El relato que nos transforma en testigos más allá de la casi infranqueable marea del tiempoEconomía 

El relato que nos transforma en testigos más allá de la casi infranqueable marea del tiempo

Espectáculo

Crítica de Jamás llegarán a viejos

Jamás llegarán a viejos es a la vez un documental, un relato emotivo y doloroso, una película de denuncia y un filme experimental, todo realizado por uno de los directores más taquilleros de las últimas décadas. Peter Jackson tomó material filmado durante la Primera Guerra Mundial y lo procesó para que pareciera filmado ayer, en colores, sonido y movimiento. Lo que permite recuperar aquellos rostros de casi niños que fueron a una guerra que no entendían y que terminó en una masacre de proporciones poco comprensibles. La película, justamente, hace eso: logra que comprendamos el tamaño de la tragedia solo a partir de los relatos de sobrevivientes y de tener esas viejas imágenes de tal modo que podamos comprenderlas. El cine rompe -lo quería Bazin- el límite de las épocas y remonta la marea del tiempo para volvernos testigos de un dolor absoluto. Una experiencia única.




Título original: They shall not grow old, Gran Bretaña, 2018. Duración: 99’. Dirección: Peter Jackson. Calificación: Apta para mayores de 13 años.

Podría interesarte