Por qué en la Justicia desconfían sobre la validez del certificado médico de Florencia KirchnerPolítica 

Por qué en la Justicia desconfían sobre la validez del certificado médico de Florencia Kirchner

Pese a que el “principal diagnóstico” de los problemas de salud que padece la hija de la ex presidente Cristina Kirchner es el de un “estrés postraumático”, según el certificado médico presentado por su abogado defensor ante la Justicia, el mismo no está firmado por psiquiatra alguno, según advirtieron a Clarín fuentes judiciales.

Mirá también

Por ello, entre otras dudas, es que uno de los tribunales orales que deberá juzgarla por presuntos actos de corrupción fue que pidió la intervención del Cuerpo Médico Forense dependiente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, según explicaron las fuentes.

Mirá también

“Diagnóstico principal (definitivo): trastorno de estrés postraumático”, dice la historia clínica del tratamiento que recibe Florencia Kirchner en el Centro de Investigaciones Médicas Quirúrgicas (CIMEQ) de la capital cubana, La Habana, de acuerdo con lo subido el jueves a su cuenta en la red social Twitter por la ex presidenta y que el abogado Carlos Alberto Beraldi entregó el viernes en los tribunales orales en lo criminal federal 5 y 8, donde están radicadas las causas en las que su hija está procesada, conocidas como Los Sauces y Hotesur, respectivamente.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

La hija de la ex presidenta notificó a ambos tribunales que su tratamiento requerirá de 45 días más de estadía en Cuba, por lo que el presidente del TOCF5, Daniel Obligado, pidió la intervención del Cuerpo Médico Forense para que esclarezca a los jueces sobre el cuadro descripto en el certificado médico entregado por la defensa de la hija de la ex presidenta, sus alcances y la posibilidad de que pueda viajar y ser tratada en el país, entre otras cuestiones, según dijeron fuentes judiciales.

Algo similar podría llegar a resolver el TOCF8, que analizará el tema el lunes, según explicaron las fuentes. Florencia Kirchner, de 28 años, no tiene prohibida la salida del país pero ya había notificado a la Justicia de un primer viaje que había hecho a Cuba a fines del año pasado para recibir un premio cinematográfico y de este último que en principio concluía el fin de semana pasado pero que se extendió por sus problemas de salud y que incluso motivaron la visita que le hizo su madre para acompañarla.

En la primera extensión del viaje, la defensa de la hija de la ex presidenta había aducido que sufría de un “linfedema”, esto es un problema linfático que genera la hinchazón de las piernas y la contraindicación de pasar varias horas sentada en un avión. Así explicó que era desaconsejable, para los médicos, regresar con ese cuadro a la Argentina. Clarín había revelado ese diagnóstico esgrimido ante la Justicia. Sin embargo, en su último posteo en Twitter la ex presidenta habló de “mentiras y falsedades publicadas en los medios en los últimos días” sobre la salud de su hija.

Lo cierto es que el linfedema figura, aunque ahora en el último lugar, de los “otros diagnósticos” incorporados en el certificado médico difundido por Cristina Fernández y entregado a la Justicia el viernes. Allí dice: “linfedema ligero de miembros inferiores de etiología no precisada”. La “etiología no precisada” significa que se desconoce el origen o la causa del linfedema.

Los “otros diagnósticos” reseñados en el informe médico son un “síndrome purpúrico en estudio”, una “polineuropatía sensitiva desmielinizante”, también de “etiología desconocida”, una “amenorrea en estudio” y un “bajo peso corporal”.

Fuentes médicas consultadas por este diario dijeron creer que el principal problema de la hija de la ex presidenta pareciera ser un “trastorno en la alimentación”. Los dos médicos que firmaron el certificado justamente son especialistas en ese tipo de problema, según un simple rastreo por archivos de la web en donde se consigna su participación en congresos sobre nutrición.

El “síndrome purpúrico” es la aparición de manchas de color rojo en la piel que puede obedecer a varios motivos. La “polineuropatía desmielinizante” es un trastorno neurológico que provoca alteraciones de la función sensorial en piernas y brazos. Y la amenorrea es la ausencia de menstruación. Pero el “diagnóstico principal” del informe arrimado a la Justicia es el “estrés postraumático”, que no define a qué trauma obedece.

Al anunciar su sorpresivo viaje a Cuba, una semana atrás, la ex presidenta había atribuido el estrés de su hija a lo que calificó de “una persecución judicial” por las causas penales en las que está involucrada a raíz de su participación en las sociedades que administraban propiedades familiares y sospechadas de haber sido utilizadas para el cobro de presuntos “retornos” de actos de corrupción.

Los dos médicos que firmaron la historia clínica entregada a la Justicia son Roberto Castellanos Gutiérrez, director del centro en el que es tratada Florencia Kirchner, y Charles Hall Smith, “especialista en 2do. grado en medicina interna”, de acuerdo con el informe recibido en Tribunales.

Si bien a los jueces les llamó la atención la falta de la firma de un médico psiquiatra, las fuentes consultadas por este diario dijeron que no necesariamente de requiere de un especialista de esa rama para diagnosticar un “estrés postraumático” como el mencionado y que éste puede ser detectado por un médico clínico.

Las fuentes coincidieron en que el informe es muy “escueto” y que no da mayores pistas sobre el origen de los problemas de salud de la hija de la ex presidenta. “Si a mí me la derivan con esta historia clínica no me alcanza para saber de qué se trata”, dijo uno de los doctores consultados para esta nota.

Los juicios orales por las llamadas causas Los Sauces y Hotesur todavía no tienen fecha de inicio fijada, pero la ex presidenta ya tiene pautado presentarse el 21 de mayo ante el TOCF2 para el inicio de la audiencia por el presunto direccionamiento de la concesión de obra pública vial en la provincia de Santa Cruz a las empresas del detenido Lázaro Báez. Como todo acusado, Cristina Fernández deberá estar presente el primer día para escuchar de qué se la acusa y en los siguientes para ejercer o no su derecho a declarar en indagatoria.

Podría interesarte