Por la campaña, el grueso del tarifazo de gas caerá sobre el próximo gobiernoEconomía 

Por la campaña, el grueso del tarifazo de gas caerá sobre el próximo gobierno

Tal como adelantó BAE Negocios, el tarifazo del gas que regirá desde 1° de abril será del 29%. Sin embargo, el Ejecutivo diseñó un esquema de aplicación con la mira puesta en la campaña electoral que demandará una ampliación de los subsidios de $4.500 millones. Según confirmaron ayer fuentes de la Secretaría de Energía, el Estado financiará un escalonamiento de la suba en tres cuotas y un aplanamiento de la facturas. Así, el grueso del incremento, y su consecuente costo político, recaerá en el próximo Gobierno.

Pese a que el aumento será escalonado, las empresas lo cobrarán completo desde el próximo mes. La diferencia entre lo que paguen los usuarios residenciales y lo que perciban las gasíferas ($2.000 millones) será cubierto con las arcas públicas.

El aumento será en tres cuotas y la suba de los meses de invierno se pagará desde diciembre

En concreto, las boletas de abril para los usuarios residenciales tendrán un alza del 10%. En mayo, con el segundo tramo de 9,1%, acumularán 20%. El tercer tramo, de 7,5%, llegará en junio, pero ese mismo mes comenzará a regir el “diferimiento”: un “descuento” del 22% sobre las facturas del invierno, que hará que los hogares paguen la misma tarifa que abonaban hasta marzo durante cuatro meses. Las familias cargarán con el monto descontado en cuatro pagos entre diciembre y marzo. En ese entonces, ya regirá el próximo tarifazo, que el Gobierno evalúa posponer de octubre, como establece la normativa, hasta diciembre, tal como hizo en 2017, para evitar que el golpe a los bolsillos coincida con el momento más álgido de la campaña.

Recién con las tarifas de octubre, que se pagarán en noviembre, los usuarios deberán afrontar el aumento completo del 29%, cuando el pico de consumo haya pasado.

El costo financiero del aplanamiento tarifario (los intereses por las deudas que deberán contraer las distribuidoras para sustentarlo) será de $2.500 millones y también será absorbido por el Estado. En total, el costo fiscal del escalonamiento y del diferimiento será de $4.500 millones, que equivale al 1% del ajuste nominal previsto en el Presupuesto de cara al déficit 0%.

Las fuentes oficiales no precisaron cómo se cubrirá esa ampliación de los subsidios aunque aseguraron que “Hacienda está analizando distintas alternativas”.

El nuevo tarifazo impacta sobre un servicio que, según cálculos de la Undav, ya había acumulado un alza de 1.752% entre diciembre de 2015 y marzo de 2019. Así, Cambiemos terminará su mandato un aumento del gas del 2.289%.

Podría interesarte