Llega a San Juan la primera estación de servicio de gas licuado para autosSociedad Tecnología 

Llega a San Juan la primera estación de servicio de gas licuado para autos

Nuevo combustible líquido


Edición impresa

Será un poco más caro que su competidor, el GNC, pero permite mayor autonomía en los vehículos.

Por ahora será un surtidor único que funcionará junto a una estación de servicio en la zona del Acceso Este, en Santa Lucía, a metros de la planta de verificación técnica, aunque todavía no hay vehículos en la provincia que lo usen. Se trata del Gas Licuado de Petróleo Automotor (GLPA), un combustible líquido que llega para competir con el Gas Natural Comprimido (GNC). La intención de SIFER Gas SA, una empresa de capitales nacionales que lo explota, es abrir la boca de expendio en dos meses, cuando terminen de conseguir las últimas autorizaciones.


El costo del equipo es muy similar entre ambas opciones (ver infografía) y el precio del litro del GLPA es superior al del GNC, alrededor de 21 pesos en el primer caso y de 18,90 pesos en el segundo, pero la ventaja está en la autonomía. Mientras que con un tubo de 14 m3 de GNC se pueden andar unos 200 kilómetros, con un cilindro de 34 m3 de GLPA, que es más chico y liviano e incluso puede ocupar el espacio de la rueda de auxilio en el baúl, se pueden andar hasta unos 350 kilómetros. Claro que también es mucho más económico que el litro de Nafta Súper, que con la última suba asciende a alrededor de 44 pesos. 


Sifer SA, la primera empresa que explota este tipo de combustibles en el país, ya tiene expendedoras en Chaco, Corrientes y Formosa, provincias que hasta ahora no cuentan con tendido del gas, y por eso San Juan será la primera en que habrá una competencia directa, dijo Raúl Persoglia, un chaqueño que es presidente de la empresa, que tiene 14 años en el rubro.

“Lo de San Juan es una experiencia para ver cómo funciona el sistema. También estamos haciendo contactos con talleres especializados para la instalación de los equipos”, dijo el empresario. Por la distancia con las provincias en las que ya funcionan estaciones de servicio con este tipo de combustibles, la intención de Persoglia es tercerizar la explotación, con un sistema similar al de las franquicias. “No vamos a tener talleres propios, serán tercerizados y estamos buscando interesados que instalen los equipos. La idea es que el gas licuado funcione como una opción más en las estaciones de servicio tradicionales”, sostuvo.


Los vehículos que pueden usar el GLPA son los nafteros, con carburador, que son los más antiguos, y también hay equipos de quinta generación de inyección vaporizada para movilidades a inyección electrónica. También existen equipos de inyección líquida, para vehículos que se usan en zonas de muy baja temperatura, según explicó Persoglia.


En cuanto al tipo de tanques que se utilizan, está la opción de uno de hasta 85 litros, por ejemplo para una camioneta, con el que se puede obtener una autonomía superior a los 700 kilómetros. En cambio, el tanque toroidal es recomendado para quienes valoran el espacio del baúl (ejemplo los taxis). Este es similar en formato a una rueda, se coloca en el lugar de la rueda de auxilio con capacidad máxima de 40 litros. En la actualidad es el más usado.


Fortalezas referente a otros combustibles alternativos. El tanque es relativamente liviano, 26 kg aproximadamente, dependiendo el tamaño. Además, los equipos cuentan con sistemas de seguridad muy altos, lo que hace que se minimice la posibilidad de accidentes.


El transporte

  • El GLPA o gas licuado del petróleo es una mezcla de propano y butano comprimido hasta tal punto que se vuelve un líquido. Hará falta traerlo en camiones tanque espacialmente adaptados.

Podría interesarte