Les usurparon la casa, golpearon a la niñera y tiraron a su beba a la veredaSociedad Tecnología 

Les usurparon la casa, golpearon a la niñera y tiraron a su beba a la vereda

Buenos Aires

Tres delincuentes entraron a la fuerza en la vivienda de una familia. Entre ellos, reconocieron a la exdueña de la propiedad.

Tres delincuentes usurparon una casa de San Martín tras forzar la reja de entrada y atacar a una niñera que estaba cuidando a una beba de un año. “A mi nena la tiraron a la vereda y después se quedaron adentro”, contó la dueña de la vivienda, Erika Francescon.

Ocurrió el viernes pasado cercas de las 17. Erika fue a buscar a la escuela a su otro hijo de 5 años cuando recibió un llamado de la niñera: “Me dijo que había gente en la casa y que la arrastraron por el piso para sacarla de la casa”, contó la mujer a TN.

“Cuando la echaron de la casa, ella le pidió por favor buscar a la beba que estaba durmiendo en el piso de arriba. En principio, los okupas se negaron y después una de las mujeres fue a buscarla a su habitación y la tiró a la vereda”, agregó Erika.

Y detalló que en el grupo de okupas logró reconocer a la exdueña de la casa: “Ella era la propietaria hasta que se definió un remate del inmueble en 2014, y en 2016 la adquirimos. No hay ninguna duda de la situación legal del inmueble”.

“Entiendo la desesperación de quedarse sin casa, pero claramente nosotros no tenemos nada que ver”, aseguró.

Hicieron dos veces la denuncia y esperaron la decisión del fiscal de la UFI 1 de San Martín Fabricio Iovine. “Por cuestiones de turnos en la fiscalía se demoraron unas horas, pero de todos modos en el frente de la vivienda siempre hubo un móvil para que no entrara más gente o no sacaran nuestras cosas”, contó la mujer.

Y añadió: “Fue un momento horrible, pero necesitábamos hacer las cosas bien. Para mí es muy importante el modo en el que uno hace las cosas. No solo es decir ‘ te sacó de la casa’, sino que también es cómo lo hago. No teníamos ningún miedo de lo que iba a hacer el juez”.

Erika y su pareja esperaron la intervención judicial pero no quería irse del lugar dejando a los usurpadores adentro de la casa, por lo que se quedaron en una camioneta que estaba estacionada frente a la vivienda.

“Yo no tengo familia acá porque soy italiana, mi compañero tampoco porque es del interior. Entonces, no teníamos a donde ir. Si bien podríamos ir a un hotel, estábamos tan preocupados que nos quedamos en la vereda”, relató.

Finalmente, el sábado a la tarde los atacantes se fueron “de manera voluntaria” minutos antes de llegara la orden de desalojo del juez Schiavino, del Juzgado de Garantías Nro 5 de Tribunales de San Martín. Los delincuentes quedaron detenidos en la comisaría 6 de la ciudad.

Podría interesarte