencia y yo sabía que mi oportunidad de jugar iba a volver a estar. Siempre me empujé a mi mismo cada día para estar preparado. Acá hay que demostrar todos los fines de semana y yo tenía que estar listo.

-Renovaste hasta tus 36 años. ¿Podemos decir que te vas a retirar en el Rojo?

-No lo pienso aún. El fútbol exige permanentemente. Firmé un vínculo por dos años más y estoy muy feliz. Pero sé que esto es semestre a semestre. Yo pienso en períodos cortos para tener la mente en el presente.

Domingo renovó contrato hasta 2021 en el Rojo: “Nunca dudé en seguir”.

-Te llevo al plano colectivo. ¿Independiente perdió la identidad que había logrado en 2017?

-De ese equipo quedaremos cinco o seis jugadores de los que más jugamos en esa Sudamericana. Cada jugador y cada momento es distinto. Volver a conseguir ese mismo funcionamiento es complicado. Como grupo sí nos planteamos no negociar el “Compromiso, actitud, intensidad”. Eso tiene que estar. El funcionamiento va a ir variando porque las características de mis compañeros de hoy no son las mismas que las de aquel momento. Necesitamos regularidad, que no pudimos conseguir por ahora en 2019. Apuntamos en hacernos fuerte en el mano a mano de esta Copa de la Superliga. Dependemos de una victoria para avanzar. En esa Sudamericana fuimos fuertes en el mano a mano. Perdimos con Atlético Tucumán y con Libertad y lo dimos vuelta en casa. Dar vuelta esta serie puede marcar el punto de partida para recuperar la identidad de 2017. Puede ser el despegue definitivo.

-¿Hasta ahora vienen sufriendo esta temporada más que disfrutándola?

-Es exagerado decir eso. Independiente es el Rey de Copas y es cierto que hacía mucho que no llegaba a cuartos de final de la Libertadores, nosotros logramos avanzar y fue muy pareja la serie con River. Sí hicimos una mala Copa Argentina. Hicimos una irregular Superliga. Y el final de esta temporada dependerá de avanzar ante Binacional y de cómo terminemos esta Copa de la Superliga. Hoy es una campaña regular, pero puede terminar siendo muy buena.

-¿Posesión o verticalidad?

-Yo miro el fútbol y lo analizo de la misma manera en la que me gusta jugarlo. A mí me gusta que mi equipo tenga la pelota, pero siempre pensando en el arco de enfrente. Me gusta cuando generamos muchas situaciones, como contra Binacional. Sí me das a elegir prefiero tener la pelota pensando siempre en atacar.

-La dirigencia suele quejarse del arbitraje y lo relacionan con cuestiones políticas. ¿Vos qué pensás?

-En cuanto a la opinión de los dirigentes, nosotros estamos muy ajenos a las cuestiones políticas. Ellos sabrán. Yo hablo de lo deportivo. Y desde que llegué a Independiente el listado de los fallos arbitrales a favor va a quedar bastante descompensado comparado con los fallos en contra. Pero no podemos gastar energía en esto. Hay que salir a la cancha a defender nuestros intereses y pensando en hacer lo mejor posible lo que está en nuestro poder.

Podría interesarte