Queja de los diplomáticos a Jorge Faurie: los traslados al exterior “son arbitrarios y poco transparentes”Política 

Queja de los diplomáticos a Jorge Faurie: los traslados al exterior “son arbitrarios y poco transparentes”

En una inesperada decisión, la Asociación del Personal del Servicio Exterior de la Nación emitió un duro comunicado entre sus socios en el que advierten que los traslados de los funcionarios a embajadas y organismos extranjeros son “arbitrarios y poco transparentes”.

A decir verdad, en todos los gobiernos de turno, desde el retorno a la democracia, los diplomáticos se quejaron por lo bajo de que los “premios” y “castigos” en su carrera fueron siempre arbitrarios. Lo llamativo del comunicado es la fuerte tensión que persiste entre el APSEN y el canciller Jorge Faurie, embajador de carrera como los nucleados en el gremio de los diplomáticos. El enojo del APSEN también también incluye la gestión del nuevo vicecanciller Gustavo Zlauvinen, otro diplomático de carrera. 

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

En su comunicado, a cuyo texto accedió Clarín, el comunicado del APSEN hizo referencia a las última circular que define los ascensos. “La Comisión Directiva del APSEN manifiesta su malestar y preocupación por el procedimiento arbitrario y poco transparente del traslado de funcionarios del SEN al exterior”, empieza diciendo. 

La queja se conoce en medio de una pulseada mayor de los diplomáticos con la gestión Cambiemos, que ante la falta de presupuestos en todo el Estado, achicó los gastos en todas las embajadas y misiones argentinas en el exterior, donde deben incluso buscar fórmulas “creativas” para los festejos patrios ante la falta de dinero. También hubo recortes para choferes y cocineros en las sedes diplomáticas. Y los últimos ascensos de fin de año a embajador causaron ruido.

Mirá también

De los diez que fueron aprobados en el Senado, uno quedó aún sin solución: es el caso de Edgardo Malaroda, embajador en Alemania, acusado por empleados de dicha sede diplomática de maltratos y otros abusos. Otros dos ascensos a embajador que molestaron entre los diplomáticos pero que aún no pasaron por la comisión de acuerdos es de Marcelo Cima, hoy a cargo de la sede de organismos internacionales. Y también el de Eugenio Bellando, hoy en Angola. 

El año pasado, había sido el ministro Faurie quien durante el Día del Diplomático adelantó que había que hacer sacrificios en estos tiempos debido a las dificultades que atraviesa el país y dijo también que había muchos diplomáticos que no aceptaban misiones en lugares muy lejanos o difíciles, y que buscaban sólo países o ciudades centrales.

Hay de hecho, fallas estructurales que se arrastran de décadas en la Cancillería pero que se acentuaron con el fuerte cariz político y militancia que le dio el kirchnerismo. 

Clarín intentó tener palabras de la presidencia del APSEN, que conduce Marta Aguirre. La diplomática asumió recientemente con una fuerte embestida en defensa de sus asociados. Por ejemplo, envió a Clarín una carta de protesta por una nota en la que se recordaba la militancia kirchnerista de un embajador. Un artículo que no gustó en el gremio. Este diario también intentó sobre la cuestión en la oficina de prensa del Ministerio, pero no obtuvo respuesta todavía. 

Mirá también

El comunicado nuevo del APSEN señala que “se producen traslados sin vacantes previamente licitadas, vacantes licitadas que no se cubren a pesar de existir candidatos para el cargo que cumplen con los requisitos requeridos, funcionarios que no cumplen con todos los requisitos indicados que sin embargo son trasladados, vacantes que se cubren con funcionarios de distinto rango al de la vacante publicada”. 

El texto del gremio no hace mención de casos puntuales, pero según supo Clarín no son necesariamente misiones centrales, ni puestos altos. Es un comunicado que marca más tensión, dado que en todos los gobiernos los traslados fueron arbitrarios, tanto de diplomáticos, como los de administrativos, donde suelen tener una fuerte presencia y decisión los gremios. Bajo el kirchnerismo, por ejemplo, se utilizó la fórmula del premio a la militancia

Según el APSEN, hubo “incumplimiento de los procesos estipulados en la normativa específica, donde se modifican los requisitos sin que medie explicación alguna, la situación descripta configura un escenario de desigualdad donde las reglas, poco claras y cambiantes, no son las mismas para todos los candidatos”.

Más aún, acusan a la Cancillería de tener una “errática periodicidad de los llamados y el número de vacantes, lo que atenta contra la previsibilidad mínima y expectativas elementales que son propias de la carrera de un funcionario diplomático”.

Y afirman que el sistema de licitar vacantes para traslados no está previsto originalmente en la ley del Servicio Exterior de la Nación, pero fue “instaurado hace décadas en el Ministerio”. Afirman que ello fue un logro importante de la carrera y un “avance en la transparencia de la gestión de recursos humanos“. 

La Comisión Directiva del gremio decidió dar dos pasos: uno es plantear el tema ante las autoridades superiores del Ministerio para participar de los procesos licitatorios de vacantes en el exterior; y también buscará “impugnar por vía administrativa resoluciones de traslados que sean producto de procesos viciados“.

Mirá también

PDL

Podría interesarte