Una crucial reunión puede cambiar el presente de la Fórmula 1Deportes 

Una crucial reunión puede cambiar el presente de la Fórmula 1

Londres recibirá esta martes a la cúpula de la Fórmula 1 para una reunión que puede cambiar la historia de la máxima categoría del automovilismo. Sucede que desde hace más de un año, los equipos más pequeños presionan a la compañía Liberty Media, propietaria de la F1, para que se implemente un límite presupuestario que achique las distancias entre las diferentes escuderías. Y además se discutirá un nuevo modelo de distribución de ingresos entre los equipos. 

En 2018, McLaren, Renault y Williams, equipos históricos que hoy no pasan por su mejor momento, llevaron la voz cantante en las discusiones. Pero no son los equipos medianos los únicos interesados en reducir el poder de los gigantes Ferrari, Mercedes y Red Bull. La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y los propios directivos de la F1 también quieren una competencia más pareja.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

El tema es tan importante que McLaren, el segundo equipo más antiguo de la Fórmula 1, evalúa dar de baja su escudería. “Si no hay cambios, McLaren analizará su futuro en la Fórmula 1”, le puntualizó el CEO de la compañía británica, Zak Brown, a The Guardian.

“Muchos piensan que esto es una táctica de negociación, pero debemos ser fiscalmente responsables. Queremos ser un equipo competitivo. Si las nuevas reglas no nos permiten ser sustentables y competir, tendremos que estudiar si seguimos en la categoría”, comentó Brown.

Zak Brown avisó que McLaren se irá de la F1 si no hay reformas.

“Todos los equipos tienen diferentes prioridades y estamos tratando de encontrar un camino. Veo progreso en ese sentido”, señaló meses atrás Ross Brawn, director deportivo de Liberty Media y de la F1. Con él coincidió el presidente de la FIA, Jean Todt, quien consideró: “Deberíamos estar en posición de pactar un paquete global de reformas”. Y Chace Carey, CEO de la Fórmula 1, también es optimista en relación a un potencial acuerdo.

Brawn, uno de los hombres que más a fondo conoce la categoría, pues ha sido ejecutivo de Ferrari, Mercedes, Williams y Benetton, encabezó el equipo técnico que prepara el paquete de reformas para la Fórmula 1.

Mirá también

Las principales modificaciones que le presentará Liberty Media a las escuderías serán: un tope de gasto, a partir de la temporada 2021, de 200 millones de dólares, que bajará a 150 millones para 2022; una mejora en la distribución de las ganancias en la categoría, ya que Sauber, el equipo que menos recibe, apenas percibe el 27% de lo que la F1 le paga a Ferrari; y la regulación de la compra de piezas entre escuderías.

En este último sentido, McLaren, Renault y Williams, constructores de sus propios autos, están muy preocupados con el crecimiento de Haas y de Toro Rosso, equipos cuyos autos están fabricados prácticamente al 100% con partes compradas de los monoplazas de Ferrari y Red Bull de la temporada anterior.

Mirá también

Otros ejes de las reformas serán modificaciones técnicas para que los autos no pierdan potencia al acercarse, y mejoras aerodinámicas y visuales en los chasis para que sean cada vez más atractivos a la vista.

La F1 es el cielo de los deportes a motor y los autos deben verse sensacionales. Queremos autos mejores que los de un videojuego. Queremos coches que los niños quieran tener colgados en su habitación“, enfatizó Brawn.

Ross Brawn quiere cambios para mejorar la competitividad en la F1.

¿Por qué hay tanto nerviosismo en torno a esta reunión si se está cerca de llegar a un acuerdo? Porque según estipula el Código Deportivo de la FIA, la Fórmula 1 tiene hasta el 30 de junio para presentar los cambios de reglamento si pretende que entren en vigencia desde el 1° de enero de 2020. Pasado ese lapso, habría que esperar un año más para la nueva regulación, algo peligroso en vistas de que McLaren ya amenazó con irse.

Si en Londres no se llega a un acuerdo con las diez escuderías de la Fórmula 1, será difícil para Casey poder encontrar otro hueco en el calendario para reunir a todos los directores de los equipos fuera de un Gran Premio, lo que pondrá en gran riesgo a las reformas.

Podría interesarte