Las reformas en la F1 para 2021 no serán tan profundasDeportes 

Las reformas en la F1 para 2021 no serán tan profundas

El primer día de la cumbre de la Fórmula 1, en la que las diez escuderías, la compañía Liberty Media (dueña de la categoría) y la Federación Internacional del Automóvil (FIA) deberán pactar las reformas técnicas y financieras para la temporada 2021, confirmó dos impresiones previas. Por un lado, que la F 1 logrará firmar un acuerdo con los equipos antes de la fecha límite (30 de junio); por el otro, que las reformas que impulsa para recortar el poder de Ferrari, Mercedes y Red Bull no serán tan radicales.

Mirá también

Las conclusiones pueden inferirse de las declaraciones del CEO de la F 1, Chase Carey, quien le dijo a la cadena inglesa Sky Sports que “las reformas tienen gran apoyo de los equipos, aunque siempre tendremos puntos de vista encontrados a la hora de cerrar detalles con diez equipos diferentes”.

Chase Carey, el titular de Liberty Media y de la Fórmula 1

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

El gran derrotado de la jornada fue el director deportivo de la F 1, Ross Brawn, principal impulsor del emparejamiento de la categoría.

“Quizá eran algo ambiciosos los cambios que pretendía”, le afirmó el ingeniero a la revista inglesa Autosport. Sucede que para que los motores sean “más baratos, sencillos y con más ruido” como Brawn quiere, se requiere una fuerte inversión que los cuatro proveedores de la F1 -Ferrari, Mercedes, Renault y Williams- no están dispuestos a hacer.

Ross Brawn impulsa el emparejamiento de la categoría, pero le será difícil sumar a las grandes escuderías.

Brawn incluyó en su cálculo la aparición de nuevos constructores interesados en sumarse a la categoría, pero eso no sucedió. “Tenemos cuatro proveedores establecidos en la F 1. Hay empresas interesadas en fabricar motores, pero no estaban tan comprometidas y por eso consolidaremos lo que tenemos. No queremos perder constructores y complicar a los equipos”, añadió.

Otra de las certezas del día fue el cambio respecto a la política de los combustibles. Desde la irrupción de los motores híbridos V6 turbo la combustión se convirtió en un diferencial en las carreras al punto de que se estima que el 20 por ciento de las mejoras de velocidad que año a año logra Ferrari se deben a los avances tecnológicos de Shell. Es justamente en la persecución de una mejor combustión que los equipos suelen combinar combustible con aceite.

“El reglamento establece que el único combustible que se puede quemar es la nafta y que el aceite debe ser solo un lubricante”, le puntualizó al sitio web estadounidense Motorsport el director de monoplazas para la FIA, Nikolas Tombazis. De allí que a partir de la próxima temporada el aceite habilitado bajará de 0,6 a 0,3 litros cada 100 kilómetros.

Nikolas Tombazis, quien supo ser directivo de Ferrari, hoy es dirigente de la FIA. EFE.

Fuera de esas definiciones iniciales el punto más caliente de las reuniones aún está por llegar. Liberty Media y las escuderías menores buscarán impulsar el tope de gasto por temporada, algo que no quieren las súper estructuras de la F1.

MR.

Podría interesarte